La li­ber­tad de em­pren­der en jue­go

Pulso - - Opinion - RAÚL FI­GUE­ROA S.

LAS CRÍ­TI­CAS al pro­yec­to so­bre edu­ca­ción su­pe­rior se han he­cho sen­tir trans­ver­sal­men­te y es es­pe­ra­ble que se pro­fun­di­cen a me­di­da que su dis­cu­sión avan­ce y la ciu­da­da­nía se in­terio­ri­ce en sus de­ta­lles. Uno de los as­pec­tos que no ha si­do des­ta­ca­do con la su­fi­cien­te fuer­za y cu­yos al­can­ces no han si­do eva­lua­dos en su to­tal mag­ni­tud di­ce re­la­ción con la obli­ga­ción que el pro­yec­to im­po­ne a cen­tros de for­ma­ción téc­ni­ca (CFT) e ins­ti­tu­tos pro­fe­sio­na­les (IP) de trans­for­mar­se en or­ga­ni­za­cio­nes sin fi­nes de lu­cro si quie­ren se­guir re­ci­bien­do re­cur­sos pú­bli­cos. Es di­fí­cil ar­gu­men­tar que el cam­bio pro­pues­to apun­ta a me­jo­rar la ca­li­dad del sis­te­ma, con­si­de­ran­do que del to­tal de alum­nos de la edu­ca­ción su­pe­rior un 45% asis­te a CFT o IP, y de ellos un 68% lo ha­ce en al­gu­na ins­ti­tu­ción acre­di­ta­da con fi­nes de lu­cro. Asi­mis­mo, el de­ba­te so­bre el lu­cro en las uni­ver­si­da­des tam­po­co es apli­ca­ble a las ins­ti­tu­cio­nes téc­ni­cas, to­da vez que el rol que cum­plen y el ré­gi­men ju­rí­di­co que se les apli­ca son di­fe­ren­tes. In­clu­so en el as­pec­to de fon­do, es­to es si con­vie­ne o no que las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior ten­gan fi­nes de lu­cro, la dis­tin­ción en­tre uni­ver­si­da­des e ins­ti­tu­cio­nes téc­ni­cas es ne­ce­sa­ria. Los pro­yec­tos ade­más no es­ta­ble­cen nin­gún me­ca­nis­mo de com­pen­sa­ción pa­ra quie­nes pa­sen de ser so­cie­da­des co­mer­cia­les a per­so­nas ju­rí­di­cas sin fi­nes de lu­cro, lo que im­pli­ca que to­do lo le­gí­ti­ma­men­te in­ver­ti­do se pier­de. Los de­re­chos so­cia­les que una per­so­na ten­ga en una ins­ti­tu­ción téc­ni­ca de edu­ca­ción su­pe­rior, que im­pli­can un va­lor pa­tri­mo­nial y la po­si­bi­li­dad de re­ti­rar uti­li­da­des des­apa­re­cen, pa­san­do a ser de­re­chos po­lí­ti­cos en una cor­po­ra­ción o fun­da­ción sin fi­nes de lu­cro. Se tra­ta de un cam­bio en las con­di­cio­nes que evi­den­te­men­te afec­ta el de­re­cho de pro­pie­dad y que agre­ga otro fac­tor de in­cer­ti­dum­bre res­pec­to del re­co­no­ci­mien­to que las au­to­ri­da­des asig­nan a la li­ber­tad de em­pren­der, que nues­tra Cons­ti­tu­ción res­guar­da y que ha per­mi­ti­do el de­sa­rro­llo de un país li­bre y prós­pe­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.