Lo pen­dien­te en go­bierno cor­po­ra­ti­vo,

En Chi­le los di­rec­to­rios dis­cu­ten po­co so­bre as­pec­tos es­tra­té­gi­cos que apun­ten a la crea­ción de va­lor a tra­vés de la in­cor­po­ra­ción de las lla­ma­das mé­tri­cas ESG, en­tre otras ma­te­rias re­le­van­tes.

Pulso - - Portada - por Ka­ren Po­nia­chik

CON LA ex­cep­ción de te­mas so­bre di­ver­si­dad e in­clu­sión (de mu­je­res en par­ti­cu­lar), amén de la ne­ce­si­dad de for­ta­le­cer pro­gra­mas de com­plian

ce y con­tro­les in­ter­nos, el de­ba­te lo­cal en torno a le­gis­la­ción, au­to­rre­gu­la­ción y de­be­res fi­du­cia­rios de los di­rec­to­rios está bas­tan­te ale­ja­do del que se da en cen­tros de es­tu­dios, pu­bli­ca­cio­nes es­pe­cia­li­za­das y fo­ros em­pre­sa­ria­les de Nor­tea­mé­ri­ca y Eu­ro­pa. Es cier­to que de­be­mos cen­trar­nos en nues­tra reali­dad, muy dis­tin­ta a aque­lla en la que la pro­pie­dad de las em­pre­sas está ato­mi­za­da, exis­te la fi­gu­ra del “ac­ti­vis­ta” y ope­ran fon­dos ins­ti­tu­cio­na­les co­mo Cal­pers que reivin­di­can con­duc­tas cor­po­ra­ti­vas éti­cas.

Sin em­bar­go, es im­por­tan­te es­tar al tan­to de lo que se dis­cu­te afue­ra por­que mu­chas com­pa­ñías chi­le­nas ha­cen ne­go­cios y tran­san ins­tru­men­tos en mer­ca­dos que im­po­nen exi­gen­cias más ri­gu­ro­sas res­pec­to a nor­mas con­ta­bles, re­la­ción con per­so­nas po­lí­ti­ca­men­te ex­pues­tas, do­na­cio­nes y re­glas de dis­clo­su­re. En la mis­ma lí­nea, la OC­DE re­cla­ma es­tán­da­res más al­tos en ma­te­rias de an­ti-co­rrup­ción, tri­bu­ta­ción y res­pon­sa­bi­li­dad so­cial em­pre­sa­rial.

Tan­to el re­gu­la­dor co­mo los cen­tros aso­cia­dos a uni­ver­si­da­des ( dis­clai­mer #1: uno a cu­yo con­se­jo ase­sor per­te­nez­co) es­tán abor­dan­do los desafíos con una vi­sión le­ga­lis­ta cen­tra­da en los de­be­res de cui­da­do y leal­tad, con­flic­tos de in­te­rés, pro­tec­ción de mi­no­ri­ta­rios, ne­go­cios con par­tes re­la­cio­na­das y rol/atri­bu­cio­nes del co­mi­té de di­rec­to­res. To­do eso está muy bien, pe­ro no es su­fi­cien­te pa­ra in­cor­po­rar me­jo­res y no­ve­do­sas prác­ti­cas con mi­ras a un me­jor desem­pe­ño de los di­rec­to­rios.

Ana­li­za­mos las res­pues­tas a la cir­cu­lar 385 -ejer­ci­cio po­co pro­duc­ti­vo con­si­de­ran­do que es­ta no abor­da te­mas que apun­ten a la crea­ción de va­lor al lar­go pla­zo-, pe­ro no re­vi­sa­mos la sec­ción ries­gos de las me­mo­rias de las em­pre­sas lis­ta­das. Si no, ya ha­bría­mos caí­do en cuen­ta que mu­chas no los trans­pa­ren­tan de­bi­da­men­te. Por otra par­te, no he­mos cues­tio­na­do la fal­ta de avan­ce en la re­for­ma de los go­bier­nos cor­po­ra­ti­vos de em­pre­sas SEP ( dis­clai­mer #2: a uno de cu­yos di­rec­to­rios per­te­nez­co), pe­se al com­pro­mi­so que adop­ta­mos al in­gre­sar a la OC­DE. Tam­po­co he­mos eva­lua­do los be­ne­fi­cios de la re­for­ma de Co­del­co, a más de diez años de su en­tra­da en vi­gen­cia, así co­mo los va­cíos y desafíos que la es­ta­tal aún de­be en­fren­tar en es­ta ma­te­ria.

En Chi­le los di­rec­to­rios dis­cu­ten po­co so­bre as­pec­tos es­tra­té­gi­cos que apun­ten a la crea­ción de va­lor a tra­vés de la in­cor­po­ra­ción de las lla­ma­da mé­tri­cas ESG -in­di­ca­do­res am­bien­ta­les, so­cia­les y de go­bierno cor­po­ra­ti­vo, por su si­gla en in­glés- (en adi­ción a las de ren­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra), re­la­ción con los sta­kehol­ders, ne­ce­si­dad de in­no­var e in­ver­tir en I+D pa­ra crear nue­vos pro­duc­tos y ser­vi­cios, pro­gra­mas de cap­ta­ción y re­ten­ción de ta­len­to, ac­cio­nes pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad y có­mo lo­grar el ba­lan­ce ideal en­tre el tiem­po que de­di­can al com­plian­ce y aquel que des­ti­nan a la dis­cu­sión de as­pec­tos es­tra­té­gi­cos. Tam­po­co se de­ba­te si es pre­fe­ri­ble una vi­sión “cor­to­pla­cis­ta” ba­sa­da en re­sul­ta­dos tri­mes­tra­les o una que apun­te a que las em­pre­sas se las jue­guen por crear va­lor al lar­go pla­zo. Qué du­da ca­be que se­ría un apor­te leer a Paul Pol­man y a Mark Wi­se­man y apren­der so­bre el lla­ma­do J&J Cre­do. Más que pon­ti­fi­car, el ob­je­ti­vo de es­ta co­lum­na es in­vi­tar a que di­rec­to­res, con­tro­la­do­res, AFP e in­ver­sio­nis­tas, en con­jun­to con re­gu­la­do­res y en el mar­co de los cen­tros de go­bierno cor­po­ra­ti­vo que hay al ale­ro de las uni­ver­si­da­des, re­fle­xio­ne­mos en con­jun­to so­bre los nue­vos te­mas de la agen­da vin­cu­la­da a la crea­ción de va­lor al lar­go pla­zo. Es­to, pa­ra que nues­tras em­pre­sas me­jo­ren su repu­tación y re­to­men su rol co­mo mo­tor de cre­ci­mien­to, ge­ne­ra­ción de em­pleo e in­no­va­ción en fa­vor de to­dos sus ac­cio­nis­tas.

KA­REN PO­NIA­CHIK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.