Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca y Nue­va Ma­yo­ría

La sa­li­da de RD de­ja en­tre­ver ten­sio­nes no re­suel­tas den­tro de la coa­li­ción de Go­bierno.

Pulso - - Opinion -

TRAS ME­SES de cues­tio­na­mien­tos, el lu­nes 23 mi­li­tan­tes fun­da­do­res de Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca (RD) re­nun­cia­ron al Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, don­de ejer­cían la­bo­res co­mo ase­so­res des­de 2014. La jus­ti­fi­ca­ción es­gri­mi­da por es­ta di­si­den­cia se sus­ten­ta en que, tras con­se­guir las fir­mas pa­ra con­for­mar­se co­mo par­ti­do po­lí­ti­co, Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca com­pe­ti­rá de lleno en las pró­xi­mas elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y pos­te­rio­res par­la­men­ta­rias, bus­can­do ade­más con­for­mar un nue­vo re­fe­ren­te po­lí­ti­co de iz­quier­da que po­dría com­pe­tir con­tra la Nue­va Ma­yo­ría. Pe­ro, fue­ra de los mo­ti­vos elec­to­ra­les, es­tas re­nun­cias se dan en me­dio de las crí­ti­cas que ha re­ci­bi­do el Go­bierno res­pec­to de la po­ca cla­ri­dad en la agen­da edu­ca­cio­nal, el mis­mo es­ce­na­rio que ha mo­ti­va­do, ade­más, ma­si­vas y tam­bién vio­len­tas pro­tes­tas es­tu­dian­ti­les en las ca­lles. No pa­re­ce opor­tuno cri­ti­car la sa­li­da de Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca de la Nue­va Ma­yo­ría, to­da vez que cual­quier coa­li­ción de go­bierno o alian­za elec­to­ral per­mi­te, por de­fi­ni­ción, el li­bre mo­vi­mien­to de sus in­te­gran­tes. Lo que sí de­ja de ma­ni­fies­to es­te quie­bre es que, en efec­to, la Nue­va Ma­yo­ría no ha si­do ca­paz de aglu­ti­nar un idea­rio o pla­ta­for­ma co­mún y que el Go­bierno so­bre el cual se sus­ten­ta tam­po­co ha da­do di­rec­tri­ces cla­ras res­pec­to de su ho­ja de ru­ta pa­ra los dos años que vie­nen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.