Al­tos eje­cu­ti­vos se de­mo­ran 3 me­ses más en en­con­trar em­pleo que en 2013

El de­te­rio­ro del mercado la­bo­ral en Chi­le, su­ma­do a un mal es­ce­na­rio in­ter­na­cio­nal lle­va a que la con­tra­ta­ción en es­tos pues­tos sea más len­ta.

Pulso - - Economia & Dinero - PIERINA BER­TO­NI

—La ma­gra si­tua­ción eco­nó­mi­ca del país se ha vis­to re­fle­ja­do en va­ria­das ci­fras, y una de ellas es el des­em­pleo, el que ha ido mos­tran­do un in­cre­men­to en los úl­ti­mos tri­mes­tres.

Es­te de­te­rio­ro del mercado la­bo­ral ha im­pac­ta­do en el tiem­po que se de­mo­ran los al­tos eje­cu­ti­vos en en­con­trar tra­ba­jos lue­go de ser des­vin­cu­la­dos de sus em­pre­sas.

La em­pre­sa DNA Out­pla­ce­ment, que se es­pe­cia­li­za en ayu­dar a los eje­cu­ti­vos a en­con­trar nue­vos em­pleos, en­tre­gó alar­man­tes ci­fras res­pec­to a có­mo ha cam­bia­do el es­ce­na­rio.

Es así co­mo en Chi­le du­ran­te el 2013, los al­tos eje­cu­ti­vos se de­mo­ra­ban en pro- me­dio 4,4 me­ses en te­ner un nue­vo tra­ba­jo, pa­san­do a 4,8 me­ses en 2014.

Sin em­bar­go, du­ran­te el 2015 esa ci­fra au­men­tó a 6,1 me­ses en pro­me­dio; y du­ran­te es­te año la si­tua­ción ha em­peo­ra­do, pues un al­to eje­cu­ti­vo se de­mo­ra en pro­me­dio 7,2 me­ses en re­ubi­car­se.

Mu­ri­lo Arru­da, di­rec­tor de DNA Out­pla­ce­ment, se­ña­ló que “hay un mo­men­to de ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca por to­do lo que es­tá pa­san­do en el país, no es al­go tan po­ten­te co­mo fue en los úl­ti­mos años en otros paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na, pe­ro es al­go no me­nor, y hay un te­ma prin­ci­pal­men­te eco­nó­mi­co, cuan­do el prin­ci­pal caballito de ba­ta­lla de Chi­le, que es la mi­ne­ría, pa­sa por un mo­men­to sin nue­vas in­ver­sio­nes, con el pre­cio del co­bre ba­jan­do, cla­ra­men­te se con­ta­mi­na to­do el mercado. Es una mez­cla de los dos te­mas”.

Sin em­bar­go la si­tua­ción no se re­pi­te de igual ma­ne­ra en to­dos los paí­ses en don­de es­tá DNA.

En Chi­le, un je­fe se de­mo­ra 3 me­ses en en­con­trar tra­ba­jo, con la ayu­da de out­pla­ce­ment y sin es­ta ayu­da, se de­mo­ra en pro­me­dio 5 me­ses. Mis­ma si­tua­ción se re­pi­te en Bra­sil y Pe­rú du­ran­te el pri­mer se­mes­tre de es­te año.

Arru­da ex­pli­ca es­to se­ña­lan­do que la je­fa­tu­ra es un pues­to don­de exis­ten más va­can­tes en el mercado, sin em­bar­go es dis­tin­to el ca­so de un sub­ge­ren­te por ejem­plo, que en Chi­le de­mo­ra en­tre 4 a 5 me­ses (con y sin out­pla­ce­ment) y en Bra­sil de­mo­ra en­tre 4 y 6 me­ses, en Pe­rú la ci­fra ba­ja a en­tre 3 y 5 me­ses.

Es­to se evi­den­cia aún más cuan­do se ana­li­zan car­gos co­mo di­rec­tor de em­pre­sa, en que en Chi­le al mo­men­to de que­dar des­em­plea­dos se de­mo­ran en­tre 5 y 8 me­ses en en­con­trar un nue­vo tra­ba­jo.

En Bra­sil en tan­to, la ci­fra va­ría en­tre los 7 y 10 me­ses, mien­tras que en Pe­rú en­tre los 5 y 7 me­ses ( con y sin out­pla­ce­ment).

Fi­nal­men­te en el ca­so de un CEO, en Chi­le tar­dan en­tre 6 y 10 me­ses en en­con­trar em­pleo, en Bra­sil en­tre 9 me­ses y 1 año; y en Pe­rú en­tre 5 y 8 me­ses.

Es­ta di­fe­ren­cia con Pe­rú se de­be, se­gún Arru­da, a las úl­ti­mas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les que vi­vió el país, pues “al lle­gar al­guien de de­re­cha, que es em­pre­sa­rio y co­no­ce el país, ge­ne­ró ex­pec­ta­ti­vas y las em­pre­sas es­tán vol­vien­do a in­ver­tir, hay mu­cho di­ne­ro ex­tran­je­ro, mien­tras que en Bra­sil es to­do lo con­tra­rio, hay un es­ce­na­rio po­lí­ti­co gra­ve e im­por­tan­te que se ha re­fle­ja­do en la par­te eco­nó­mi­ca, y los nues­tros nú­me­ros re­fle­jan es­to”.

EL FU­TU­RO PA­RA CHI­LE. Pe­ro a pe­sar de es­te es­ce­na­rio ad­ve­ro, el ex­per­to con­si­de­ra que las em­pre­sas ya han asi­mi­la­do el shock de las re­for­mas y de la des­ace­le­ra­ción de la eco­no­mía, por lo mis­mo sos­tie­ne que “el país ya ha re­to­ma­do su cre­ci­mien­to, las ex­pec­ta­ti­vas de vol­ver a con­tra­tar han au­men­ta­do, y me pa­re­ce que va a ha­ber aho­ra en el cuar­to tri­mes­tre o el pri­mer tri­mes­tre de pró­xi­mo año una re­to­ma­da im­por­tan­te de crea­ción de em­pleos, y con eso los tiem­pos pa­ra que una per­so­na vuel­va a tra­ba­jar, dis­mi­nu­yen”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.