El re­gre­so de los Mer­ca­dos Emer­gen­tes

Los flu­jos de car­te­ra a deu­da emer­gen­te han ren­ta­do en torno a 12% en lo que va del año. Y to­da­vía hay es­pa­cio pa­ra cre­cer.

Pulso - - Trader -

LOS ries­gos no que­da­rán atrás con la ma­yor pau­sa en la nor­ma­li­za­ción de ta­sas por par­te de la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos, que ya es­tá ade­lan­tan­do el mercado. Aún po­dría­mos enu­me­rar una lar­ga lis­ta de even­tos que van des­de lo geo­po­lí­ti­co a lo eco­nó­mi­co, y que po­drían afec­tar­nos en lo que res­ta del año. Sin em­bar­go, sí se es­tá tra­du­cien­do en un res­pi­ro pa­ra aque­llos ac­ti­vos que es­ta­ban sien­do bas­tan­te pre­sio­na- dos por la ex­pec­ta­ti­va de es­tos in­cre­men­tos.

En­tre ellos, los mer­ca­dos emer­gen­tes, que has­ta aho­ra ha­bía es­ta­do ne­ga­ti­va­men­te afec­ta­dos tan­to por el ba­jo ci­clo en el pre­cio de los com­mo­di­ties co­mo por la de­pre­cia­ción de las mo­ne­das. No obs­tan­te, da­do las nue­vas ex­pec­ta­ti­vas del ci­clo mo­ne­ta­rio ame­ri­cano, el dó­lar no só­lo ha de­te­nien­do su as­cen­so sino que se ha de­bi­li­ta­do, ten­den­cia que en el pa­sa­do ha con­tri­bui­do con un po­si­ti­vo desem­pe­ño tan­to en sus mer­ca­dos ac­cio­na­rios co­mo de deu­da.

Pe­se a to­do, mo­ne­das más fuer­tes po­drían no me­jo­rar los re­sul­ta­dos de la ba­lan­za co­mer­cial. La re­cu­pe­ra­ción del pre­cio del pe­tró­leo y una eco­no­mía de Chi­na más es­ta­bi­li­za­da po­drían re­du­cir im­por­tan­tes ries­gos sis­té­mi­cos y de caí­das de de­man­da glo­bal. Con ello, cam­bios en al­gu­nos go­bier­nos es­tán de­ri­van­do en po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas más sus­ten­ta­bles, co­mo ha si­do el ca­so en la re­gión en eco­no­mías claves co­mo Bra­sil, Ar­gen­ti­na y Pe­rú.

Es­te es­ce­na­rio, en un mun­do de­ses­pe­ra­do por ren­di­mien­to y en­fren­ta­do in­clu­so a ta­sas ne­ga­ti­vas (1), es­tá de­vol­vien­do el in­te­rés y los flu­jos de car­te­ra a deu­da emer­gen­te, la cual ya ha ren­ta­do en torno a 12% en lo que va del año. La mejor no­ti­cia es que aún tie­ne es­pa­cio pa­ra cre­cer, de­bi­do a que la ma­yo­ría de los in­ver­sio­nis­tas glo­ba­les to­da­vía tie­nen es­ta cla­se de ac­ti­vo sub­pon­de­ra­da en sus por­ta­fo­lios. Así, pa­ra aque­llos que pue­den so­por­tar la vo­la­ti­li­dad, ve­mos opor­tu­ni­da­des en deu­da en mo­ne­da lo­cal de Bra­sil, In­dia, In­do­ne­sia y Po­lo­nia.

En ma­te­ria de ac­cio­nes, si bien aún no han re­tor­na­do los flu­jos co­mo un to­do, qui­zás sí es tiem­po de co­men­zar a ana­li­zar­las pues, en el año, ya han ren­ta­do cer­ca de 6,6%, y en los úl­ti­mos 12 me­ses aún van 11% ne­ga­ti­vos. Su­ge­ri­mos po­ner fo­co en los mer­ca­dos del Sud­es­te Asiá­ti­co e In­dia.

(1): Más de 27% de los bo­nos so­be­ra­nos desa­rro­lla­dos tie­ne ta­sa ne­ga­ti­va me­di­do por el ín­di­ce JPM Glo­bal Go­vern­ment In­dex al 14 de Ju­nio 2016.

El au­tor es vi­ce­pre­si­den­te de Blac­kRock In­vest­ment Stra­te­gist for Latam&Ibe­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.