EEUU si­gue fir­me. Es­ti­man cre­ci­mien­to por so­bre 2% en lo que res­ta del año

Ayer las nó­mi­nas del sec­tor pri­va­do en ju­nio cal­ma­ron las preo­cu­pa­cio­nes so­bre el mer­ca­do la­bo­ral. Hoy, a pri­me­ra ho­ra, in­for­man la ta­sa de des­em­pleo y las nó­mi­nas no agrí­co­las y a fin de mes pu­bli­can la pri­me­ra lec­tu­ra del PIB del se­gun­do tri­mes­tre.

Pulso - - Economia & Dinero - FRAN­CIS­CA GUE­RRE­RO G.

— El cre­ci­mien­to del se­gun­do tri­mes­tre es­tá lla­ma­do a traer al­go de cal­ma a Es­ta­dos Uni­dos en me­dio de la in­cer­ti­dum­bre glo­bal que tra­jo la vo­ta­ción del Bre­xit. Las es­ti­ma­cio­nes su­pe­ran, en ma­yor o me­nor me­di­da el 2%, y la ma­yo­ría de los ana­lis­tas coin­ci­den en la for­ta­le­za del gas­to del con­su­mi­dor co­mo el gran mo­tor.

“Des­pués de una ta­sa de cre­ci­mien­to anua­li­za­da de apro­xi­ma­da­men­te 1% en el pri­mer tri­mes­tre, la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos pro­ba­ble­men­te se ex­pan­dió a un rit­mo al­go su­pe­rior a 2% en el se­gun­do”, se­ña­ló Ken Golds­tein de The Con­fe­ren­ce Board, el más cau­to de los ana­lis­tas con­sul­ta­dos por PUL­SO.

Al otro ex­tre­mo, Joel Na­roff, eco­no­mis­ta je­fe de Na­roff Eco­no­mic Ad­vi­sors, in­di­có que “el cre­ci­mien­to del PIB en el se­gun­do tri­mes­tre de­be­ría es­tar en el ran­go del 3%, ya que el gas­to de los con­su­mi­do­res ha si­do bas­tan­te fuer­te”.

La pro­yec­ción de la Fed de Atlan­ta es un pun­to de equi­li­brio en­tre las es­ti­ma­cio­nes an­tes men­cio­na­das. El in­di­ca­dor GDPNow apun­ta a una ex­pan­sión de 2,4% en el 2T. El dato pre­li­mi­nar ofi­cial se da­rá a co­no­cer el vier­nes 29 de ju­lio.

La so­li­dez in­ter­na que sus­ten­ta­ría el po­si­ti­vo cre­ci­mien­to de EEUU en­tre abril y ju­nio, tam­bién le per­mi­ti­ría en­ca­rar de me­jor ma­ne­ra los ries­gos ex­ter­nos. De he­cho, hay cier­to con­sen­so res­pec­to a que el Bre­xit no ca­la­rá hon­do en las pers­pec­ti­vas de la pri­me­ra eco­no­mía mun­dial du­ran­te el se­gun­do se­mes­tre.

“El Bre­xit de­be­ría te­ner un im­pac­to me­nor so­bre el cre­ci­mien­to de EEUU, siem­pre y cuan­do otros paí­ses no Mer­ca­do la­bo­ral. Las no­mi­nas pri­va­das (ADP) au­men­ta­ron en ju­nio has­ta 254.000, su­peran­do las es­ti­ma­cio­nes y el dato pre­vio. quie­ran se­guir su ejem­plo”, ase­gu­ró Na­roff, ex­pli­can­do que “si bien Gran Bre­ta­ña es un so­cio co­mer­cial im­por­tan­te, nues­tras ex­por­ta­cio­nes ha­cía allá no son gran­des co­mo par­te del PIB: apro­xi­ma­da­men­te 0,3%. Por lo tan­to, cual­quier caí­da en las ven­tas de­bi­do a una im­por­tan­te des­ace­le­ra­ción de la eco­no­mía bri­tá­ni­ca no afec­ta­ría en gran me­di­da la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se”.

En ese mar­co, la Fed de Nue­va York apun­ta a que el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de EEUU se man­ten­drá por en­ci­ma del 2% en lo que res­ta del año. CAL­MA EN EL MER­CA­DO LA­BO­RAL. Ayer se pu­bli­ca­ron datos que apo­yan las pers­pec­ti­vas op­ti­mis­tas y cal­man las du­das que des­per­tó el mer­ca­do la­bo­ral el mes pa­sa­do.

El in­for­me na­cio­nal de ADP mos­tró que los em­plea­do­res pri­va­dos con­tra­ta­ron a 172.000 tra­ba­ja­do­res en ju­nio, su­peran­do las ex­pec­ta­ti­vas del mer­ca­do de 159.000. En tan­to las so­li­ci­tu­des por sub­si­dios de des­em­pleo de la se­ma­na pa­sa­da lle­ga­ron a 254.000, por de­ba­jo de las es­ti­ma­cio­nes de 269.000 y del dato an­te­rior de 268.000.

Por otra par­te, hoy lle­gan los datos más es­pe­ra­dos. A pri­me­ra ho­ra se pu­bli­ca la ta­sa de des­em­pleo, que se es­pe­ra au­men­te en una dé­ci­ma has­ta 4,8%, y las nó­mi­nas pri­va­das no agrí­co­las, que fue­ron las que ge­ne­ra­ron las preo­cu­pa­cio­nes . Se­gún es­ti­ma­cio­nes, és­tas lle­ga­rían a las 170.000 des­pués de las 25.000 de ma­yo.

De to­das ma­ne­ras, Ch­ris Rup­key, eco­no­mis­ta de MUFG Union Bank, con­si­de­ra co­mo uno de los ma­yo­res ries­gos para lo que res­ta del año “la po­si­bi­li­dad de que el mer­ca­do la­bo­ral se es­té des­ace­le­ran­do”, sub­ra­yan­do que “las ci­fras de abril y ma­yo preo­cu­pan”. Por su par­te, Na­roff apun­ta al for­ta­le­ci­mien­to del dó­lar co­mo un de los gran­des desafíos. “Es­to podría re­du­cir el cre­ci­mien­to en un par de dé­ci­mas du­ran­te lo que que­da del 2016”. Fi­nal­men­te, Golds­tein cues­tio­na la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria de los gran­des ban­cos cen­tra­les, por sus con­se­cuen­cias en EEUU y el res­to del mun­do. “Lo que trae­rá más pro­ble­mas a ni­vel glo­bal es un lar­go pe­rio­do de ta­sas ne­ga­ti­vas”, ase­gu­ró.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.