De­ro­ga­ción de Ley Re­ser­va­da del Co­bre

Pulso - - Opinion - JAI­ME PILOWSKY GREENE

LAS AVENTURAS del ca­bo del Ejér­ci­to Juan Car­los Cruz, que apos­tó en un ca­sino ca­si $2.400 mi­llo­nes -re­cur­sos pro­ve­nien­tes de un frau­de a la Ley Re­ser­va­da del Co­bre- han pues­to de nue­vo en el cen­tro del de­ba­te la de­ro­ga­ción de es­te cuer­po le­gal. La nor­ma­ti­va es­ta­ble­ce que el 10% de las ventas del co­bre que rea­li­za Co­del­co al ex­tran­je­ro, pa­san a for­mar par­te de un fon­do pa­ra el fi­nan­cia­mien­to de lo que se de­no­mi­na “De­man­da es­tra­té­gi­ca” y “Man­te­ni­mien­to del po­ten­cial bé­li­co” de las tres ins­ti­tu­cio­nes de la De­fen­sa Na­cio­nal. En los úl­ti­mos años se han pre­sen­ta­do dos pro­yec­tos que ter­mi­na­ron sien­do un “sa­lu­do a la ban­de­ra”. En sep­tiem­bre de 2009, la Pre­si­den­ta Ba­che­let pre­sen­tó una ini­cia­ti­va que no avan­zó en su primer trá­mi­te. En 2011, el Presidente Pi­ñe­ra re­mi­tió otra pro­pues­ta que fue vo­ta­da fa­vo­ra­ble­men­te en la Cámara de Dipu­tados en ju­nio de 2012. La­men­ta­ble­men­te, el Go­bierno pa­re­ció sa­tis­fe­cho con esa apro­ba­ción y de­jó que pa­sa­ran 20 meses en el Se­na­do, sin pro­mo­ver ni ace­le­rar su dis­cu­sión. Es­te pro­yec­to es­ta­ble­ce un sis­te­ma de fi­nan­cia­mien­to con un pre­su­pues­to plu­ri­anual (cua­tro años) apro­ba­do por el Congreso, ade­más de un “pi­so mí­ni­mo”, un Fon­do de Con­tin­gen­cia Es­tra­té­gi­co y los de­bi­dos con­tro­les del Se­na­do y la Cámara de Dipu­tados; to­do lo an­te­rior, den­tro de una Es­tra­te­gia Na­cio­nal de Seguridad y De­fen­sa a do­ce años pla­zo. El com­pro­mi­so de la Pre­si­den­ta Ba­che­let es pre­sen­tar una in­di­ca­ción sus­ti­tu­ti­va en el Se­na­do. Otras prio­ri­da­des, fal­ta de con­vic­ción en lo plu­ri­anual, di­fi­cul­tad de lo­grar con­sen­so en al­gu­nas ma­te­rias o, sim­ple­men­te, al­go de co­mo­di­dad, son los mo­ti­vos por los cua­les el Go­bierno no ha avan­za­do. Que­dan me­nos de dos años pa­ra que el Go­bierno pue­da cum­plir. Pa­ra ello, se de­be re­ini­ciar la tra­mi­ta­ción del pro­yec­to y apro­bar una le­gis­la­ción que li­be­re de la “in­ter­dic­ción” al Congreso en la apro­ba­ción de los re­cur­sos, to­do ello con sis­te­mas de su­per­vi­sión que re­duz­can las pro­ba­bi­li­da­des de irre­gu­la­ri­da­des. No po­de­mos que­dar­nos con un ter­cer “sa­lu­do a la ban­de­ra”.

El au­tor es dipu­tado de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.