Ex­per­tos es­ti­man que ‘boom’ de far­ma­cias po­pu­la­res po­dría de­caer tras elec­cio­nes

Con­si­de­ran que es­ta ini­cia­ti­va po­dría estar ocul­tan­do pro­ble­mas en la ges­tión de los con­sul­to­rios re­la­ti­vos a la en­tre­ga de me­di­ca­men­tos. Ade­más, aler­tan que la sub­ven­ción de las mu­ni­ci­pa­li­da­des po­dría ser in­sos­te­ni­ble en las ar­cas co­mu­na­les.

Pulso - - Economia&dinero - LUCY ARA­VE­NA L.

—Fue el 15 de oc­tu­bre de 2015 cuan­do el al­cal­de de Re­co­le­ta, Da­niel Ja­due, inau­gu­ró la pri­me­ra far­ma­cia mu­ni­ci­pal en el país con una gran con­vo­ca­to­ria de au­to­ri­da­des, prensa y la so­cie­dad ci­vil.

La loa­ble ini­cia­ti­va pro­me­tía que los ve­ci­nos y ve­ci­nas aho­rra­rían en al­gu­nos ca­sos has­ta un 70% de lo que gas­ta­ban men­sual­men­te en me­di­ca­men­tos, lo que di­fi­cil­men­te al­guien po­dría cues­tio­nar a prio­ri.

¿Có­mo lo ha­ría? La Mu­ni­ci­pa­li­dad de Re­co­le­ta a tra­vés de un sis­te­ma de sub­ven­ción es­ta­ble­ció dos me­ca­nis­mos pa­ra la com­pra de los me­di­ca­men­tos: Pri­me­ro, im­por­tán­do­los des­de el ex­tran­je­ro; y se­gun­do, com­prán­do­los a la­bo­ra­to­rios na­cio­na­les. La co­mu­na lo­gra­ría ad­qui­rir los me­di­ca­men­tos a pre­cios más ba­jos al ad­qui­rir­los de for­ma más ma­si­va a tra­vés de la Cen­tral Na­cio­nal de Abas­te­ci­mien­to (Ce­na­bast), lo que se tra­du­ci­ría en la en­tre­ga de es­tos a pre­cio de cos­to en las far­ma­cias po­pu­la­res.

Tras ca­si 9 me­ses de im­ple­men­ta­ción en que se han su­ma­do cerca de 40 mu­ni­ci­pa­li­da­des a es­ta ini­cia­ti­va, ex­per­tos de la sa­lud po­nen pa­ños fríos a es­ta ten­den­cia ad­vir­tien­do que exis­te un im­por­tan­te fac­tor po­lí­ti­co en es­te fe­nó­meno y ad­vier­ten que el ‘boom’ de las far­ma­cias po­pu­la­res po­dría de­caer des­pués de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y más aún, lue­go de las pre­si­den­cia­les. ¿La

¿Qué ha pa­sa­do? Es­pe­cia­lis­tas del sec­tor sa­lud pre­vén que el im­pul­so por crear y man­te­ner la exi­ten­cia de las far­ma­cias po­pu­la­res ba­ja­rá tras las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les e in­clu­so, lue­go de las pre­si­den­cia­les.

¿Por qué ha pa­sa­do? Se­gún los ex­per­tos, hay un fuer­te ele­men­to po­lí­ti­co en la de­ci­sión de lle­var a ca­bo es­ta ini­cia­ti­va por par­te de los al­cal­des , lo que es­con­de­ría en al­gu­nos ca­sos pre­ten­sio­nes re­elec­to­ra­les .

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Los ana­lis­tas lla­man a mi­rar el mo­de­lo de las far­ma­cias po­pu­la­res, su ca­pa­ci­dad real de sol­ven­cia fi­nan­cie­ra y de man­te­ner­se en el tiem­po, in­de­pen­dien­te del fac­tor po­lí­ti­co. Ade­más, a con­tras­tar­lo con la ges­tión de los con­sul­to­rios.

El’Boom’. Vi­ña del Mar fue la se­gun­da co­mu­na en abrir una far­ma­cia po­pu­lar en enero. Lue­go han ve­ni­do mu­ni­ci­pios co­mo em­ble­má­ti­cos co­mo San­tia­go y Pro­vi­den­cia. ra­zón? El ím­pe­tu de una de­ci­sión po­lí­ti­ca po­dría ver­se con­fron­ta­da con la real sol­ven­cia fi­nan­cie­ra de es­ta po­lí­ti­ca. y el pro­ble­ma es que la Ce­na­bast tam­po­co tie­ne una gran am­pli­tud de com­pra co­mo las gran­des ca­de­nas de far­ma­cias mul­ti­na­cio­na­les.

El con­sul­tor de Bios­tra­tegy, Jo­sé Ma­nuel Cou­si­ño, con­si­de­ra que “hay mu­cha po­lí­ti­ca en es­to. Ten­go la im­pre­sión que es­to va a te­ner vi­da cor­ta. Por ra­zo­nes eco­nó­mi­cas, de fun­cio­na­mien­to de ese ti­po de es­ta­ble­ci­mien­to, que es­tá li­mi­ta­do a de­ter­mi­na­das per­so­nas y con pre­cios pro­me­ti­dos que no sé có­mo se van a sos­te­ner”.

Pa­ra Cou­si­ño hay un sub­si­dio mu­ni­ci­pal que no sé có­mo irá afec­tar las ar­cas de las co­mu­nas, a lo que su­ma que el in­te­rés por es­ta ini­cia­ti­va va a ba­jar cuan­do se pa­sen los pe­río­dos elec­to­ra­les ve­ni­de­ros. “El pro­ble­ma es cuan­do pier­dan el in­te­rés de que eso es un plus po­lí­ti­co pa­ra las elec­cio­nes, pro­ba­ble­men­te pier­dan el in­te­rés en man­te­ner la far­ma­cia”, apun­tó.

Si bien el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de PHG Huen­chu­ñir con­sul­to­res, Pa­tri­cio Huen­chu­ñir, ce­le­bra que con las far­ma­cias po­pu­la­res se ha­ya in­tro­du­ci­do la dis­cu­sión so­bre el pre­cio de los me­di­ca­men­tos, tam­bién aler­ta que los be­ne­fi­cia­dos de la far­ma­cia po­pu­lar son ha­bi­tual­men­te per­so­nas que en Fo­na­sa es­tán ca­te­go­ri­za­das ba­jo los tra­mos A y B, es de­cir, tie­nen ac­ce­so li- bre a los con­sul­to­rios y de­pen­dien­do de la pa­to­lo­gía, más de un 80% tie­nen ac­ce­so gra­tis a los me­di­ca­men­tos en el re­cin­to, por lo que le lla­ma la aten­ción que los pa­cien­tes ten­gan que re­cu­rrir a un mé­di­co par­ti­cu­lar pa­ra po­der te­ner ac­ce­so a una re­ce­ta y así a los pro­duc­tos pa­ra com­prar­los en las far­ma­cias po­pu­la­res.

“El mé­di­co les dio no del me­di­ca­men­to del con­sul­to­rio sino que les dio del mix y no ne­ce­sa­ria­men­te el más ba­ra­to. La far­ma­cia po­pu­lar es­tá obli­ga­da a com­prar lo que le di­ce el mé­di­co. Tam­po­co hay un con­trol de la de­man­da. En­ton­ces, se ge­ne­ra una suer­te de sub­ven­ción de mé­di­cos que es­tán asig­nan­do pro­duc­tos que no ne­ce­sa­ria­men­te son los más efec­ti­vos y más ba­ra­tos. Nos en­con­tra­mos con per­so­nas que no de­be­rían pa­gar na­da por sus pro­duc­tos y pa­gan por la con­sul­ta mé­di­ca par­ti­cu­lar y por un pro­duc­to”, cues­tio­na.

En ese sen­ti­do, a Huen­chu­ñir le lla­ma la aten­ción que Fo­na­sa no ha­ya es­ta­ble­ci­do, co­mo lo es­ta­ble­ce la au­to­ri­dad sa­ni­ta­ria, un lí­mi­te al pre­cio que tie­nen que ven­der­se esos ti­pos de pro­duc­tos. Ade­más, al igual que Cou­si­ño con­cuer­da en que es­to tie­ne un ca­rác­ter po­lí­ti­co y “hay que eva­luar có­mo va a se­guir la far­ma­cia po­pu­lar des­pués de oc­tu­bre de es­te año tras las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les”.

Pa­ra Huen­chu­ñir la far­ma­cia po­pu­lar es­tá ocul­tan­do una ma­la ges­tión en la sa­lud mu­ni­ci­pal. “Uno po­dría pen­sar que un mu­ni­ci­pio que sa­ca una far­ma­cia po­pu­lar, en reali­dad, lo que es­tá tra­tan­do de es­con­der es que sus ha­bi­tan­tes más vul­ne­ra­bles no tie­nen ac­ce­so a al­go que es fun­da­men­tal”.

Asi­mis­mo, el di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Po­lí­ti­cas Pú­bli­cas en Sa­lud (IPSUSS) de la U. San Se­bas­tián, Ma­nuel Jo­sé Ira- rrá­za­val, sos­tie­ne que ha­bría que pre­gun­tar­se có­mo fun­cio­nan los con­sul­to­rios en es­tas mu­ni­ci­pa­li­da­des que es­tán for­man­do far­ma­cias po­pu­la­res, pues los be­ne­fi­cia­rios de esos es­ta­ble­ci­mien­tos ma­yo­ri­ta­ria­men­te tie­nen de­re­chos a esos me­di­ca­men­tos gra­tis en los con­sul­to­rios y ac­to se­gui­do cues­tio­na: “¿Va a ser sus­ten­ta­ble en el tiem­po o es­ta­mos en­ga­ñán­do­nos, ar­man­do una ma­qui­na­ria que res­pon­de al in­cen­ti­vo po­lí­ti­co in­me­dia­to?, por­que és­te tie­ne la trá­gi­ca cir­cuns­tan­cia de ser de cor­to pla­zo”. La Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca es el ór­gano man­da­ta­do a con­tro­lar la ges­tión de las mu­ni­ci­pa­li­da­des y en es­te sen­ti­do de las far­ma­cias po­pu­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.