Es­ca­sez de ta­len­tos, prin­ci­pal ba­rre­ra en el sec­tor agrí­co­la

La em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se Kin­can­non & Reed, head­hun­ter de­di­ca­da al sec­tor agroa­li­men­ta­rio, lle­gó a Chi­le en bús­que­da de nue­vos ta­len­tos que cuen­ten con ha­bi­li­da­des téc­ni­cas de es­pe­cia­li­za­ción, ca­ren­cia de los pro­fe­sio­na­les.

Pulso - - Empresas&Mercados - Un re­por­ta­je de SO­FÍA ERRÁZURIZ

Si bien du­ran­te el año 2015 el sec­tor sil­vo- agro­pe­cua­rio chi­leno al­can­zó un cre­ci­mien­to de 5,6% y fue el se­gun­do sec­tor del país -des­pués de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes que lo­gró un 7,8%que más cre­ció en re­la­ción al PIB - du­pli­cán­do­lo- aún hay pro­ble­má­ti­cas por re­sol­ver que plan­tean nue­vos desafíos pa­ra se­guir ca­mi­nan­do en esa di­rec­ción.

Aun­que el sec­tor es­té ex­pe­ri­men­tan­do un cre­ci­mien­to ace­le­ra­do, ac­tual­men­te no hay su­fi­cien­tes pro­fe­sio­na­les ca­pa­ces de afron­tar los desafíos que es­to pro­po­ne, tan­to en Chi­le co­mo en el ex­te­rior.

“El cre­ci­mien­to y la com­pe­ten­cia glo­bal es­tán ge­ne­ran­do una am­plia es­ca­sez de ta­len­to en Amé­ri­ca la­ti­na. Ade­más, la de­fi­ni­ción de ta­len­to y lo que se re­quie­re pa­ra te­ner éxi­to es­tán cam­bian­do an­te nues­tros ojos”, ase­gu­ra Da­vid Tur­ner, ma­na­ging part­ner de la mul­ti­na­cio­nal head­hun­ter agrí­co­la Kin­can­non & Reed en Amé­ri­ca La­ti­na.

Un cre­ci­mien­to que ade­más va acom­pa­ña­do de fuer­tes cam­bios en el mun­do de la agri­cul­tu­ra, mar­ca­do por una ma­yor de­man­da y es­ca­sez de agua.

Se­gún da­tos de Ra­bo­bank, la de- man­da glo­bal por com­mo­di­ties agrí­co­las es­tá cre­cien­do ca­da vez más de­bi­do al au­men­to en la po­bla­ción mun­dial, cu­yas pro­yec­cio­nes pa­ra el 2050 es al­can­zar los 9 mil mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, con lo que la de­man­da de co­mi­da se­ría un 60% más al­to que la ac­tua­li­dad.

“Pa­ra su­plir es­ta ne­ce­si­dad de ali­men­ta­ción hay que ha­cer tam­bién to­do un desa­rro­llo de dis­tin­tas pro­fe­sio­nes, co­mo ro­bó­ti­ca, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y bio­tec­no­lo­gía. Hoy las dis­ci­pli­nas en el sec­tor sil­voa­gro­pe­cua­rio no só­lo es­tán re­la­cio­na­das a la in­ge­nie­ría Agro­nó­mi­ca, sino que tam­bién a nue­vos di­le­mas del mun­do ac­tual que es­tán cues­tio­nan­do la for­ma de ha­cer las co­sas y que tie­nen que ver con có­mo ali­men­tar al mun­do con me­nos re­cur­sos y ser más pro­duc­ti­vos con me­nos agua y su­per­fi­cie. Se van a ne­ce­si­tar eje­cu­ti­vos que es­tén co­nec­ta­dos y aún te­ne­mos el desafío de en­can­tar a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes pa­ra ha­cer el desa­rro­llo de ta­len­tos que ne­ce­si­ta el sec­tor”, re­cal­ca Juan Pa­blo Buc, fun­da­dor de Exact­ta Agrohead­hun­ter.

Se­gún los ex­per­tos, en Chi­le fal­tan pro­fe­sio­na­les que cuen­ten con las ha­bi­li­da­des téc­ni­cas de es­pe­cia­li­za­ción, un co­no­ci­mien­to al­to de in­glés y que es­tén dis­pues­tos a via­jar fue­ra del país pa­ra tra­ba­jar de ma­ne­ra de po­der com­pe­tir y al­can­zar los nue­vos desafíos que se vie­nen en el sec­tor agroa­li­men­ta­rio mun­dial.

“En ge­ne­ral, a las per­so­nas no les gus­ta tra­ba­jar en el área agrí­co­la, sino que pre­fie­ren ir­se a una em­pre­sa fi­nan­cie­ra o del re­tail en San­tia­go. Por lo mis­mo, cues­ta en­con­trar pro­fe­sio­na­les que ten­gan las com­pe­ten­cias téc­ni­cas, co­mer­cia­les, ad­mi­nis­tra­ti­vas y de ges­tión pa­ra po­der rea­li­zar los car­gos que se es­tán bus­can­do. Es­ta es una pro­ble­má­ti­ca que de­be­mos re­ver­tir en un con­tex­to de cre­ci­mien­to”, en­fa­ti­za Buc.

La pro­fe­sio­na­li­za­ción con ta­len­to ex­te­rior en un mer­ca­do que es­tá ca­da vez más glo­ba­li­za­do de­be ser hoy el pi­lar en cual­quier em­pre­sa, con­cep­to que ya es­tá muy in­te­gra­do en las gran­des em­pre­sas que cuen­tan con un área de re­cur­sos hu­ma­nos pa­ra de­tec­tar los me­jo­res ta­len­tos, pe­ro no así en las pe­que-

El cre­ci­mien­to y la com­pe­ten­cia glo­bal es­tán ge­ne­ran­do una es­ca­sez de ta­len­to en el área agrí­co­la.

ñas y me­dia­nas em­pre­sas.

“Las me­dia­nas em­pre­sas son bas­tan­te con­ser­va­do­ras y tra­di­cio­na­les. Mu­chos de sus pro­ce­sos de con­tra­ta­ción son muy in­for­ma­les, se ba­san en re­fe­ren­cias y sue­len con­tra­tar a pa­rien­tes o co­no­ci­dos. Aho­ra si ellos quie­ren lo­grar to­mar los mer­ca­dos que se es­tán abrien­do, ten­drán que em­pe­zar a con­tra­tar a los me­jo­res ta­len­tos y pro­fe­sio­na­les pa­ra sus em­pre­sas”, re­cal­ca Buc.

El desafío por pro­fe­sio­na­li­zar el ne­go­cio es aún ma­yor pa­ra es­tos agri­cul­to­res tra­di­cio­na­les, por­que “una me­dia­na o pe­que­ña em­pre­sa es muy di­fí­cil que sea atrac­ti­va pa­ra una per­so­na que es­tu­dió en una bue­na uni­ver­si­dad In­ge­nie­ra Co­mer­cial, Ci­vil o Agro­no­mía y que tie­ne mu­chas opor­tu­ni­da­des pa­ra po­der desa­rro­llar pro­fe­sio­nal­men­te en em­pre­sas gran­des. Yo veo muy di­fí­cil que esas pe­que­ñas em­pre­sas sean atra­yen­tes, por­que es de di­fí­cil ex­pan­sión al re­que­rir mu­cho ca­pi­tal y la na­tu­ra­le­za de un agri­cul­tor tra­di­cio­nal es más bien muy con­ser­va­do­ra: man­tie­ne su ne­go­cio a un rit­mo de cre­ci­mien­to muy mo­de­ra­do y en ge­ne­ral, su ges­tión es más bien ope­ra­ti­va y no de desa­rro­llo”, re­cal­ca Juan Su­til, em­pre­sa­rio y pre­si­den­te de Em­pre­sas Su­til.

Fal­tan pro­fe­sio­na­les es­pe­cia­li­za­dos, con un co­no­ci­mien­to al­to de in­glés y dis­pues­tos a desa­rro­llar­se en el ex­te­rior.

Me­dia­nas y pe­que­ñas em­pre­sas de­ben pro­fe­sio­na­li­zar sus pro­ce­sos de con­tra­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.