Fer­nan­do Atria: “Que en cues­tio­nes for­ma­les se fa­lle 5 a 5 mues­tra que el TC es una cá­ma­ra po­lí­ti­ca”

¿Es­pe­ra­ba que el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de­cla­ra­ra inad­mi­si­ble las nue­vas im­pug­na­cio­nes de la opo­si­ción? ¿En­ton­ces, es­ta­mos en pre­sen­cia de un fa­llo que no se ajus­ta de pleno a de­re­cho?

Pulso - - Economia& Dinero - JUAN PA­BLO PA­LA­CIOS

—El ex­per­to cons­ti­tu­cio­na­lis­ta y mi­li­tan­te del PS des­me­nu­za la de­ci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de de­cla­rar inad­mi­si­ble el re­cur­so de la opo­si­ción. —Hu­bo un de­ba­te acer­ca de los pla­zos. El Go­bierno de­cía que el pro­yec­to se ha­bía des­pa­cha­do el 23 de ju­nio y los re­qui­ren­tes de­cían que el pro­yec­to se ha­bía des­pa­cha­do el 28 de ju­nio. Lo in­creí­ble es que es­ta cues­tión fue de­ci­di­da 5/5, por el vo­to di­ri­men­te del pre­si­den­te del Tri­bu­nal. Es de­cir, el TC no puede lle­gar a una de­ci­sión so­bre la ba­se de cri­te­rios ju­rí­di­cos que con­ven­zan a un buen nú­me­ro de mi­nis­tros ni si­quie­ra en cues­tio­nes tan for­ma­les co­mo cuan­do se pro­du­ce el des­pa­cho de un pro­yec­to de ley. In­clu­so en esos ca­sos, cuan­do la cues­tión es po­lí­ti­ca­men­te con­tro­ver­ti­da, la vo­ta­ción fi­nal es cin­co a cin­co y di­ri­mi­da por el vo­to del pre­si­den­te, o sea por una so­lu­ción mí­ni­ma.

¿Cuál es el ries­go de que no re­suel­va por cri­te­rios ju­rí­di­cos?

—Con es­to, el TC es­tá de­mos­tran­do que ni si­quie­ra en es­tas cues­tio­nes for­ma­les bá­si­cas de­ci­de co­mo un tri­bu­nal de de­re­cho. Es una ter­ce­ra cá­ma­ra. Qué me­jor de­mos­tra­ción de es­to que el he­cho que no pue­da fa­llar con una mayoría só­li­da, ni si­quie­ra la cues­tión for­mal de cuán­do se da por des­pa­cha­do un pro­yec­to de ley. —Eso no lo sa­be­mos por­que aún no co­no­ce­mos el fa­llo en cuan­to a su con­te­ni­do. Las con­di­cio­nes de ad­mi­si­bi­li­dad son las más for­ma­les y bá­si­cas de to­das. Uno es­pe­ra­ría que al me­nos en eso el Tri­bu­nal fue­ra ca­paz de al­can­zar ma­yo­rías con­si­de­ra­bles. In­clu­so en esas cues­tio­nes for­ma­les que se fa­lle cin­co a cin­co mues­tra que el TC es una cá­ma­ra po­lí­ti­ca. En es­te ca­so la ali­nea­ción no fue la ha­bi­tual por un dis­co­la­je, pe­ro el pro­ble­ma sigue pre­sen­te.

¿Cuál era su opi­nión so­bre el re­que­ri­mien­to?

—A mi juicio, lo in­só­li­to del re­que­ri­mien­to era la pre­ten­sión de eli­mi­nar to­da re­fe­ren­cia a los sin­di­ca­tos en la ley. Es­to de­mues­tra lo ab­sur­do que era la po­si­ción que asu­mie­ron los re­qui­ren­tes. Eli­mi­nar a los sin­di­ca­tos del pro­yec­to era de­jar­los en la des­re­gu­la­ción com­ple­ta, lo cual no es muy in­te­li­gen­te. Aho­ra co­mo es­to fue de­cla­ra­do inad­mi­si­ble, la opor­tu­ni­dad de im­pug­nar­lo se ce­rró.

¿A su juicio, cuán­do es el mo­men­to en que se pro­du­ce el des­pa­cho de un pro­yec­to de ley?

— El des­pa­cho se pro­du­ce cuan­do la Cá­ma­ra re­vi­so­ra aprue­ba fi­nal­men­te el pro­yec­to y man­da un ofi­cio al Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca co­mu­ni­cán­do­le que es­tá apro­ba­do el pro­yec­to. Eso fue lo que ocu­rrió el 23 de ju­nio. Asu­mo que esa fue la te­sis que se im­pu­so en el Tri­bu­nal y creo que es la co­rrec­ta.

¿Hay al­gún ries­go de que en el con­trol obli­ga­to­rio el TC se pro­nun­cie so­bre al­gu­nas nor­mas que fue­ron im­pug­na­das por la opo­si­ción?

—Tie­ne que pro­nun­ciar­se só­lo so­bre las ma­te­rias que sean de ley Or­gá­ni­ca Cons­ti­tu­cio­nal, no so­bre otras ma­te­rias. Creo que si el TC se apro­ve­cha del con­trol pre­ven­ti­vo obli­ga­to­rio pa­ra pro­nun­ciar­se so­bre cues­tio­nes que no son de la com­pe­ten­cia res­pec­ti­va, es­ta­ría in­frin­gien­do la Cons­ti­tu­ción.

¿Coin­ci­de en que la apli­ca­ción de la re­for­ma va a que­dar en­tre­ga­da a la ju­di­cia­li­za­ción?

—Va a ha­ber ju­di­cia­li­za­ción, mu­cho más de lo que se­ría ra- zo­na­ble. Esas son las con­se­cuen­cias del pro­ce­di­mien­to le­gis­la­ti­vo neu­tra­li­za­do ba­jo la ac­tual Cons­ti­tu­ción. El lí­mi­te es que el TC no puede obli­gar a le­gis­lar en nin­gún sen­ti­do po­si­ti­vo. Es un le­gis­la­dor ne­ga­ti­vo, só­lo puede sa­car co­sas. Eso de­ja un pro­ble­ma so­bre có­mo se re­gu­la cuan­do el Tri­bu­nal ha re­mo­vi­do cier­tas dis­po­si­cio­nes, es un pro­ble­ma de la ac­tual Cons­ti­tu­ción de 1980. Le pre­gun­ta­ría a los em­pre­sa­rios a nom­bre de quie­nes la de­re­cha pre­sen­tó el re­que­ri­mien­to, si les con­vie­ne te­ner un pro­ce­so de ne­go­cia­ción co­lec­ti­va que aho­ra va a estar ju­di­cia­li­za­do. Creo que eso es in­sen­sa­to.

RE­QUE­RI­MIEN­TO “Eli­mi­nar a los sin­di­ca­tos era de­jar­los en la des­re­gu­la­ción com­ple­ta, lo cual no es muy in­te­li­gen­te”.

¿Es par­ti­da­rio de re­gu­lar los va­cíos le­ga­les a tra­vés de una ley cor­ta?

—Es­pe­ra­ría a ver qué van a ha­cer los tri­bu­na­les. Si se mue­ven en la di­rec­ción co­rrec­ta, en la di­rec­ción en la cual el le­gis­la­dor no pu­do mo­ver­se por las neu­tra­li­za­cio­nes, ha­bría que de­jar tal co­mo es­tá la ley. Eso es ins­ti­tu­cio­nal­men­te po­co ade­cua­do, pe­ro tam­bién lo es te­ner un sis­te­ma neu­tra­li­za­do co­mo el que te­ne­mos.

EFEC­TOS DE LA RE­FOR­MA “Le pre­gun­ta­ría a los em­pre­sa­rios si les con­vie­ne te­ner un pro­ce­so de ne­go­cia­ción co­lec­ti­va que va a estar ju­di­cia­li­za­do”.

¿Es mo­men­to de ace­le­rar el de­ba­te so­bre la mo­di­fi­ca­ción del TC?

—Esa es una dis­cu­sión cen­tral den­tro del de­ba­te de una nueva Cons­ti­tu­ción. Pe­ro es evi­den­te que el TC es­tá sien­do uti­li­za­do co­mo una ter­ce­ra cá­ma­ra en la cual la de­re­cha tie­ne un sub­si­dio que no lo­gró ob­te­ner con las elec­cio­nes. Ellos no van a estar dis­pues­tos a per­der esa po­si­ción. Es bien im­por­tan­te te­ner pre­sen­te que la cues­tión del TC no ne­ce­si­ta ser tra­ta­da co­mo to­do o na­da. Aún no en­cuen­tro un ar­gu­men­to que me con­ven­za de que te­ner un TC es una bue­na idea, pe­ro hay mu­chas fór­mu­las que son me­nos sus­cep­ti­bles de trans­for­mar­se en una ter­ce­ra cá­ma­ra. El que te­ne­mos no­so­tros es el peor de to­dos. En el de­ba­te ha­brá que ver si que­re­mos te­ner un TC y si esa es la de­ci­sión, ha­brá que or­ga­ni­zar sus com­pe­ten­cias pa­ra mi­ni­mi­zar la po­si­bi­li­dad de que se trans­for­me en una ter­ce­ra cá­ma­ra. Hay mu­cho que apren­der so­bre eso en el de­re­cho com­pa­ra­do.

TE­NER O NO TC “El Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal que te­ne­mos no­so­tros es el peor de to­dos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.