El se­gun­do tiem­po

¿Pue­de el S&P500 se­guir su­bien­do mien­tras las uti­li­da­des de las em­pre­sas lle­van cua­tro tri­mes­tres de caí­das?

Pulso - - Trader -

ARRAN­CA el se­gun­do se­mes­tre de 2016 y mu­chas de las con­ver­sa­cio­nes gi­ran en lo que po­de­mos es­pe­rar pa­ra és­te se­gun­do tiem­po. En nues­tra re­ti­na que­da un pri­mer tri­mes­tre con fuer­tes caí­das en los mer­ca­dos, se­gui­do por un se­gun­do tri­mes­tre lleno de in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca en La­ti­noa­mé­ri­ca, Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa.

Sin em­bar­go, si ve­mos el desem­pe­ño que han te­ni­do gran par­te de los ac­ti­vos fi­nan­cie­ros du­ran­te es­te pri­mer se­mes­tre, la his­to­ria se pue­de ver con otro pris­ma. Por un la­do, ve­mos que los ac­ti­vos en los mer­ca­dos emer­gen­tes, a ex­cep­ción de Chi­na, han te­ni­do re­tor­nos ex­cep­cio­nal­men­te buenos, ali­men­ta­dos prin­ci­pal­men­te por la re­cu­pe­ra­ción en el pre­cio de las ma­te­rias pri­mas, la pau­sa en la nor­ma­li­za­ción mo­ne­ta­ria en EEUU y a una frá­gil es­ta­bi­li­dad en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en Chi­na. En EEUU, el S&P500 si­gue al­can­za­do nue­vos re­cords, la ta­sas de la deu­da del Te­so­ro Ame­ri­cano lle­ga a ni­ve­les mí­ni­mos his­tó­ri­cos y la Deu­da Cor­po­ra­ti­va de Gra­do de In­ver­sión y Al­to Ren­di­mien­to han te­ni­do re­tor­nos cer­ca­nos a los dos dí­gi­tos. Eu­ro­pa (ex - UK) y Ja­pón han se­gui­do una ten­den­cia dis­tin­ta. Los ín­di­ces ac­cio­na­rios han te­ni­do pér­di­das im­por­tan­tes, en gran par­te gra­cias a la apre­cia­ción de sus mo­ne­das y a las ta­sas de in­te­rés negativas que pre­do­mi­nan en am­bas eco­no­mías. La inefec­ti­vi­dad de las po­lí­ti­cas mo­ne­ta­rias im­ple­men­ta­das y la fal­ta de vo­lun­tad po­lí­ti­ca pa­ra lle­var a ca­bo me­di­das fis­ca­les con­tra cí­cli­cas si­guen ali­men­tan­do los ries­gos de­fla­cio­na­rios en am­bos eco­no­mías.

En­tran­do al se­gun­do se­mes­tre en­ten­de­mos que mu­chos de los ries­gos si­guen es­tan­do pre­sen­tes, y que las bue­nas no­ti­cias ya es­tán en gran par­te in­cor­po­ra­das en los pre­cios. Es­to nos lle­va a du­dar de qué tan sus­ten­ta­bles son los re­tor­nos ob­te­ni­dos el pri­mer se­mes­tre. Al­gu­nas pre­gun­tas que cree­mos im­por­tan­tes res­pon­der son: ¿pue­de el S&P500 se­guir su­bien­do mien­tras las uti­li­da­des de las em­pre­sas lle­van cua­tro tri­mes­tres de caí­das? ¿Qué tan afec­ta­das se ve­rán las uti­li­da­des de las em­pre­sas en Eu­ro­pa y Ja­pón en un en­torno de ta­sas de in­te­rés de negativas y mo­ne- das apre­cia­das? ¿Có­mo se afec­ta­rá la li­qui­dez en Eu­ro­pa por los pro­fun­dos pro­ble­mas de in­co­bra­bi­li­dad en la ban­ca ita­lia­na? ¿Cuál se­rá el re­sul­ta­do fi­nal de la vo­ta­ción del “im­peach­ment” de Dil­ma por par­te del Se­na­do bra­si­le­ño el 2 de agos­to? Co­mo di­ce el vie­jo re­frán ame­ri­cano: “Na­die se fue a la ban­ca­rro­ta por rea­li­zar las ga­nan­cias”.

El au­tor es ge­ren­te de In­ver­sio­nes In­ter­na­cio­nal de MCC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.