Ig­na­cio Wal­ker: “Si la DC no lle­va can­di­da­to a pri­me­ra vuel­ta, no ten­drá Pre­si­den­te en 12 años”

Pulso - - Portada - Una en­tre­vis­ta de JAIME SÁN­CHEZ

EN LA pre­via de la ce­le­bra­ción de los 59 años de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na, que se rea­li­za­rá ma­ña­na en el Cen­tro Cul­tu­ral Es­pa­cio Mat­ta, en La Gran­ja, el se­na­dor y ex pre­si­den­te del par­ti­do, Ig­na­cio Wal­ker, ana­li­za el fu­tu­ro de político de la co­lec­ti­vi­dad, con mi­ras a la pró­xi­ma elec­ción pre­si­den­cial y la con­for­ma­ción de un nue­vo Go­bierno.

Pa­ra Wal­ker la ta­rea de la DC es cla­ra: “re­cons­truir un es­pa­cio de cen­tro” y don­de re­co­no­ce se de­be aten­der a mo­vi­mien­tos co­mo el del ex mi­nis­tro de Ha­cien­da An­drés Ve­las­co. Ade­más, ase­gu­ra que “si que­re­mos cre­cer ha­cia ese mun­do, de la cla­se me­dia, de la gen­te in­de­pen­dien­te (...) es muy di­fí­cil sos­te­ner una alian­za es­tra­té­gi­ca con el PC”.

Asi­mis­mo. el se­na­dor y una de las car­tas pre­si­den­cia­les de la DC le qui­ta el pi­so a la po­si­bi­li­dad de que su par­ti­do ce­da a la op­ción de lle­var un can­di­da­to en fa­vor del ex Pre­si­den­te Ricardo La­gos y po­ne co­mo fe­cha lí­mi­te pa­ra le­van­tar un nom­bre ene­ro de 2017.

Us­ted di­jo que “la Nue­va Ma­yo­ría tal cual la co­no­ce­mos no tie­ne nin­gu­na po­si­bi­li­dad de pro­yec­tar­se a un pró­xi­mo Go­bierno” ¿Qué op­cio­nes ve pa­ra la DC en el fu­tu­ro?, ¿de­be­ría co­men­zar a bus­car un nue­vo pac­to o coa­li­ción?

—Evi­den­te­men­te que una coa­li­ción po­lí­ti­ca que tras­cien­da un Go­bierno y que por lo tan­to es más que un acuer­do político pro­gra­má­ti­co, re­quie­re de una cohe­ren­cia y esa cohe­ren­cia de al­gu­na ma­ne­ra ha que­da­do cues­tio­na­da a par­tir de cier­tas ten­sio­nes que sur­gen en la Nue­va Ma­yo­ría y que me ha­cen pen­sar que des­pués de las mu­ni­ci­pa­les con mu­cha cal­ma, te­ne­mos que de­fi­nir cuál es el es­pa­cio político de cen­tro iz­quier­da más allá de es­te Go­bierno.

“Es muy di­fí­cil sos­te­ner una alian­za es­tra­té­gi­ca con el PC” ¿Es po­si­ble vol­ver a ver en el corto pla­zo al PC y la DC de nue­vo juntos?

—No soy an­ti­co­mu­nis­ta, ten­go res­pe­to por el Par­ti­do Co­mu­nis­ta de Chi­le, pe­ro evi­den­te­men­te que des­de el pun­to de vista de una parte de nues­tro elec­to­ra­do, ver­nos alia­dos en el Go­bierno con el PC tie­ne un efec­to di­sua­si­vo. Si que­re­mos cre­cer ha­cia ese mun­do, de la cla­se me­dia, de la gen­te in­de­pen­dien­te, del vo­to mo­de­ra­do de cen­tro, es muy di­fí­cil sos­te­ner una alian­za es­tra­té­gi­ca con el PC.

A la luz de lo que ha su­ce­di­do du­ran­te es­te Go­bierno y la evi­den­te in­co­mo­di­dad de la DC, ¿de­be­ría el par­ti­do re­plan­tear su do­mi­ci­lio político al me­nos abrir es­te de­ba­te?

—Nues­tro do­mi­ci­lio político es la cen­tro iz­quier­da. Des­de el Fren­te Po­pu­lar, has­ta la Nue­va Ma­yo­ría, pa­san­do por la Con­cer­ta­ción. Des­car­to cual­quier po­si­bi­li­dad de cual­quier apro­xi­ma­ción o de acuer­do con la de­re­cha o la cen­tro de­re­cha. Dis­tin­to es que no­so­tros co­mo DC te­ne­mos que ser ca­pa­ces de re­cons­truir un es­pa­cio de cen­tro y des­de ese es­pa­cio re­cons­truir un es­pa­cio de cen­tro iz­quier­da. La De­mo­cra­cia Cris­tia­na no es un par­ti­do de iz­quier­da, nun­ca ha si­do un par­ti­do de iz­quier­da, nun­ca va a ser un par­ti­do de iz­quier­da.

Y es­te cen­tro, ¿con quién cree us­ted que se de­be cons­truir?, ¿se de­be mi­rar a sec­to­res co­mo el de An­drés Ve­las­co?

—Es­tá An­drés Ve­las­co con Ciu­da­da­nos, es­tá el Par­ti­do Ra­di­cal. Hay una se­rie de fuer­zas y li­de­raz­gos del país que se sien­ten iden­ti­fi­ca­dos más con la cen­tro iz­quier­da que con la iz­quier­da. Esa gen­te se da cuen­ta que un nue­vo Go­bierno de de­re­cha po­dría po­la­ri­zar. Pe­ro esa gen­te tam­po­co quie­re un nue­vo Go­bierno de iz­quier­da, quie­re ge­nui­na­men­te una al­ter­na­ti­va de cam­bio, de cen­tro iz­quier­da. Evi­den­te­men­te nues­tra ba­se elec­to­ral tie­ne un com­po­nen­te de cen­tro, cen­tro iz­quier­da, in­clu­so de cen­tro de­re­cha.

Us­ted se­ña­ló que es­ta­ba dis­pues­to a no ser can­di­da­to si La­gos “en­tra­ba a la can­cha”. ¿De­be­ría la DC desis­tir de su idea de lle­var un can­di­da­to pro­pio en fa­vor de la op­ción de La­gos?

—Yo di­je tres co­sas. Pri­me­ro la DC tie­ne que le­van­tar una can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial, de he­cho así lo de­fi­ni­mos uná­ni­me­men­te en la úl­ti­ma Jun­ta Na­cio­nal. Se­gun­do hay que in­ten­tar ha­cer­lo en la pri­me­ra vuel­ta elec­to­ral, pa­ra que ha­ya un aba­ni­co de op­cio­nes. Y ter­ce­ro que hay que ex­plo­rar la al­ter­na­ti­va de una even­tual can­di­da­tu­ra de Ricardo La­gos, pe­ro quie­ro ser cla­ro con una de­fi­ni­ción pron­ta por­que no po­de­mos es­pe­rar has­ta el 2017.

Yo si­go pre­fi­rien­do una op­ción pre­si­den­cial de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na, por­que te­ne­mos que ser ca­pa­ces de ofre­cer­le al país, una op­ción más des­de el cen­tro, des­de el mun­do in­de­pen­dien­te.

Más de allá de La­gos, en­ton­ces, ¿us­ted re­afir­ma la idea de que la DC de­be te­ner un can­di­da­to pro­pio ?, ¿com­par­te la idea de que la me­jor op­ción es ir a pri­me­ra vuel­ta, o pre­fie­re una pri­ma­ria?

—La De­mo­cra­cia Cris­tia­na tie­ne que te­ner una can­di­da­tu­ra en esa pri­me­ra vuel­ta pa­ra que ese mun­do que no es de­re­cha, que no es de iz­quier­da, que es la cla­se me­dia, la gen­te de cen­tro, ten­ga una op­ción pre­si­den­cial y eso es la De­mo­cra­cia Cris­tia­na. Si la DC no lle­va un can­di­da­to a pri­me­ra vuel­ta no ten­drá Pre­si­den­te en 12 años.

Sin em­bar­go, la DC no ha lo­gra­do po­si­cio­nar un can­di­da­to o un nom­bre com­pe­ti­ti­vo hoy en las en­cues­tas...

—Aquí hay dos po­si­bi­li­da­des: odis­po­ner de un li­de­raz­go in­dis­cu­ti­do que no exis­te en el Chi­le de hoy, no só­lo en la DC sino que en nin­gu­na parte, o po­ten­ciar va­rios li­de­raz­gos políticos in­ter­nos, que yo creo que es la ver­da­de­ra op­ción. En­ton­ces, co­mo de­mo­cra­ta­cris­tia­nos qué es lo que te­ne­mos que hacer: po­ten­ciar to­dos nues­tros li­de­raz­gos. Uno mi­ra las en­cues­tas y ve a Clau­dio Orre­go, Jor­ge Burgos, Ma­ria­na Ayl­win, Xi­me­na Rin­cón, Ca­ro­li­na Goic, Ig­na­cio Wal­ker... en­ton­ces yo di­go a ve­ces nos que­ja­mos de pu­ro lleno. Te­ne­mos una ge­ne­ra­ción po­lí­ti­ca de recambio, con mu­chas fi­gu­ras que te­ne­mos que po­ten­ciar. Pre­fie­ro un par­ti­do que

“Una coa­li­ción po­lí­ti­ca que tras­cien­da un Go­bierno re­quie­re de una cohe­ren­cia y esa cohe­ren­cia (...) ha que­da­do cues­tio­na­da”.

“Si que­re­mos cre­cer ha­cia ese mun­do (...) de cen­tro, es muy di­fí­cil sos­te­ner una alian­za es­tra­té­gi­ca con el PC”.

“Nos que­dan 18 me­ses pa­ra rec­ti­fi­car, con­so­li­dar (...) y pa­ra que la pre­si­den­ta Ba­che­let ter­mi­ne bien”.

“Nues­tra ba­se elec­to­ral tie­ne un com­po­nen­te de cen­tro, cen­tro de iz­quier­da, in­clu­so cen­tro de­re­cha”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.