Paul Ryan pi­de que Hi­llary Clin­ton no ten­ga ac­ce­so a in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da

Re­que­ri­mien­to con­tra Clin­ton bus­ca prohi­bir la re­cep­ción ha­bi­tual de in­for­mes so­bre te­mas de se­gu­ri­dad na­cio­nal, que se le ha­ce a los can­di­da­tos pre­si­den­cia­les ofi­cia­les.

Pulso - - Actualidad & Politica - CA­TA­LI­NA GÖPEL

—El pre­si­den­te de la cá­ma­ra ba­ja de EEUU, Paul Ryan, hi­zo un lla­ma­do a ne­gar el ac­ce­so a Hi­llary Clin­ton a in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da du­ran­te la cam­pa­ña pre­si­den­cial, alu­dien­do a las de­cla­ra­cio­nes en­tre­ga­das por el di­rec­tor del FBI (ver re­la­cio­na­do), que til­dó a la vir­tual can­di­da­ta de­mó­cra­ta de “ex­tre­ma­da­men­te des­cui­da­da” en el ma­ne­jo de las co­mu­ni­ca­cio­nes con­fi­den­cia­les.

La so­li­ci­tud de Ryan lle­ga en el mar­co de las de­cla­ra­cio­nes de Ja­mes Co­mey, di­rec­tor del FBI, que de­be­rá pre­sen­tar­se hoy an­te un co­mi­té de la Cá­ma­ra pa­ra ex­pre­sar su de­ci­sión de no re­co­men­dar car­gos en con­tra de Clin-

¿Qué pa­sa? El lí­der de la Cá­ma­ra de EEUU, Paul Ryan, pi­dió ne­gar el ac­ce­so a in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da a Hi­llary Clin­ton.

¿Por qué? Ryan pien­sa que la de­ci­sión del FBI de no pre­sen­tar car­gos con­tra Clin­ton por el ca­so de los e-mail, es im­pro­ce­den­te fren­te a su irres­pon­sa­bi­li­dad en el ca­so.

¿Qué im­pli­ca? Des­de 1952 que los can­di­da­tos a la pre­si­den­cia tie­nen ac­ce­so a es­te ti­po de in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da. Paul Ryan arre­me­tió en con­tra de Hi­llary Clin­ton ton y sus aso­cia­dos, por el ca­so de los e-mails.

Ryan di­jo que quie­re que el Di­rec­tor de In­te­li­gen­cia Na­cio­nal, Ja­mes Clap­per, prohi­ba a Clin­ton la re­cep­ción de los in­for­mes ha­bi­tua­les so­bre te­mas de se­gu­ri­dad na­cio­nal pa­ra los can­di­da­tos pre­si­den­cia­les.

“Des­pués de la con­ven­ción, se ob­tie­ne la com­ple­ta y pro­fun­da in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da”, di­jo Ryan, apun­tan­do a Co­mey, quien ha es­ta­do en con­tra de cual­quier ti­po de ac­ción ad­mi­nis­tra­ti­va so­bre la de­mó­cra­ta. “Creo que Clap­per de­bie­ra ne­gar a Clin­ton el ac­ce­so a in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da du­ran­te la cam­pa­ña da­da la im­pru­den­te for­ma en que ma­ne­ja in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da”, se­ña­ló.

CRE­CEN LAD DU­DAS. Ryan in­di­có que Co­mey ha “des­me­nu­za­do” las afir­ma­cio­nes de Clin­ton so­bre el asun­to de los co­rreos elec­tró­ni­cos. “He­mos vis­to na­da más que eva­si­vas y fal­ta de hon­ra­dez de la ex se­cre­ta­ria Clin­ton so­bre es­te te­ma, y eso sig­ni­fi­ca que hay mu­chas más pre­gun­tas que ne­ce­si­tan ser con­tes­ta­das”, di­jo, agre­gan­do que el Con­gre­so de­be­ría ex­plo­rar si pue­den ser ellos los que blo­queen el ac­ce­so a in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da, si es que la ad­mi­nis­tra­ción no lo ha­ce, sin des­car­tar lla­mar a un fis­cal es­pe­cia­li­za­do cuan­do se le pre­gun­tó. “No va­mos a ex­cluir nin­gu­na op­ción”, di­jo Ryan.

Pa­ra­le­la­men­te, el se­na­dor por el es­ta­do de Io­wa, Char­les Grass­ley, se unió al co­ro de vo­ces con­tra de la de­ci­sión del FBI so­bre Clin­ton, ase­gu­ran­do que eso prue­ba la sos­pe­cha. “El FBI de­be pro­por­cio­nar una con­ta­bi­li­dad de­ta­lla­da por es­cri­to del ám­bi­to de su in­ves­ti­ga­ción, las me­di­das de in­ves­ti­ga­ción que to­mó, y las prue­bas que se reunie­ron en el cur­so de su in­ves­ti­ga­ción”, di­jo Grass­ley, aña­dien­do que has­ta que no lo ha­ga, gran par­te del pú­bli­co ten­drá es­cep­ti­cis­mo so­bre la in­ves­ti­ga­ción.

Por su par­te, la Fis­cal Ge­ne­ral de EEUU, Lo­re­ta Lynch, que tes­ti­fi­ca­rá la pró­xi­ma se­ma­na en la in­ves­ti­ga­ción fe­de­ral de los co­rreos elec­tró­ni­cos, ase­gu­ró que no ha­brán car­gos en el ca­so.

Pe­se a la de­ci­sión de no pre­sen­tar san­cio­nes con­tra Clin­ton, la de­cla­ra­ción de Co­mey mues­tra una con­tra­dic­ción en el dis­cur­so de Hi­llary, cuan­do ase­gu­ró que el FBI ha­bía en­con­tra­do una se­rie de co­rreos que co­rres­pon­dían a in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da que la can­di­da­ta no ha­bía en­tre­ga­do, de­mos­tran­do una ne­gli­gen­cia cla­ve en el asun­to, lo que po­dría afec- —Clin­ton di­jo en 2015 que en­tre­gó “to­do lo que pu­die­ra ser vis­to co­mo re­la­cio­na­do con el tra­ba­jo”.

—“Es­toy muy cons­cien­te de los re­que­ri­mien­tos so­bre in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da”, in­di­có, ase­gu­ran­do no ha­ber he­cho na­da in­co­rrec­to. US$30 mi­llo­nes fue el mon­to que re­cau­dó Do­nald Trump pa­ra su cam­pa­ña du­ran­te ju­nio, mien­tras que Clin­ton re­cau­dó US$40,5 mi­llo­nes. tar gra­ve­men­te en sus por­cen­ta­jes de apo­yo.

Clin­ton, por su la­do, se en­fo­có en cam­biar su plan de ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­si­ta­ria, en un es­fuer­zo por lle­gar a los se­gui­do­res de Ber­nie San­ders y pro­pu­so eli­mi­nar una ma­tri­cu­la es­ta­tal pa­ra es­tu­dian­tes cu­yas fa­mi­lias ga­nen me­nos de US$125.000.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.