Re­for­ma la­bo­ral, pe­ro otra

Pulso - - Portada - por Ja­vier Pin­to

APA­REN­TE­MEN­TE, el Go­bierno se­gui­rá el ca­mino de la re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal que le per­mi­ta avan­zar en la ti­tu­la­ri­dad sin­di­cal. Es­to, sin em­bar­go, es só­lo una ma­ne­ra de con­ten­tar a la di­ri­gen­cia de la CUT. Es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble que se lo­gre un cam­bio cons­ti­tu­cio­nal en es­ta ma­te­ria, no só­lo por la fal­ta de vo­tos en el Par­la­men­to, sino tam­bién por­que con bas­tan­te se­gu­ri­dad lo que que­da de es­te pe­río­do pre­si­den­cial se con­su­mi­rá en las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y en la ne­ce­si­dad de or­de­nar la coa­li­ción de iz­quier­da pa­ra en­fren­tar la elec­ción del pró­xi­mo Pre­si­den­te. En mi opi­nión, po­de­mos ser op­ti­mis­tas en que es­te pro­yec­to de re­for­ma la­bo­ral no se­rá im­ple­men­ta­do. Sin em­bar­go, es­to no quie­re de­cir que de­ba­mos ol­vi­dar­nos de la ne­ce­si­dad de re­for­mar. Pa­ra es­to creo que es im­por­tan­te com­pren­der que to­dos en Chi­le que­re­mos más y me­jo­res tra­ba­jos. En efec­to, es de sen­ti­do co­mún sos­te­ner que es desea­ble una me­jo­ra de las re­mu­ne­ra­cio­nes, de la se­gu­ri­dad la­bo­ral, de opor­tu­ni­da­des de desa­rro­llo, de una compatibilidad real en­tre el tra­ba­jo y la vi­da pri­va­da, et­cé­te­ra. Lo que se echa en fal­ta, sin em­bar­go, es la ne­ce­si­dad de com­pa­ti­bi­li­zar la ob­ten­ción de es­tos be­ne­fi­cios con un au­men­to sis­te­má­ti­co de la pro­duc­ti­vi­dad. Una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad pa­ra el em­pleo po­dría es­ta­ble­cer, por una par­te, cier­tos de­re­chos la­bo­ra­les bá­si­cos y, por otra, una se­rie de be­ne­fi­cios exi­gi­bles por to­dos los tra­ba­ja­do­res cuan­do cier­tas me­tas de pro­duc­ti­vi­dad ha­yan si­do al­can­za­das. Del mis­mo mo­do, se­ría in­tere­san­te plan­tear la ne­ce­si­dad de que las em­pre­sas, más que en­tre­gar be­ne­fi­cios, es­tén com­pro­me­ti­das con es­ta­ble­cer to­das las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra que sus mis­mos tra­ba­ja­do­res pue­dan ser más in­no­va­do­res, efi­cien­tes y efec­ti­vos. De es­te mo­do, y a di­fe­ren­cia del dis­cur­so de la CUT, así nos acer­ca­ría­mos a una re­la­ción de co­la­bo­ra­ción en­tre em­pre­sas y tra­ba­ja­do­res, y no se­gui­ría­mos avan­zan­do en el ca­mino de la con­fron­ta­ción y la ló­gi­ca de trin­che­ras que tan­to da­ño le ha he­cho a la con­vi­ven­cia na­cio­nal. Mu­chí­si­mos ejem­plos de es­to hay en el mun­do asiá­ti­co. Tal vez po­da­mos mi­rar con aten­ción el desa­rro­llo del em­pleo en paí­ses co­mo Ja­pón, Co­rea del Sur, Sin­ga­pur o Tai­wán, en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.