Ca­ro­li­na Fuensalida: “Los te­mas tri­bu­ta­rios se ana­li­zan, se es­tu­dian por años. Só­lo en es­te país la re­for­ma se hi­zo en días”

—La abo­ga­da es en­fá­ti­ca en se­ña­lar que si el fo­co del país no es el cre­ci­mien­to, di­fí­cil­men­te se po­drá sa­lir de la ac­tual si­tua­ción. —Res­pec­to a las nor­mas an­ti­elu­sión, se ma­ni­fies­ta con­for­me con la in­ter­pre­ta­ción que le ha ido dan­do el SII a la nor­ma­ti­va

Pulso - - Economia & Dinero - Una en­tre­vis­ta de PIERINA BER­TO­NI

DES­DE Los ini­cios del de­ba­te, Ca­ro­li­na Fuensalida fue una de las pro­ta­go­nis­tas de la Re­for­ma Tri­bu­ta­ria, par­ti­ci­pan­do del pro­to­co­lo con que se bus­có equi­li­brar la ini­cia­ti­va en la eta­pa par­la­men­ta­ria. De ahí en ade­lan­te ha se­gui­do aten­ta su im­ple­men­ta­ción, y hoy, con to­das las cir­cu­la­res de la sim­pli­fi­ca­ción tri­bu­ta­ria ya pu­bli­ca­das por el Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos (SII), ase­gu­ra que a fu­tu­ro las cam­pa­ñas pre­si­den­cia­les se en­fo­ca­rán en es­te te­ma. “Al menos en ve­ri­fi­car si era ne­ce­sa­rio lle­var a ca­bo es­tos cam­bios tan pro­fun­dos a ni­vel de sis­te­mas”, se­ña­la.

Tam­bién re­cal­ca que exis­te una deu­da pen­dien­te con las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas, pues la es­truc­tu­ra ac­tual no las in­cen­ti­va a cre­cer, pues el cam­bio de pa­sar a una tri­bu­ta­ción tra­di­cio­nal es muy gran­de. Ya se ha­bla de que la re­for­ma tri­bu­ta­ria volverá a ser par­te de las pro­me­sas de cam­pa­ña de los can­di­da­tos... ¿Qué opi­na? —Ten­go la sen­sa­ción -pa­ra ser jus­ta con el tra­ba­jo que se hi­zo al menos por par­te del Ser­vi­cio de Im- pues­tos In­ter­nos (SII), y tam­bién por el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da-, que fue un tra­ba­jo de un ri­gor pro­fe­sio­nal y fí­si­co no­ta­ble. Pe­ro, sin per­jui­cio de eso, uno pien­sa en có­mo que­dan los sis­te­mas y evi­den­te­men­te me cues­ta pen­sar que no se va­ya a tra­tar, al menos, de ve­ri­fi­car si era ne­ce­sa­rio lle­var a ca­bo es­tos cam­bios tan pro­fun­dos a ni­vel de sis­te­mas. Creo que esa es la sen­sa­ción ge­ne­ra­li­za­da. ¿Có­mo se pue­de en­ca­rri­lar el de­ba­te? La re­for­ma tri­bu­ta­ria ac­tual sa­lió de una pro­me­sa de cam­pa­ña. —Me da la sen­sa­ción de que las con­ver­sa­cio­nes que ha­brá y las pro­pues­tas en las pró­xi­mas cam­pa­ñas, van a es­tar mu­cho más orien­ta­das al cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, que fue una pa­la­bra que se bo­rró de un plu­ma­zo en los dos años an­te­rio­res y que creo hoy día, el mi­nis­tro Val­dés es­tá tra­tan­do de res­ca­tar. El error del que to­dos apren­di­mos fue el de ha­cer las co­sas a puer­tas ce­rra­das, y por lo tan­to es­pe­ro que cuan­do vea­mos pro­pues­tas, sean mu­cho más cen­tra­das en cre­ci­mien­to y que lo tri­bu­ta­rio no ten­ga un rol prin­ci­pal y no es­te­mos ha­blan­do de su­bir im­pues­tos, sino de ha­cer los ajus­tes ne­ce­sa­rios pa­ra que nues­tro sis­te­ma ope­re, pe­ro con ta­sas ade-

cua­das a un país que ne­ce­si­ta re­cu­pe­rar la sen­da del cre­ci­mien­to. ¿Cuá­les son las op­cio­nes a fu­tu­ro que se po­dría per­mi­tir el sis­te­ma tri­bu­ta­rio chi­leno? —Lo que yo des­car­ta­ría es la de­sin­te­gra­ción del sis­te­ma que en el pa­sa­do exis­tió en Chi­le. Hoy por hoy se­ría de­ma­sia­do ra­di­cal ex­po­ner nue­va­men­te al país a un cam­bio tan pro­fun­do, no es bueno in­ter­na ni ex­ter­na­men­te, por­que pa­re­cie­ra que en es­te país los te­mas tri­bu­ta­rios se to­man con li­vian­dad. ¿Y es así? —En otros paí­ses los te­mas tri­bu­ta­rios se ana­li­zan, se es­tu­dian por años. Só­lo acá nos pa­só que la re­for­ma tri­bu­ta­ria se hi­zo en días. Vol­vien­do a las op­cio­nes de sis­te­mas ¿cree que se de­be in­sis­tir en 100% de in­te­gra­ción, en­ton­ces? —Res­pec­to a los sis­te­mas que que­da­ron, ten­go la sen­sa­ción que en­tre las pro­pues­tas es­ta­rá el man­te­ner un sis­te­ma de in­te­gra­ción to­tal, y des­ha­cer­nos de es­te se­mi in­te­gra­do, que tie­ne ca­rac­te­rís­ti­cas muy in­tere­san­tes en cuan­do a in­cen­ti­vos al aho­rro y la in­ver­sión al in­te­rior de la em­pre­sa, y eso me en­can­ta. Lo que pa­sa es que la se­mi in­te­gra­ción pro­vo­có un cos­to bru­tal a ni­vel em­pre­sa­rial y de Glo­bal Com­ple­men­ta­rio, y ahí es don­de es­toy en desacuer­do. Nos va­mos a fo­ca­li­zar en un sis­te­ma in­te­gra­do, y res­pec­to al al­za o no de ta­sas, re­co­noz­co que no me gus­ta­ría que se ha­bla­rá nue­va­men­te de que la úni­ca so­lu­ción pa­ra tra­tar de pa­lear y sub­si­diar las de­man­das que se van pro­du­cien­do en el tiem­po, sea echan­do mano a las ta­sas y los sis­te­mas. Sin po­ner el cre­ci­mien­to en el cen­tro, nue­va­men­te va­mos a que­dar­nos bas­tan­te co­jos. Su­bir ta­sas pa­ra de­pri­mir al país en su eco­no­mía, me pa­re­ce que al fi­nal del día es­tá de­mos­tra­do que no ge­ne­ran los re­sul­ta­dos es­pe­ra­bles. ¿Có­mo cree que que­dó la nor­ma­ti­va an­ti­elu­sión?

—Es ne­ce­sa­rio que en un país exis­ta una nor­ma­ti­va an­ti­elu­sión, pe­ro to­da­vía fal­ta mu­cha agua ba­jo el puente por pa­sar, por­que te­ne­mos du­das in­fi­ni­tas so­bre las in­ter­pre­ta­cio­nes que el SII ya hi­zo en ma­te­ria an­ti­elu­sión y las que pue­da ha­cer. In­tui­ti­va­men­te he vis­to que ha ha­bi­do una va­rian­te, en­tre el día 1 que sa­le la cir­cu­lar 55 que hoy es­tá de­ro­ga­da, y la cir­cu­lar 65 que in­ter­pre­ta de­re­cha­men­te qué se en­tien­de por elu­sión en sus ver­tien­tes de abu­so y for­mas ju­rí­di­cas si­gue vi­gen­te. Al menos es una cir­cu­lar con cu­ya in­ter­pre­ta­ción es­toy com­ple­ta­men­te en desacuer­do. ¿Ve al­gún cam­bio en es­te tiem­po?

—Yen­do a se­mi­na­rios don­de ha par­ti­ci­pa­do el SII, ten­go la sen­sa­ción que hay un po­co más de reali­dad en asu­mir que esas nor­mas tie­nen que uti­li­zar­se en aque­llos ca­sos en que hay fraude a la ley, cuan­do lo que ha he­cho un con­tri­bu­yen­te es tra­tar de trans­gre­dir el es­pí­ri­tu de la le­gis- la­ción usan­do al­gu­na for­ma ju­rí­di­ca anó­ma­la. Ten­go la sen­sa­ción que se es­tá de­ri­van­do más ha­cia lo que pa­só en el ori­gen, que al he­cho de que los con­tri­bu­yen­tes po­dían ser ca­li­fi­ca­dos co­mo cons­ti­tu­yen­tes de elu­sión tri­bu­ta­ria cuan­do rea­li­za­ran cual­quier ac­to, con­tra­to o negocio, que tu­vie­ran co­mo úni­co pro­pó­si­to un fin tri­bu­ta­rio aún cuan­do no hu­bie­ra fraude a la ley. Era una in­ter­pre­ta­ción muy aho­gan­te, muy res­tric­ti­va y po­co rea­lis­ta. El sis­te­ma tri­bu­ta­rio no pue­de es­tar cons­trui­do en ba­se a la des­con­fian­za, hay que vol­ver a con­fiar. Se cri­ti­ca al 14 ter por­que no ge­ne­ra in­cen­ti­vos pa­ra que las py­mes si­gan cre­cien­do ¿cree que es así? —Sí, siem­pre nos he­mos en­con­tra­do con el pro­ble­ma de que esos sis­te­ma des­in­cen­ti­van a un gru­po de en­ti­da­des a fac­tu­rar has­ta cier­to mon­to, y evi­den­te­men­te fac­tu­rar 1 UF más los lle­va al va­cío, por­que es bi­na­rio, es­tás aquí o es­tás fue­ra, y ha si­do un pro­ble­ma no só­lo del 14 ter, sino de to­dos los re­gí­me­nes es­pe­cia­les que se han crea­do en ba­se a fac­tu­ra­ción o in­gre­sos. Es di­fí­cil de sal­var, por­que uno di­ce: bueno po­dría em­pe­zar a crear­se un sis­te­ma en que la sa­li­da y el trán­si­to a lo me­jor sea pau­la­tino, pe­ro es di­fí­cil lo­grar­lo, no se ha en­con­tra­do la fórmula. Es un tra­ba­jo im­por­tan­te por ha­cer. P

AN­TI­ELU­SIÓN “Te­ne­mos du­das in­fi­ni­tas so­bre las in­ter­pre­ta­cio­nes que el SII ya hi­zo en ma­te­ria an­ti­elu­sión y las que pue­da ha­cer”.

CAM­BIOS A LA RE­FOR­MA “El error del que to­dos apren­di­mos fue el de ha­cer las co­sas a puer­tas ce­rra­das”.

AL­ZA DE IM­PUES­TOS “No me gus­ta­ría que se ha­bla­rá nue­va­men­te de que la úni­ca so­lu­ción pa­ra sub­si­diar las de­man­das sea echan­do mano a las ta­sas y los sis­te­mas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.