Al­ber­to Chang con­tra­ta a ex fis­cal pa­ra re­es­truc­tu­rar su de­fen­sa en el ca­so Ar­cano

Se tra­ta del ex abo­ga­do del SII Rodrigo Ma­te­lu­na. Es­to tras la re­nun­cia de Jo­sé Hinz­pe­ter y Car­los Cas­tro por di­fe­ren­cias con Chang. Ex fis­cal re­cha­zó asu­mir la de­fen­sa.

Pulso - - Empresas & Mercados - LEO­NAR­DO CÁRDENAS

—El ca­so Ar­cano es­tá al ro­jo. Ayer, por di­fe­ren­cias en la es­tra­te­gia le­gal, se con­cre­tó la re­nun­cia de Car­los Cas­tro y Jo­sé Hinz­pe­ter a la de­fen­sa pe­nal y ad­mi­nis­tra­ti­va de Al­ber­to Chang Ra­jii, em­pre­sa­rio in­ves­ti­ga­do por los de­li­tos de la­va­do de ac­ti­vos, es­ta­fa y vul­ne­ra­ción a la Ley de Ban­cos, y quien pe­se la gra­ve­dad de los car­gos impu­tados por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co aún no arri­ba al país y per­ma­ne­ce en la is­la de Mal­ta.

Pre­vio a ello, el pro­pio Al­ber­to Chang con­tac­tó, vía te­le­fó­ni­ca, a Rodrigo Ma­te­lu­na, ex fis­cal del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y ex abo­ga­do del Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos (SII), con el ob­je­ti­vo de que lo apo­ya­se en la rees­truc­tu­ra­ción de su es­tra­te­gia, pues sen­tía que las con­fian­zas es­ta­ban da­ña­das.

La pri­me­ra ta­rea que le en­car­gó a Ma­te­lu­na fue re­vo­car los am­plios man­da­tos que en­tre­ga­ra el em­pre­sa­rio a Mi­guel y Jo­sé Hinz­pe­ter pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción de su pa­tri­mo­nio y su de­fen­sa.

Así, Ma­te­lu­na que­dó co­mo ti­tu­lar del po­der, aun­que ayer, un día des­pués de asu­mir, re­nun­ció a ellos me­dian­te una es­cri­tu­ra pú­bli­ca.

Al ter­mi­nar es­ta ges­tión, el Al­ber­to Chang.

ex fis­cal Ma­te­lu­na op­tó por no asu­mir la de­fen­sa le­gal ni tam­po­co la re­pre­sen­ta­ción, pues los po­de­res que­da­ron en ma­nos de la ma­dre del em­pre­sa­rio: Verónica Ra­jii Krebs, quien ac­tual­men­te per­ma­ne­ce de­te­ni­da.

Rodrigo Ma­te­lu­na, es de­cri­to por sus pa­res co­mo un abo­ga­do li­ti­gan­te de jui­cios pe­na­les y ex­per­to en ma­te­rias tri­bu­ta­rias.

Pe­se a las dis­cre­pan­cias con Al­ber­to Chang, Car­los Cas­tro Via­je a Mal­ta Jorge Bo­fill in­clu­so via­jó a Mal­ta a re­unir­se con Chang. Pe­se a ello, de­cli­nó re­pre­sen­tar­lo. op­tó por con­ti­nuar con la re­pre­sen­ta­ción le­gal de la ma­dre de Chang. El em­pre­sa­rio, en tan­to, si­gue bus­can­do un abo­ga­dos lue­go que Bo­fill Es­co­bar tam­bién re­cha­za­ra re­pre­sen­tar­lo.

RE­CHA­ZO. El mar­tes, en tan­to, la ma­gis­tra­da Ma­ría Ca­ro­li­na Herrera del Cuar­to Juz­ga­do de Ga­ran­tía re­cha­zó las me­di­das cau­te­la­res que so­li­ci­ta­ran que­re­llan­tes en con­tra de Al­ber­to Chang.

Los que­re­llan­tes Eduar­do Pi- cand y Rodrigo Ríos pi­die­ron al tribunal que se de­cre­ta­se una or­den pa­ra lo­grar la re­ten­ción de di­ne­ros de­po­si­ta­dos por Chang en cuen­tas de Es­ta­dos Uni­dos, Lu­xem­bur­go, Reino Uni­do, Ir­lan­da, Is­las Vír­ge­nes Bri­tá­ni­cas, Mal­ta y Sin­ga­pur. Es­to, ade­más de de­cre­tar la prohi­bi­ción de ce­le­brar ac­tos y con­tra­tos so­bre in­mue­bles ubi­ca­dos en Es­ta­dos Uni­dos e Is­la Mosquitos, in­vo­can­do nor­mas de la ley 19.913, ley 20.000, Con­ve­nio Europeo so­bre Asis­ten­cia Mu­tua en ma­te­ria pe­nal y Con­ven­ción In­te­ra­me­ri­ca­na so­bre asis­ten­cia mu­tua en ma­te­ria pe­nal, en­tre otras nor­mas vi­gen­tes.

“La so­li­ci­tud de me­di­das cau­te­la­res reales pe­di­das por la víc­ti­ma tie­nen ob­je­tos dis­tin­tos de los se­ña­la­dos en los Con­ve­nios de Asis­ten­cia Mu­tua Internacional, des­de que ase­gu­ran las re­sul­tas del jui­cio, en ma­te­ria ci­vil, pa­ra el ca­so de una sen­ten­cia con­de­na­to­ria, no sien­do pro­ce­den­tes, pa­ra el ca­so que de­ben efec­tuar­se en el ex­tran­je­ro, en el mar­co de la coope­ra­ción internacional”, sos­tie­ne la re­so­lu­ción del tribunal. La es­tra­te­gia que te­nían los aho­ra ex abo­ga­dos de Chang era for­zar un con­flic­to di­plo­má­ti­co en­tre Chi­le y Mal­ta que man­tu­vie­ra el sta­tus quo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.