Afi­lia­dos de AFP que si­guen re­co­men­da­cio­nes de cam­bios de mul­ti­fon­dos ga­nan me­nos

En lo que va del año, quie­nes per­ma­ne­cie­ron en el fon­do E han ob­te­ni­do los ma­yo­res re­tor­nos.

Pulso - - Portada -

LOS re­tor­nos ob­te­ni­dos por cam­bios de fon­dos de pen­sio­nes no siem­pre su­pe­ran a las ga­nan­cias que se pue­den lo­grar man­te­nién­do­se en el por­ta­fo­lio. Así se des­pren­de de los da­tos de un aná­li­sis ela­bo­ra­do por la Cor­po­ra­ción de In­ves­ti­ga­ción, Es­tu­dio y Desa­rro­llo de la Se­gu­ri­dad So­cial (Cie­des), que es­tu­dió los re­sul­ta­dos en la ren­ta­bi­li­dad no­mi­nal, usan­do co­mo re­fe­ren­cia el va­lor cuo­ta de una AFP re­pre­sen­ta­ti­va.

Así, pa­ra el pe­río­do enero 2012 a ju­nio de 2016, con­clu­ye que “un afi­lia­do que ha per­ma­ne­ci­do siem­pre en el fon­do A es quien más ha ren­ta­do, con un 43,5% no­mi­nal, se­gui­do de los fon­dos Cy D, con el 43,2% y 42,8% res­pec­ti­va­men­te. En la con­tra­par­te, el es­tu­dio de Cie­des mues­tra que quie­nes per­ma­ne­cie­ron en los fon­dos By E ob­tu­vie­ron la me­nor ren­ta­bi­li­dad no­mi­nal, con un 39,8% y 39,9% res­pec­ti­va­men­te.

Asi­mis­mo, in­di­can que el ha­ber se­gui­do las re­co­men­da­cio­nes de tras­pa­sos de un ter­ce­ro (ase­so­res de cam­bios F&F, Fon­do Aler­ta y TPg so­cios) en di­cho pe­río­do, les ha­bría ge­ne­ra­do un re­torno su­pe­rior a los fon­dos By E, pe­ro in­fe­rior al de los fon­dos A,C y D.

En tan­to, en lo que va de 2016 los que op­ta­ron por el fon­do más con­ser­va­dor, li- de­ran en ga­nan­cias. Ello por­que en­tre enero y ju­nio de es­te año, las ci­fras de Cie­des re­fle­jan “una si­tua­ción más ren­ta­ble pa­ra quien per­ma­ne­ció en el fon­do E, con una ren­ta­bi­li­dad no­mi­nal de 3,8%. El peor es­ce­na­rio es pa­ra los afi­lia­dos del fon­do A, con un -2,9% no­mi­nal.

El cen­tro de es­tu­dios acla­ra que “el efec­to en la ren­ta­bi­li­dad que pue­de ob­te­ner un afi­lia­do que si­gue las re­co­men­da­cio­nes de ter­ce­ros de­pen­de­rá del pe­río­do ana­li­za­do y el fon­do de re­fe­ren­cia”. Asi­mis­mo, aña­de que “los re­sul­ta­dos son sen­si­bles a las es­tra­te- gias de in­ver­sión de ca­da AFP en par­ti­cu­lar, es de­cir, de­pen­de­rá de ca­da va­lor cuo­ta”.

El aná­li­sis in­clu­ye ade­más com­pa­ra­cio­nes pa­ra di­fe­ren­tes pe­río­dos (Ver ta­bla).

VI­SIÓN DEL RE­GU­LA­DOR

La Su­pe­rin­ten­den­cia de Pen­sio­nes, si bien des­ta­ca la li­ber­tad que tie­nen los afi­lia­dos de po­ner sus aho­rros pre­vi­sio­na­les en cual­quie­ra de los fon­dos dis­po­ni­bles, sal­vo las res­tric­cio­nes pa­ra quie­nes es­tán cer­ca­nos a ju­bi­lar, re­cuer­da la im­por­tan­cia de to­mar es­tas de­ci­sio­nes con la ma­yor in­for­ma­ción po­si­ble, la que es­tá dis­po­ni­ble en el si­tio web de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Pen­sio­nes.

“La elec­ción de ti­po de fon­do de­be con­si­de­rar las pre­fe­ren­cias de los afi­lia­dos en cuan­to a su ni­vel de to­le­ran­cia al ries­go, pe­ro tam­bién otras ca­rac­te­rís­ti­cas re­le­van­tes co­mo el ho­ri­zon­te de in­ver­sión. En ge­ne­ral, los fon­dos más ries­go­sos tie­nen ma­yor ren­ta­bi­li­dad es­pe­ra­da y ma­yor va­ria­bi­li­dad en el tiem­po, y los fon­dos me­nos ries­go­sos tien­den a te­ner una me­nor ren­ta­bi­li­dad y me­nor va­ria­bi­li­dad”. Así, los afi­lia­dos cer­ca de la edad le­gal de ju­bi­lar, pue­den pri­vi­le­giar la se­gu­ri­dad de sus in­ver­sio­nes en los fon­dos ti­po D y/o E, ya que no ten­drán tiem­po de re­cu­pe­rar even­tua­les pér­di­das en fon­dos ries­go­sos.

La SP co­men­tó que mo­ni­to­rea cons­tan­te­men­te los re­tor­nos y tras­pa­sos de fon­do, vi­gi­lan­do los cam­bios de ten­den­cia, pa­ra to­mar me­di­das si es ne­ce­sa­rio.

OJO los re­sul­ta­dos de los fon­dos va­rían se­gún las es­tra­te­gias de in­ver­sión de ca­da AFP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.