Ex­per­ta de EY ad­vier­te de ne­go­cia­cio­nes co­lec­ti­vas más en­go­rro­sas con Re­for­ma Laboral

Nancy Iba­ce­ta ad­mi­te que aun­que en la Re­for­ma Laboral se acor­ta­ron los pla­zos en el pro­ce­di­mien­to, se crea­ron otras fi­gu­ras que se­rán ob­je­to de con­tro­ver­sia.

Pulso - - Economia & Dinero - JUAN PA­BLO PALACIOS

—“¿El pro­ce­di­mien­to que se crea es mu­cho más fá­cil que el que ha­bía an­tes? La res­pues­ta es no”. Así de ta­jan­te es la so­cia de Law de EY (ex Ernst & Young) res­pec­to de los cam­bios que en­tra­rán a re­gir tras la pu­bli­ca­ción co­mo ley de la Re­for­ma Laboral.

An­te ese es­ce­na­rio, la ex­per­ta que ase­so­ra a em­pre­sas ad­vier­te que los pri­va­dos “ya asu­men que las ne­go­cia­cio­nes co­lec­ti­vas que se vie­nen van a ser más en­go­rro­sas”.

¿Qué ha pa­sa­do? Pe­se a que la Re­for­ma Laboral acor­tó los pla­zos de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, la ex­per­ta de EY, Nancy Iba­ce­ta, ad­vier­te que se creó un pro­ce­di­mien­to más en­go­rro­so.

¿Por qué ha pa­sa­do? La es­pe­cia­lis­ta se­ña­la que va­rias de las nue­vas fi­gu­ras que trae la re­for­ma, co­mo los ser­vi­cios mí­ni­mos, pa­ra que sean efec­ti­vas van a re­que­rir del pro­nun­cia­mien­to de la au­to­ri­dad.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Aler­ta que ello re­dun­da­ría en una ma­yor con­flic­ti­vi­dad de las re­la­cio­nes la­bo­ra­les.

A jui­cio de la abo­ga­da la­bo­ra­lis­ta, la efec­ti­vi­dad de los cam­bios que in­tro­du­jo la re­for­ma “re­que­ri­rá de tiem­po y de al­gu­nas in­ter­pre­ta­cio­nes que ven­gan de pro­nun­cia­mien­tos de la au­to­ri­dad o de fa­llos de los tri­bu­na­les. Así se­rá en ma­te­ria de gru­pos ne­go­cia­do­res y de ser­vi­cios mí­ni­mos”.

Res­pec­to de esa úl­ti­ma fi­gu­ra que crea el pro­yec­to, Iba­ce­ta ad­vier­te que “an­tes las par­tes no se po­nían de acuer­do con los ser­vi­cios mí­ni­mos. Aho­ra con esa fi­gu­ra se es­ta­ble­ció una pre ne­go­cia­ción co­lec­ti­va. Eso cam­bia las re­glas por­que va a im­pli­car que las em­pre­sas van a te­ner que sen­tar­se a ne­go­ciar an­tes de que se pre­sen­te el pro­yec­to de con­tra­to co­lec­ti­vo. Los abo­ga­dos que nos de­di­ca­mos a es­to ya sa­be­mos que ese pe­río­do pre­vio va a ser una ne­go­cia­ción co­lec­ti­va chi­ca, que va a te­ner su cos­to”.

Tam­bién cues­tio­na que se ha­ya ba­ja­do de cua­tro a tres año el to­pe de la vi­gen­cia de los con­tra­tos co­lec­ti­vos. “La pre­pa­ra­ción de una ne­go­cia­ción co­lec­ti­va se­ria en una em­pre­sa se hace con seis me­ses de an­ti­ci­pa­ción. Aho­ra con la nueva re­gu­la­ción va­mos a es­tar ne­go­cia­cian­do más se­gui­do, eso va a sig­ni­fi­car un des­gas­te de re­cur­sos y de tiem­po. Eso no fue bueno, las Ser­vi­cios mí­ni­mos La ex­per­ta dice que con esa fi­gu­ra se creó una ne­go­cia­ción co­lec­ti­va chi­ca, an­ti­ci­pa­da. em­pre­sas siem­pre van a que­rer te­ner un con­tra­to co­lec­ti­vo a más lar­go pla­zo”, dice.

PRO­NUN­CIA­MIEN­TOS DE LA DT. Más que una ju­di­cia­li­za­ción ma­si­va de ca­sos por el nue­vo pro­ce­di­mien­to co­lec­ti­vo, la ex­per­ta de EY cree que las ma­te­rias más com­ple­jas se- rán mo­ti­vo de con­tro­ver­sia en pri­me­ra ins­tan­cia an­te la pro­pia au­to­ri­dad laboral.

En ese con­tex­to, pre­vé que un pro­nun­cia­mien­to clave se­rá el que ha­ga la Di­rec­ción del Tra­ba­jo (DT) so­bre la po­si­bi­li­dad de que los gru­pos ne­go­cia­do­res pue­dan ne­go­ciar co­lec­ti­va­men­te, pe­se a que el pro­yec­to que des­pa­chó el Con­gre­so no es­ta­ble­ce una re­gu­la­ción pa­ra ese ac­tor.

“Las par­tes van a con­sul­tar a la DT so­bre ese ti­po de ne­go­cia­ción. Creo que los gru­pos ne­go­cia­do­res van a po­der ac­tuar ba­jo las re­glas que pac­ten o acuer­den con la em­pre­sa, por­que ri­ge el prin­ci­pio de re­gu­la­ción en­tre las par­tes”, ob­ser­va

Iba­ce­ta ad­vier­te, ade­más, que es ne­ce­sa­rio ace­le­rar el pro­ce­so de mo­der­ni­za­ción de la DT pa­ra que se ha­ga car­go de las nue­vas fun­cio­nes que asu­me con la re­for­ma. “Hoy no cuen­ta con la do­ta­ción su­fi­cien­te”, con­clu­ye.

Quó­rum sin­di­ca­tos. Si no exis­te sin­di­ca­to vi­gen­te se pue­de cons­ti­tuir un sin­di­ca­to con la participación de al me­nos 8 tra­ba­ja­do­res, de­bien­do com­ple­tar­se el quó­rum de 25 en el má­xi­mo de un año.

Pre­sen­ta­ción con­tra­to co­lec­ti­vo. En ca­so de no exis­tir sin­di­ca­to, los tra­ba­ja­do­res pue­den pre­sen­tar al em­plea­dor un pro­yec­to en el mo­men­to que lo es­ti­men con­ve­nien­te. Si exis­tie­re un con­tra­to co­lec­ti­vo vi­gen­te la pre­sen­ta­ción de­be efec­tuar­se no an­tes de 45 días ni des­pués de 40 días an­te­rio­res a la fe­cha de ven­ci­mien­to de di­cho con­tra­to. El pla­zo pa­ra la res­pues­ta del em­plea­dor era de 15 días.

Ser­vi­cios mí­ni­mos Pe­se a que no se em­plea­ba mu­cho, el ac­tual Có­di­go del Tra­ba­jo ya es­ta­ble­cía la fi­gu­ra de ser­vi­cios mí­ni­mos, pe­ro en­fo­ca­do en evi­tar ac­ci­den­tes en la em­pre­sa du­ran­te una huel­ga.

Des­cuel­gue. Los tra­ba­ja­do­res en huel­ga po­drán op­tar por re­in­te­grar­se in­di­vi­dual­men­te a sus la­bo­res, a par­tir del dé­ci­mo quin­to día de ha­ber­se he­cho efec­ti­vo el pa­ro, aco­gién­do­se a las con­di­cio­nes que acuer­de con el em­plea­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.