Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res co­rri­ge di­se­ño pa­ra ca­bil­dos

Hoy los ob­ser­va­do­res ha­rán lle­gar al Go­bierno un do­cu­men­to con los de­ta­lles de to­dos los cam­bios que pre­ten­den in­tro­du­cir. Lue­go el Eje­cu­ti­vo ana­li­za­rá cuá­les de es­tas re­co­men­da­cio­nes se­rán in­cor­po­ra­das y cuá­les op­ta­rá por desechar.

Pulso - - Portada - RE­NA­TA FER­NÁN­DEZ

—Ori­gi­nal­men­te en su se­sión del lu­nes pa­sa­do, el Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res de­bía zan­jar si acep­ta­ba la me­to­do­lo­gía que el Eje­cu­ti­vo les ha­bía pro­pues­to pa­ra im­ple­men­tar en la eta­pa de ca­bil­dos pro­vin­cia­les.

Du­ran­te to­da la se­ma­na pa­sa­da los ob­ser­va­do­res ha­bían es­ta­do es­tu­dian­do el tex­to que les ha­bía he­cho lle­gar el Go­bierno con su pro­pues­ta. In­clu­so ha­bían avan­za­do en la re­dac­ción de bo­rra­do­res con las ob­ser­va­cio­nes que ha­rían a la me­to­do­lo­gía.

Sin em­bar­go, el Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res no pu­do de­fi­nir en su úl­ti­ma se­sión si da­ba el vis­to bueno a la pro­pues­ta gu­ber­na­men­tal ya que los re­pa­ros a és­ta ter­mi­na­ron sien­do de­ma­sia­dos.

El plan­tea­mien­to del Go­bierno apun­ta a que el 23 de ju­lio, día de rea­li­za­ción de los ca­bil­dos pro­vin­cia­les, se con­gre­guen a apro­xi­ma­da­men­te 500 per­so­nas en co­le­gios y li­ceos. Ahí se for­ma­rán gru­pos más pe­que­ños don­de se abri­rá el de­ba­te cons­ti­tu­cio­nal to­man­do co­mo ba­se el con­te­ni­do de las ac­tas de los en­cuen­tros lo­ca­les. Con esos de­ba­tes con­clui­dos, se pa­sa­ría al “ple­na­rio”, don­de se abri­ría una con­ver­sa­ción ma­si­va pa­ra po­ner en co­mún las di­fe­ren­tes pos­tu­ras.

Pe­ro los ob­ser­va­do­res no que­da­ron com­ple­ta­men­te con­for­mes con la pro­pues­ta ya que hay as­pec­tos que se con­si­de­ran im­po­si­bles de apli­car en la prác­ti­ca y por los “va­cíos” que se de­tec­ta­ron en la pro­pues­ta.

Por ejem­plo, se­gún la vi­sión de los ob­ser­va­do­res no es­tá cla­ra­men­te plan­tea­do có­mo se con­du­ci­rá un de­ba­te en un ple­na­rio de 500 per­so­nas. Tam­po­co que­da es­ta­ble­ci­do si se for­za­rá la bús­que­da de acuer­dos en­tre to­dos los asis­ten­tes o qué pa­sa­rá en ca­so de que el de­ba­te suba de tono y no ha­ya po­si­bi­li­dad de en­con­trar con­sen­sos mí­ni­mos.

La preo­cu­pa­ción de los ob­ser­va­do­res tam­bién apun­ta a que el ac­tual mo­de­lo se­ría una ré­pli­ca de los en­cuen­tros lo­ca­les ya que el fo­co es­ta­ría en el de­ba­te en gru­po de 10 a 20 per­so­nas.

Ade­más, hay te­mor por la po­si­bi­li­dad de que se im­pon­gan re­glas muy es­tric­tas pa­ra po­der par­ti­ci­par en el ca­bil­do pro­vin­cial.

Uno de los es­ce­na­rios eva­lua­dos por los con­se­je­ros es qué pa­sa­rá si el 23 de ju­lio lle­gan per­so­nas con in­ten­ción de par­ti­ci­par en el ca­bil­do sin ha­ber­se ins­cri­to pre­via­men­te. ¿Se les ne­ga­rá el ac­ce­so y se les mar­gi­na­rá del pro­ce­so?, ¿ha­brá po­si­bi­li­dad de le­van­tar un sis­te­ma de ins­crip­ción en te­rreno? Esos son al­gu­nas de las in­te­rro­gan­tes que los ob­ser­va­do­res bus­can zan­jar cuan­to an­tes.

Así, da­do los re­pa­ros he­chos a la pro­pues­ta de La Mo­ne­da, el Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res am­plió el pla­zo pa­ra se­guir tra­ba­jan­do en las ob­ser­va­cio­nes.

Des­de que ter­mi­nó la se- sión del lu­nes y has­ta es­ta ma­ña­na, los con­se­je­ros han es­ta­do en con­tac­to per­ma­nen­te a tra­vés de co­rreos elec­tró­ni­cos y con lla­ma­dos cons­tan­tes pa­ra te­ner una opi­nión de­fi­ni­ti­va so­bre qué as­pec­tos pe­di­rán que el Go­bierno cam­bie, co­rri­ja o pre­ci­se.

En ese con­tex­to, pa­ra hoy es­tá pro­gra­ma­do que los ob­ser­va­do­res le en­tre­guen al Go­bierno el do­cu­men­to con la sín­te­sis de las ob­ser­va­cio­nes rea­li­za­das.

Lue­go, se­rá la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia la re­par­ti­ción en­car­ga­da de eva­luar cuán­tas de esas ob­ser­va­cio­nes se pue­den aco­ger y cuá­les po­drían desechar­se.

Lue­go, en la se­sión que el Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res ce­le­bra­rá el lu­nes pró­xi­mo, se con­ti­nua­rá con el de­ba­te so­bre la me­to­do­lo­gía de es­ta se­gun­da eta­pa.

Es­te pro­ce­so de re­vi­sión de la me­to­do­lo­gía no es nue­vo ni pa­ra La Mo­ne­da ni pa­ra los ob­ser­va­do­res. Du­ran­te la pri­me­ra eta­pa, cuan­do se es­ta­ban di­se­ñan­do los en­cuen­tros lo­ca­les au­to­con­vo­ca­dos, el Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res cri­ti­có va­rios as­pec­tos del plan que te­nía el Go­bierno. Eso im­pli­có que el cro­no­gra­ma ini­cial se apla­zó, de­ci­sión que no ca­yó na­da bien en Pa­la­cio.

Pe­se a las dis­cre­pan­cias, los ob­ser­va­do­res in­sis­tie­ron en cam­biar as­pec­tos que con­si­de­ra­ron in­co­rrec­tos.

En el Go­bierno sa­ben que no tie­nen mar­gen pa­ra re- cha­zar de plano las co­rrec­cio­nes del Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res ya que, por man­da­to pre­si­den­cial, a ellos se les en­tre­gó el tra­ba­jo de ve­lar por la trans­pa­ren­cia y va­li­dez del pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te.

Mien­tras se ter­mi­nan de de­fi­nir los de­ta­lles de la me­to­do­lo­gía, el Mi­nis­te­rio del In­te­rior es­tá avan­zan­do en la or­ga­ni­za­ción téc­ni­ca y en la ope­ra­ti­va de es­tos en­cuen­tros.

Du­ran­te la pri­me­ra eta­pa del pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te los ob­ser­va­do­res tam­bién co­rri­gie­ron la pla­ni­fi­ca­ción ini­cial que te­nía el Go­bierno.

Más pla­zo. En pri­me­ra ins­tan­cia los ob­ser­va­do­res en­tre­ga­rían sus co­rrec­cio­nes el lu­nes, pe­ro el pla­zo se am­plió has­ta la ma­ña­na de hoy. Seg­pres. Ana­li­za­rá cuan­tas de las re­co­men­da­cio­nes de los ob­ser­va­do­res pue­den ser in­cor­po­ra­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.