Cri­sis hu­ma­ni­ta­ria en Ve­ne­zue­la

El tras­la­do en ma­sa de ciu­da­da­nos ve­ne­zo­la­nos a Colombia es la mues­tra de la cri­sis hu­ma­ni­ta­ria que se vi­ve en ese país, don­de la mi­tad de la po­bla­ción hoy no lo­gra co­mer tres ve­ces al día.

Pulso - - Opinion -

MÁS DE 130.000 ve­ne­zo­la­nos cru­za­ron la fron­te­ra du­ran­te el fin de se­ma­na rum­bo a las ciu­da­des fron­te­ri­zas de Colombia (prin­ci­pal­men­te Cú­cu­ta), en la ter­ce­ra vez en el mes que se per­mi­tió es­ta aper­tu­ra. Pa­ra ha­cer­se una idea, es co­mo si to­dos los ha­bi­tan­tes de la ciu­dad de Pun­ta Are­nas o de Cu­ri­có de­ci­die­ran tras­la­dar­se a otra ciu­dad en ape­nas dos días.

Pe­se a que am­bos paí­ses acor­da­ron es­ta me­di­da de for­ma ex­cep­cio­nal, pa­ra que los ve­ne­zo­la­nos pu­die­ran ir a com­prar bie­nes que no en­cuen­tran en su país, el Go­bierno co­lom­biano ase­gu­ró que la pró­xi­ma aper­tu­ra de la fron­te­ra de­be ser de­fi­ni­ti­va. Mien­tras, Colombia va a se­guir per­mi­tien­do el pa­so de en­fer­mos y es­tu­dian­tes, tal co­mo ha si­do des­de que el año pa­sa­do el Pre­si­den­te ve­ne­zo­lano Ni­co­lás Ma­du­ro de­ci­die­ra ce­rrar el pa­so y de­cre­tar es­ta­do de ex­cep­ción en la zo­na.

El tras­la­do en ma­sa de ciu­da­da­nos ve­ne­zo­la­nos ha­cia Colombia es una se­ñal de la cri­sis hu­ma­ni­ta­ria que vi­ven los ha­bi­tan­tes de ese país, don­de el ín­di­ce de es­ca­sez mues­tra que al­re­de­dor de la mi­tad de la po­bla­ción ni si­quie­ra es­tá lo­gran­do co­mer tres ve­ces al día. La de­ci­sión del Go­bierno de Ma­du­ro de man­te­ner la fron­te­ra ce­rra­da es ca­si tan in­com­pren­si­ble co­mo mu­chas de las me­di­das que ha to­ma­do des­de que asu­mió y que tie­nen a la po­bla­ción su­mi­da en la mi­se­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.