Chi­le es­tu­dia la re­gu­la­ción de los vehícu­los au­tó­no­mos

Mien­tras Ale­ma­nia apues­ta por in­cen­ti­var a los fa­bri­can­tes a in­cor­po­rar ca­jas ne­gras en los au­tos sin con­duc­tor, y Ca­li­for­nia bus­ca que to­do trans­por­te con es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas ten­ga vo­lan­te y pe­da­les, nues­tro país da los pri­me­ros pa­sos, en­ta­blan­do reuni

Pulso - - Portada - Un re­por­ta­je de PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

CON­SI­DE­RA­DA co­mo una de las áreas cla­ve de de­sa­rro­llo, los vehícu­los co­nec­ta­dos em­pie­zan a to­mar ca­da vez más fuer­za en el seg­men­to automotor. Prue­ba de ello son las alian­zas de em­pre­sas co­mo BMW e In­tel jun­to con Mo­bi­le­ye con el ob­je­ti­vo de dar con el tan an­he­la­do vehícu­lo au­tó­no­mo.

De acuer­do a la in­ves­ti­ga­ción “Con­nec­ted in­dus­trial wor­kfor­ce” de Ac­cen­tu­re, la in­ver­sión de in­dus­trias co­nec­ta­das ten­drá co­mo pro­ta­go­nis­tas a los vehícu­los au­tó­no­mos, que en cin­co años re­pre­sen­ta­rán el 27% de la in­ver­sión li­ga­da a In­ves­ti­ga­ción y De­sa­rro­llo (I+D). Del mis­mo mo­do, el es­tu­dio es­ta­ble­ce que el 50% de los eje­cu­ti­vos invertirá en es­te ti­po de au­to­mó­vi­les.

Mar­cas co­mo Hon­da, BMW y Au­di es­tán in­vir­tien­do gran­des su­mas pa­ra avan­zar en es­tas áreas. Au­di, por ejem­plo, ha­brá in­ver­ti­do en­tre 2012 y 2016 US$13 mil mi­llo­nes en in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción pa­ra con­cre­tar el an­he­lo de los au­tos que se ma­ne­jan sin in­ter­ven­ción hu­ma­na.

De acuer­do a es­tu­dios de la in­dus­tria, in­te­grar es­te ti­po de tec­no­lo­gía con el fin de do­tar de in­te­li­gen­cia y au­to­no­mía a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de vehícu­los cos­ta­ría en­tre US$500 y US$1.000, cos­to si­mi­lar a un smartp­ho­ne de ga­ma me­diaal­ta, una in­ver­sión que ha­ría po­si­ble que en la pró­xi­ma dé­ca­da al me­nos el 75% de los vehícu­los cuen­te con al­gún gra­do de in­te­li­gen­cia. Es­to ten­dría co­mo con­se­cuen­cia una ma­yor efi­cien­cia de con­su­mo y me­nor ta­sa de mor­ta­li­dad li­ga­da al trá­fi­co. “El fac­tor se­gu­ri­dad es el prin­ci­pal be­ne­fi­cio, ya que per­mi­te que los au­tos na­ve­guen den­tro del trá­fi­co y pue­dan evi­tar ac­ci­den­tes, da­do que el vehícu­lo se pro­gra­ma­rá a una ve­lo­ci­dad ade­cua­da. Ade­más avan­za­mos ha­cia una ciu­dad más in­clu­si­va, da­do que las per­so­nas con ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les pue­den ha­cer igual uso de es­ta tec­no­lo­gía, ya que el trans­por­te se ha­ce más fá­cil”, cuen­ta Vi­cen­te Mi­llán, ge­ren­te de de­sa­rro­llo de ne­go­cios de In­tel.

Desafíos en Chi­le Mien­tras es­ta­dos co­mo Ne­va­da, Ca­li­for­nia y Flo­ri­da en Es­ta­dos Uni­dos ya han per­mi­ti­do que vehícu­los au­tó­no­mos tran­si­ten por sus ca­lles o es­tán en pro­ce­so de mo­di­fi­car la le­gis­la­ción, nues­tro país re­cién em­pie­za a dar los pri­me­ros pa­sos en la ma­te­ria. Prue­ba de ello es que en el go­bierno es­tán es­tu­dian­do el te­ma des­de ini­cios de es­te año, lo que lle­vó a una co­mi­ti­va a Ca­li­for­nia el año pa­sa­do con el fin de re­unir­se con eje­cu­ti­vos de la in­dus­tria pa­ra em­pe­zar a tes­tear la tec­no­lo­gía en nues­tro país.

Cris­tián Bo­wen, sub­se­cre­ta­rio de Trans­por­tes, se­ña­la que es “ne­ce­sa­rio to­mar­le el pe­so a es­tas in­no­va­cio­nes, yo pre­fe­ri­ría que fue­se más tem­prano que tar­de. Hay que re­cor­dar que em­pre­sas co­mo Goo­gle ya han plan­tea­do pla­zos pa­ra te­ner es­tos vehícu­los en la ca­lle en los pró­xi­mos años, y los úl­ti­mos ac­ci­den­tes de Tes­la es­tán le­jos de in­hi­bir el de­sa­rro­llo de es­te ti­po de tec­no­lo­gía. Por eso, es­ta­mos ob­ser­van­do con aten­ción”. El sub­se­cre­ta­rio en­fa­ti­za en que hay que man­te­ner el fo­co, “la tec­no­lo­gía por la tec­no­lo­gía no es la so­lu­ción, y des­de el pun­to de vis­ta de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas, de­be­mos ase­gu­rar que es­tos desa­rro­llos sean un apor­te real a la mo­vi­li­dad de las per­so­nas”.

A pe­sar de que BMW es­ta­ble­ció un pla­zo de cin­co años pa­ra te­ner mo­de­los de es­te ti­po en las ca­lles, Louis de Gran­ge, in­ge­nie­ro ex­per­to en trans­por­tes y aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Die­go Por­ta­les, cree que in­clu­so pue­de ha­cer fal­ta un pe­rio- do más lar­go pa­ra que los au­tó­no­mos lle­guen a Chi­le. “La adop­ción de tec­no­lo­gías co­mo és­ta ha­ce pen­sar en un pro­ce­so, en que pri­me­ro hay que de­fi­nir el mar­co re­gu­la­to­rio, des­pués ha­cer pi­lo­tos pa­ra es­ta­ble­cer cuál se­rá el im­pac­to en nues­tro sis­te­ma de trans­por­tes. Si bien paí­ses co­mo Ale­ma­nia, Ja­pón o Es­ta­dos Uni­dos es­tán dan­do pa­sos sig­ni­fi­ca­ti­vos, los au­tó­no­mos po­drían in­cor­po­rar­se en­tre cin­co y diez años”.

Con­tar con un mar­co re­gu­la­to­rio ro­bus­to hoy pa­re­ce in­dis­pen­sa­ble. Tan­to des­de el Eje­cu­ti­vo co­mo ex­per­tos se­ña­lan que ese se­rá el úni­co ca­mino pa­ra es­ta­ble­cer res­pues­tas a in­quie­tu­des que po­dría te­ner la po­bla­ción, co­mo por ejem­plo, quién res­pon­de cuan­do un vehícu­lo au­tó­no­mo pro­vo­ca un ac­ci­den­te.

Por otro la­do, es ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer qué ti­po de au­to­no­mía se desea pa­ra el país. En Ca­li­for­nia los bo­rra­do­res de la nor­ma­ti­va de trán­si­to es­ta­ble­cen que to­dos los vehí­cu-

los au­tó­no­mos de­ben te­ner pe­da­les y vo­lan­te, pa­ra per­mi­tir el pa­so a con­trol ma­nual. ¿La ra­zón? Ha­cer fren­te a las in­quie­tu­des plan­tea­das por le­gis­la­do­res an­te las ame­na­zas de se­gu­ri­dad lue­go de de­mos­tra­cio­nes en que hac­kers han con-

se­gui­do ma­ni­pu­lar los fre­nos y mo­tor. Por su par­te, en Ale­ma­nia se bus­ca im­ple­men­tar una nue­va le­gis­la­ción pa­ra exi­gir a los fa­bri­can­tes la ins­ta­la­ción de ca­jas ne­gras que pue­dan es­cla­re­cer las cau­sas en ca­so de ac­ci­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.