Barry Ei­chen­green: “Es­pe­ro que vea­mos un al­za sim­bó­li­ca de la ta­sa de in­te­rés de la Re­ser­va Fe­de­ral a finales de año”

—El eco­no­mis­ta di­ce no ser fa­ná­ti­co de las ta­sas ne­ga­ti­vas, que da­ñan már­ge­nes de in­te­rés ne­tos. —Cree que la vo­ta­ción por que UK si­ga en la UE ten­drá po­cos efec­tos y des­ta­ca que los ma­yo­res ries­gos pa­ra esa re­gión son los ban­cos dé­bi­les y la po­la­ri­za­ción

Pulso - - Portada - ECO­NO­MIS­TA Y PRO­FE­SOR UNI­VER­SI­DAD DE CA­LI­FOR­NIA, BER­KE­LEY

BARRY EI­CHEN­GREEN es el dé­ci­mo sex­to eco­no­mis­ta más ci­ta­do del mun­do, se­gún el ran­king de in­ves­ti­ga­ción de Ideas. El aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad de Ca­li­for­nia, Ber­ke­ley, es au­tor de va­rios li­bros, en­tre los que des­ta­ca “Gol­den Fet­ters: The Gold Stan­dard and the Great De­pres­sion” y más re­cien­te­men­te “Ca­pi­tal Flows and Cri­ses” y “Exor­bi­tant Pri­vi­le­ge: The Ri­se and Fall of the Do­llar”.

De ca­ra al se­gun­do se­mes­tre, el eco­no­mis­ta es­ta­dou­ni­den­se ha­bló con PULSO so­bre las pre­sio­nes que atra­vie­san los prin­ci­pa­les ban­cos cen­tra­les del mun­do y des­ta­có que la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos tie­ne el desafío de ajus­tar su po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria en un año elec­to­ral, por lo que es­pe­ra­ría un al­za sim­bó­li­ca ha­cia fi­nes de año. Pre­ci­sa­men­te la Fed ter­mi­na hoy su reunión de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria de dos días, en la cual el mer­ca­do apues­ta a que man­ten­ga la ta­sa, tal co­mo lo ha he­cho du­ran­te to­das las reunio­nes del año.

El eco­no­mis­ta tam­bién se re­fi­rió a la ame­na­za que plan­tea el re­fe­ren­do so­bre una even­tual sa­li­da de Reino Unido de la Unión Eu­ro­pea, que se rea­li­za­rá la pró­xi­ma se­ma­na. Des­car­tó a cor­to pla­zo un “crash” en la economía chi­na, ya que las au­to­ri­da­des es­ta­rían ayu­dan­do a los ban­cos con los cré­di­tos ne­ce­sa­rios y tam­bién se de­cla­ró en con­tra del uso de ta­sas ne­ga­ti­vas de par­te de los ban­cos cen­tra­les, ya que no ten­drían un efec­to po­si­ti­vo a me­diano pla­zo en los már­ge­nes de la ban­ca. — Ca­da uno de los tres ban­cos cen­tra­les es­tá en una si­tua­ción di­fe­ren- te. No ha­ce mu­cho sen­ti­do jun­tar­los, en mi vi­sión. La Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos es­tá lle­gan­do mo­des­ta­men­te por de­ba­jo de su me­ta de in­fla­ción, pe­ro ba­jo la fuer­te pre­sión po­lí­ti­ca de em­pe­zar a su­bir las ta­sas en un año elec­to­ral. Así, es­pe­ro que vea­mos un al­za sim­bó­li­ca de la Fed a fi­nes de año. El Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo tie­ne más es­tí­mu­lo mo­ne­ta­rio en su ca­de­na de pro­duc­ción, ha­bien­do em­pe­za­do a com­prar bo­nos de go­bier­nos re­cién ha­ce un par de se­ma­nas, por lo que to­da­vía tie­ne que es­pe­rar y mi­rar có­mo esos efec­tos se desa­rro­llan. El Ban­co de Ja­pón, en tan­to, es el úni­co de los tres ban­cos cen­tra­les ba­jo pre­sión pa­ra ha­cer mu­cho más en es­te mo­men­to, con el país to­da­vía sin al­can­zar su me­ta de in­fla­ción.

¿Es­tá fun­cio­nan­do el ali­vio cuan­ti­ta­ti­vo, en ge­ne­ral?

—Creo que ha te­ni­do efec­tos mo­des­ta­men­te po­si­ti­vos en Eu­ro­pa y Ja­pón, pe­ro el Ban­co de Ja­pón en par­ti­cu­lar ne­ce­si­ta ha­cer más.

¿Es la de­fla­ción to­da­vía la ma­yor ame­na­za? ¿Qué opi­na de las ta­sas ne­ga­ti­vas?

—No soy un gran fa­ná­ti­co de las ta­sas ne­ga­ti­vas. Es­tas da­ñan los már­ge­nes de in­te­rés ne­tos, y los ban­cos más dé­bi­les no pres­tan, lo que neu­tra­li­za cual­quier im­pac­to po­si­ti­vo de la po­lí­ti­ca. El Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo ha bus­ca­do li­mi­tar es­tos da­ñi­nos efec­tos co­la­te­ra­les, ofre­cién­do­se a fi­nan­ciar los nue­vos prés­ta­mos de los ban­cos a ta­sas ne­ga­ti­vas. Si no hay más op­ción que re­cor­tar las ta­sas de in­te­rés ba­jo ce­ro por­que hay una es­ca­sez de va­lo­res que com­prar, en­ton­ces el acer­ca­mien­to del Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo es el co­rrec­to. Pe­ro yo me con­cen­tra­ría mu­cho más en las com­pras de va­lo­res, tan­to de bo­nos so­be­ra­nos co­mo cor­po­ra­ti­vos, pa­ra así evi­tar per­ju­di­car a los ban­cos. Y, sí, has­ta que la in­fla­ción vuel­va a es­tar en 2%, yo di­ría que los ban­cos cen­tra­les tie­nen que man­te­ner­lo de esa ma­ne­ra.

Tras el Brexit, ¿cuál con­si­de­ra que es el ma­yor ries­go pa­ra Eu­ro­pa y los mercados glo­ba­les? ¿Cree que se acer­ca el mo­men­to de pro­fun­di­zar la unión fis­cal?

—No hay ape­ti­to de unión fis­cal, ocu­rra o no ocu­rra el “Brexit”. En otras pa­la­bras, no creo que la vo­ta­ción del “Brexit” ha­ga que los ale­ma­nes, los fran­ce­ses u otros des­plie­guen un es­fuer­zo con­jun­to pa­ra unir­se po­lí­ti­ca o fis­cal­men­te. El ma­yor ries­go pa­ra Eu­ro­pa son los ban­cos dé­bi­les, ya sea en Ita­lia y en Por­tu­gal, pe­ro en otros paí­ses tam­bién. Des­pués de eso es­tá la po­la­ri­za­ción po­lí­ti­ca, el au­men­to de los par­ti­dos ex­tre­mis­tas, que crea in­cer­ti­dum­bre, re­du­ce la con­fian­za y de­pri­me las in­ver­sio­nes.

“El au­men­to de los par­ti­dos ex­tre­mis­tas... crea in­cer­ti­dum­bre, re­du­ce la con­fian­za y de­pri­me las in­ver­sio­nes”.

“Mi ex­pec­ta­ti­va es que las au­to­ri­da­des chi­nas les fa­ci­li­ta­rán a los ban­cos el cré­di­to su­fi­cien­te”.

“Has­ta que el cre­ci­mien­to glo­bal se re­cu­pe­re, no se­ría ca­paz de an­ti­ci­par un rally en los pre­cios de los com­mo­di­ties”.

“La deu­da de las em­pre­sas chi­nas y los pro­ble­mas de la ban­ca en las som­bras si­guen pre­sen­tes”.

¿Los com­mo­di­ties to­ca­ron fon­do? ¿Es muy pron­to pa­ra de­cir que otro ini­cio de un sú­per ci­clo ven­drá más tem­prano que tar­de?

—¿Quién pue­de de­cir­lo? El Ban­co Mun­dial y otros or­ga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les si­guen re­cor­tan­do sus pro­nós­ti­cos de cre­ci­mien­to glo­bal. Y has­ta que el cre­ci­mien­to glo­bal se re­cu­pe­re, no se­ría ca­paz de an­ti­ci-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.