Ri­car­do Ca­ba­lle­ro: “En la me­di­da que lo que ha he­cho es­te Go­bierno se vea co­mo al­go pa­sa­je­ro, las ex­pec­ta­ti­vas me­jo­ra­rán con el sim­ple pa­sar del tiem­po”

“(Es­te Go­bierno) Es só­lo una co­lec­ción de ideas po­pu­lis­tas an­ti­cua­das”

Pulso - - Portada - Una en­tre­vis­ta de MI­RIAM LEIVA P.

EL mun­do se­gui­rá dan­do sor­pre­sas. Eso es lo que cree el pro­fe­sor de Eco­no­mía y di­rec­tor del World Economy Laboratory en el MIT, Ri­car­do Ca­ba­lle­ro quien aler­ta so­bre los po­si­bles pro­ble­mas que en­fren­ta­rán los paí­ses desa­rro­lla­dos y no pre­ci­sa­men­te por Chi­na. Se­rán otras las cau­sas de es­tos epi­so­dios, que re­cién es­ta­rían co­men­zan­do a pro­pó­si­to del re­fe­rén­dum de Reino Uni­do pa­ra sa­lir­se de la Unión Eu­ro­pea.

Es­te eco­no­mis­ta, uno de los chi­le­nos en lo más al­to de la aca­de­mia, es­ta­rá es­ta se­ma­na en Chi­le pa­ra ex­po­ner en el se­mi­na­rio “¿Qué so­cie­dad que­re­mos?”, que rea­li­za­rá Gru­po Se­cu­rity es­te miér­co­les.

¿Lo sor­pren­dió la vo­ta­ción en Reino Uni­do a fa­vor del Bre­xit?

—Sí. Es­ta­ba den­tro de los es­ce­na­rios po­si­bles, pe­ro no era mi es­ce­na­rio cen­tral.

¿Qué se pue­de es­pe­rar aho­ra de ese pro­ce­so: más tur­bu­len­cias, menos mi­gra­ción, etc?

—Ya ve­re­mos. Lue­go del sus­to ini­cial, la res­pues­ta ha si­do re­la­ti­va­men­te be­nig­na. No ha ha­bi­do gran con­ta­gio po­lí­ti­co, co­mo se te­mía. Al con­tra­rio, por el mo­men­to Eu­ro­pa co­mo un to­do pa­re­ce es­tar re­plan­teán­do­se la idea de dar­le mu­cho po­der di­rec­to a la ira de la ca­lle.

¿En­ton­ces ob­ser­va un fu­tu­ro más tran­qui­lo en Eu­ro­pa, pe­se a las ne­go­cia­cio­nes que se ave­ci­nan pa­ra que In­gla­te­rra sal­ga de la UE?

—No, veo mu­chas tur­bu­len­cias en Eu­ro­pa por una va­rie­dad de ra­zo­nes. Por ejem­plo, Ita­lia es­tá con una va­rie­dad de pro­ble­mas com­ple­jos que po­drían cau­sar mu­cha vo­la­ti­li­dad. Só­lo pien­so que el pá­ni­co ini­cial de Bre­xit ha pa­sa­do y no lle­vó a la cri­sis fi­nan­cie­ra que mu­chos te­mían.

¿No cree que po­dría ve­nir un es­ta­lli­do de más paí­ses por ale­jar­se de la UE, con­si­de­ran­do que hay va­rios mo­vi­mien­tos en­tre iz­quier­da y de­re­cha que plan­tean es­te te­ma?

—Ese era el gran te­mor ini­cial. Pe­ro no es fá­cil ha­cer re­fe­rén­dum de es­te ti­po en el cor­to pla­zo y la reac­ción ini­cial fue pa­ra el otro la­do. In­clu­so en el Reino Uni­do hay una sen­sa­ción de ha­ber­se ex­ce­di­do con “el tra­go”.

¿Có­mo im­pac­ta ese pa­no­ra­ma al es­ce­na­rio de ta­sas de la Re­ser­va Fe­de­ral de EEUU?

—Con­tri­bu­ye a po­ner pre­sión ha­cia la ba­ja. Pe­ro la reac­ción ini­cial de las ta­sas fue excesiva, ya que an­ti­ci­pa­ban un epi­so­dio de pá­ni­co fi­nan­cie­ro. Es­te úl­ti­mo mie­do se ha di­si­pa­do, lue­go las ta­sas han vuel­to a su­bir.

¿Cree que se ave­ci­na un pe­río­do más pro­lon­ga­do de ta­sas ba­jas?

—Es­te es un te­ma es­truc­tu­ral del cual lle­vo ha­blan­do des­de ha­ce mu­cho tiem­po. Sí, creo que las ta­sas lar­gas con­ti­nua­rán ba­jas re­la­ti­vo a sus ni­ve­les his­tó­ri­cos. Es­to es pro­duc­to de la es­ca­sez de ins­tru­men­tos de aho­rro se­gu­ros en el mun­do.

¿Es­ta es­ca­sez vie­ne des­de la cri­sis sub­pri­me? ¿Qué fac­to­res pe­san pa­ra esa es­ca­sez?

—Eso lo acen­tuó, pe­ro el pro­ble­ma vie­ne de an­tes. En­tre las ra­zo­nes es­tá la acu­mu­la­ción de re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les de paí­ses de al­to cre­ci­mien­to, co­mo Chi­na; de ci­clos de­mo­grá­fi­cos, de cam­bios re­gu­la­to­rios, y úl­ti­ma­men­te, de po­lí­ti­cas de aco­mo­da­ción cuan­ti­ta­ti­va.

¿Có­mo afec­ta­ría es­te nue­vo ci­clo a los paí­ses emer­gen­tes? ¿se­rán un re­fu­gio?

—Si no hay pá­ni­co fi­nan­cie­ro, y en es­te mo­men­to no lo hay, sí ve­re­mos un re­pun­te en el flu­jo de ca­pi­ta­les ha­cia paí­ses emer­gen­tes.

En el ca­so de Amé­ri­ca La­ti­na, ¿esos ma­yo­res flu­jos po­drían afec­tar las mo­ne­da en un con­tex­to de ba­jo cre­ci­mien­to (al menos en el ca­so de Chi­le, Ar­gen­ti­na y Bra­sil)?

— Pe­ro tam­bién ha­rán caer los spreads y crea­rán es­pa­cio pa­ra ba­jar las ta­sas.

¿Cuá­les son las ven­ta­jas y des­ven­ta­jas de te­ner un mun­do con ta­sas ba­jas?

—Por ca­da deudor hay un aho- rran­te. El pri­me­ro se be­ne­fi­cia, el se­gun­do se per­ju­di­ca. Nor­mal­men­te en las re­ce­sio­nes y cri­sis el pri­me­ro es­tá en más pro­ble­mas que el se­gun­do, lue­go des­de el pun­to de vis­ta de de­man­da agre­ga­da ayu­da a fa­vo­re­cer al pri­me­ro. El pro­ble­ma es que és­te se ha trans­for­ma­do en un asun­to cró­ni­co y en ese ca­so las trans­fe­ren­cias de­jan de de­te­ner cos­to de se­gun­do or­den pa­ra el per­ju­di­ca­do. El im­pac­to en las pen­sio­nes se­rá enor­me si es­to si­gue así, lo que trae­rá otro ti­po de cri­sis. Ade­más, tie­ne es­tre­sa­do a una par­te im­por­tan­te del sis­te­ma fi­nan­cie­ro que no es­tá di­se­ña­do pa­ra tra­ba­jar con cur­vas de ta­sas tan ba­jas y pla­nas.

BAN­COS CEN­TRA­LES “Las ta­sas lar­gas con­ti­nua­rán ba­jas re­la­ti­vo a sus ni­ve­les his­tó­ri­cos. Es­to es pro­duc­to de la es­ca­sez de ins­tru­men­tos de aho­rro se­gu­ros en el mun­do”.

EMER­GEN­TES “Si no hay pá­ni­co fi­nan­cie­ro, y en es­te mo­men­to no lo hay, ve­re­mos un re­pun­te en el flu­jo de ca­pi­ta­les ha­cia paí­ses emer­gen­tes”.

¿Qué ries­gos se co­rren en es­te sen­ti­do? ¿cuál es el im­pac­to que ud. an­ti­ci­pa pa­ra el mun­do fi­nan­cie­ro en­fren­ta­do a ta­sas tan ba­jas?

—No es­tá cla­ro. De­pen­de de cuán­do y có­mo se rein­ven­ten, y del éxi­to de los nue­vos es­tí­mu­los que ven­drán de Eu­ro­pa y Ja­pón, en­tre otros. Al fi­nal del día, si se­gui­mos así, al­guien ten­drá que to­mar más ries­go de lo que lo quie­re ha­cer; los pen­sio­na­dos, los ban­cos, los go­bier­nos, los ban­cos cen­tra­les, los re­gu­la­do­res….

ELEC­CIO­NES EN EEUU “Nun­ca pen­sé que di­ría es­to, pe­ro oja­lá ga­ne Hi­llary Clin­ton”.

¿Y si ello es es­truc­tru­ral, có­mo pue­de afec­tar a la inflación, al cre­ci­mien­to y a la es­ta­bi­li­dad ma­cro mun­dial?

—Es un te­ma com­ple­jí­si­mo. Es­ta­mos vo­lan­do a ba­ja al­tu­ra y por en­de muy

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.