Val­pa­raí­so y Co­quim­bo, las fa­vo­ri­tas pa­ra la 2a vi­vien­da

Cer­ca del 40% de la in­ver­sión tu­rís­ti­ca in­mo­bi­lia­ria se con­cen­tra en la Quin­ta Re­gión. La cer­ca­nía con San­tia­go, la can­ti­dad de ser­vi­cios y el ac­ce­so a la pla­ya son de­ter­mi­nan­tes a la ho­ra de de­fi­nir dón­de com­prar otra pro­pie­dad.

Pulso - - Portada - Un re­por­ta­je de PAU­LA NÚÑEZ LÓ­PEZ

PLA­YA O CAM­PO? Es una de las in­te­rro­gan­tes más fre­cuen­tes a la ho­ra de pen­sar en una se­gun­da vi­vien­da. Mien­tras al­gu­nos ven en es­ta al­ter­na­ti­va te­ner un lu­gar pa­ra dis­fru­tar del tiem­po li­bre, otros lo con­si­de­ran co­mo una in­ver­sión e in­clu­so, co­mo una ma­ne­ra de ase­gu­rar su fu­tu­ro.

Buen cli­ma, dis­tan­cias fá­ci­les de re­co­rrer, ac­ce­so a co­mer­cio y ser­vi­cios son al­gu­nas de las cla­ves al com­prar una pro­pie­dad de es­te ti­po. Es­ta ra­zón ha de­ter­mi­na­do que la can­ti­dad de pro­yec­tos de de­par­ta­men­tos ha­ya au­men­ta­do de for­ma con­si­de­ra­ble en las re­gio­nes de Val­pa­raí­so y Co­quim­bo, que jus­ti­fi­ca que só­lo en los úl­ti­mos me­ses de 2015 el nú­me­ro de pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios en la Quin­ta Re­gión ha­ya au­men­ta­do en un 11%, de acuer­do a da­tos de Por­ta­lin­mo­bi­lia­rio.com. En tan­to, el mer­ca­do de ca­sas vi­ve un al­za en la zo­na sur del país.

A pe­sar de que las ex­pec­ta­ti­vas del sec­tor son de me­nor cre­ci­mien­to, en las zo­nas cer­ca­nas a la pla­ya si­gue exis­tien­do un al­to di­na­mis­mo in­mo­bi­lia­rio atri­bui­ble a la se­gun­da vi­vien­da. “Si pen­sa­mos en una pro­pie­dad de uso es­ti­val o de des­can­so, de­fi­ni­ti­va­men­te, ciu­da­des co­mo Vi­ña del Mar, Val­pa­raí­so y La Se­re­na po­seen un gran atrac­ti­vo tu­rís­ti­co, que lla­ma a los po­ten­cia­les com­pra­do­res a con­si­de­rar­las muy por so­bre las de­más”, dice Juan Se­bas­tián Mo­ra­les, ge­ren­te de pro­yec­tos de Ca­pi­ta­li­zar­me.com, pla­ta­for­ma de crowd­sour­cing que bus­ca ex­po­ner a per­so­nas a opor­tu­ni­da­des pa­ra in­ver­tir en pro­pie­da­des.

En es­te con­tex­to, en el Nor­te Chi­co, La Se­re­na y Co­quim­bo son dos de las ciu­da­des que han cre­ci­do co­mo con­se­cuen­cia de la ac­ti­vi­dad mi­ne­ra.

A la ho­ra de bus­car una pro­pie­dad, Mo­ra­les se­ña­la que hay al­gu­nos facg­to­res de­ter­mi­nan­tes. “En or­den de im­por­tan­cia, el com­pra­dor se fi­ja en vis­ta, ubi­ca­ción y ser­vi­cios cer­ca­nos. Ló­gi­ca­men­te la repu­tación pesa bas­tan­te, ya que es una in­ver­sión a lar­go pla­zo y que en el 90% de los ca­sos es fi­nan­cia­da con deu­da de has­ta 30 años”. In­ver­sión en el sur En las re­gio­nes de Los La­gos y Los Ríos, el mer­ca­do de la se­gun­da vi­vien­da tam­bién se es­tá ex­pan­dien­do, don­de hay dos per­fi­les: ur­bano y ru­ral. “En el mun­do ru­ral don­de es­tá el la­go Ran­co o Ru­pan­co, las pro­pie­da­des se arrien­dan es­ta­cio­nal­men­te, en se­ma­na san­ta, va­ca­cio­nes de in­vierno, sep­tiem­bre y ve­rano, al­can­zan­do ren­ta­bi­li­da­des en torno al 6%. Mien­tras que en el sec­tor ur­bano, don­de es­tá Puer­to Va­ras o Val­di­via, se pue­de arren­dar año co­rri­do, y ren­ta en torno al 5%. Si es es­ta­cio­nal se ob­tie­ne ma­yor ren­ta­bi­li­dad”, se­ña­la Juan Pa­blo León, ge­ren­te co­mer­cial de Pa­ta­go­nLand.

El eje­cu­ti­vo co­men­ta que tam­bién la ren­ta­bi­li­dad ob­te­ni­da de la ven­ta es­tá al al­za. “Es­ti­ma­mos que en las zo­nas don­de hay es­ca­sez (por ejem­plo a ori­llas de la­go, que son ubi­ca­cio­nes úni­cas), las ren­ta­bi­li­da­des es­tán en torno al 10% en pe­rio­dos trie­na­les”.

Quie­nes desean ha­cer ne­go­cio con la se­gun­da vi­vien­da sue­len te­ner una mi­ra­da di­fe­ren­te. “Más que vis­ta y ubi­ca­ción, se bus­ca un tic­ket de arrien­do por día o tem­po­ra­da, que sig­ni­fi­que una ren­ta­bi­li­dad sa­na pa­ra pa­gar el cré­di­to hi­po­te­ca­rio y que­dar con un ex­ce­den­te”, dice Mo­ra­les.

En es­te ám­bi­to, la ofer­ta de de­par­ta­men­tos en la zo­na cen­tral de Chi­le es una de las op­cio­nes pre­di­lec­tas. “Con­si­de­ran­do el mer­ca­do de in­ver­sión, se tra­ta de vi­vien­das prin­ci­pal­men­te de 1 y 2 dor­mi­to­rios, cer­ca­nas a los ejes via­les. Es­to ade­más de su cer­ca­nía a sec­to­res de al­to ni­vel en equi­pa­mien­to y ser­vi­cios, que ge­ne­ren plus­va­lías a la in­ver­sión rea­li­za­da. Es­tos son fac­to­res muy re­le­van­tes a la ho­ra de to­mar la de­ci­sión de in­ver­sión”, cuen­ta Fe­li­pe Pa­rra, sub­ge­ren­te del área de Es­tu­dios de Co­lliers In­ter­na­tio­nal.

Por ejem­plo, de acuer­do a da­tos de la in­dus­tria, el arrien­do por los me­ses de ve­rano de un de­par­ta­men­to en Re­ña­ca, po­dría fac­tu­rar $5 mi­llo­nes de pe­sos, que de­pen­de­rá de la ubi­ca­ción, ac­ce­sos y es­pa­cios, en­tre otros. Es­to sig­ni­fi­ca que se ob­ten­dría el di­ne­ro su­fi­cien­te pa­ra po­der man­te­ner la pro­pie­dad y pa­gar el di­vi­den­do.

A Mia­mi las in­ver­sio­nes Sin em­bar­go, hay quie­nes es­tán de­jan­do de la­do la idea de com­prar su se­gun­da vi­vien­da en el cam­po o pla­ya del Pa­cí­fi­co y es­tán por pla­yas más tem­pla­das co­mo las de Mia­mi. A pe­sar de que his­tó­ri­ca­men­te han si­do los ve­ne­zo­la­nos quie­nes com­pran ca­sas y edi­fi­cios en Flo­ri­da, los chi­le­nos po­co a po­co em­pie­zan a dar es­te pa­so. Se­gún los es­pe­cia­lis­tas del ru­bro, des­de hace dos años ha au­men­ta­do el in­te­rés en el es­ta­do, que no se ve­ría afec­ta­do por el ba­jo ín­di­ce de cre­ci­mien­to en nues­tro país. ¿Por qué Mia­mi? Se tra­ta del se­gun­do cen­tro ban­ca­rio de EEUU y cuen­ta con una in­dus­tria tu­rís­ti­ca anual que fac­tu­ra cer­ca de US$22.000 mi­llo­nes. Ade­más, se es­ti­ma que la ren­ta­bi­li­dad de te­ner un de­par­ta­men­to en Mia­mi es, en pro­me­dio, de 11,6% al año.

Quie­nes desean ha­cer ne­go­cios con la se­gun­da vi­vien­da, más que vis­ta y ubi­ca­ción, bus­can tic­ket de arrien­do por día o tem­po­ra­da.

Al­gu­nos em­pie­zan a ver en mer­ca­dos ex­tran­je­ros pa­ra in­ver­tir en su se­gun­da vi­vien­da.

En las re­gio­nes de Los La­gos y Los Ríos el mer­ca­do de la se­gun­da vi­vien­da tam­bién se es­tá ex­pan­dien­do.

La vis­ta, ubi­ca­ción y ser­vi­cios cer­ca­nos son fac­to­res de­ter­mi­nan­tes a la ho­ra de ele­gir una se­gun­da vi­vien­da ya sea en el cam­po o la pla­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.