Los apo­yos que con­gre­ga el can­di­da­to Gui­llier

Hoy el se­na­dor in­de­pen­dien­te ha su­ma­do apo­yos, prin­ci­pal­men­te, en­tre los sec­to­res de la Nue­va Ma­yo­ría en que ge­ne­ra du­das la fi­gu­ra de La­gos. Tam­bién su­mó gui­ños del en­torno de la ti­mo­nel PS, Isa­bel Allen­de. Sin em­bar­go, en el ofi­cia­lis­mo, creen que el de

Pulso - - Portada - G. PIÉROLA/J. SÁN­CHEZ

—Hoy el se­na­dor in­de­pen­dien­te ha su­ma­do apo­yos, prin­ci­pal­men­te, en­tre los sec­to­res de la NM en que ge­ne­ra du­das la fi­gu­ra del ex pre­si­den­te La­gos. Tam­bién adi­cio­nó puntos en el círcu­lo de Isa­bel Allen­de.

EL IN­CI­PIEN­TE apo­yo que sur­gió la se­ma­na pa­sa­da des­de al­gu­nos sec­to­res PS a la can­di­da­tu­ra de Ale­jan­dro Gui­llier es par­te de una reali­dad que ha­ce ra­to se vie­ne con­fi­gu­ran­do al in­te­rior de la Nue­va Ma­yo­ría.

Y es que la fi­gu­ra del se­na­dor in­de­pen­dien­te ha sur­gi­do co­mo una op­ción es­pe­cial­men­te pa­ra sec­to­res más pro­gre­sis­tas del ofi­cia­lis­mo y pa­ra aque­llos lo­tes al in­te­rior de los par­ti­dos que aún se man­tie­nen re­ti­cen­tes al ex Pre­si­den­te Ri­car­do La­gos.

Si bien el se­na­dor por An­to­fa­gas­ta ha to­ma­do fuer­za tras los bue­nos re­sul­ta­dos que ha ob­te­ni­do en las en­cues­tas (la se­ma­na pa­sa­da Adi­mark lo po­si­cio­nó a 5 puntos de Sebastián Piñera en in­ten­ción de vo­tos y 10 puntos so­bre La­gos) en el ofi­cia­lis­mo hay quie­nes sos­tie­nen que aún de­be con­so­li­dar una ba­se de apo­yo, y lo­grar que los even­tua­les res­pal­dos no sean só­lo una pla­ta­for­ma de los sec­to­res que no quie­ren en­tre­gar en ban­de­ja el apo­yo La­gos, sin an­tes ne­go­ciar una pos­tu­ra y un pro­gra­ma que los sa­tis­fa­ga.

En to­do ca­so las re­des que pue­da ge­ne­rar Gui­llier al in­te­rior del PS, la DC e in­clu­so el PPD, le po­drían for­jar un pi­so elec­to­ral a la ho­ra de en­fren­tar una fu­tu­ra pri­ma­ria. Ahí las ba­ses dis­con­for­mes con el go­bierno de La­gos y con su ac­tual cam­pa­ña, ju­ga­rán otro rol re­le­van­te.

PS y las he­ri­das abier­tas Con­tra­rio a lo que en un mo­men­to al­gu­nos pu­die­ron leer co­mo una alian­za en­tre Allen­de y La­gos al in­te­rior del PS, tras la ba­ja­da de la ti­mo­nel so­cia­lis­ta, va­rios par­la­men­ta­rios y los sec­to­res que la apo­ya­ban han rea­li­za­do una se­rie de gui­ños a Gui­llier. La pro­pia me­sa que li­de­ra Allen­de anun­ció que se re­uni­rá con la car­ta pre­si­den­cial, que en po­cos días ade­más será pro­cla­ma­do ofi­cial­men­te por el Par­ti­do Ra­di­cal. “Le ha­ría bien al PS abrir­se a un diá­lo­go con el se­na­dor Gui­llier pa­ra con­ver­sar los con­te­ni­dos y pro­pues­tas de un even­tual pro­gra­ma de go­bierno”, ex­pli­có el dipu­tado cer­cano a Allen­de, Da­niel Me­lo, la se­ma­na pa­sa­da.

Y es que la mo­les­tia en el en­torno de la se­na­do­ra, y los sec­to­res que la apo­yan, han apun­ta­do a las pre­sio­nes que ha­bría ejer­ci­do La­gos pa­ra ser el can­di­da­to úni­co del eje PS-PPD, pe­ti­ción que la pro­pia Allen­de re­co­no­ció que el ex Pre­si­den­te le plan­teó el día an­tes de su re­nun­cia a la ca­rre­ra pre­si­den­cial.

Es­te es­ce­na­rio po­dría com­ple­ji­zar el de­ba­te en un Con­se­jo Ge­ne­ral PS, don­de sec­to­res co­mo el Co­lec­ti­vo Iden­ti­dad So­cia­lis­ta que li­de­ra jun­to a Me­lo, el tam­bién dipu­tado Leo­nar­do So­to, o la co­rrien­te interna de la pro­pia Allen­de, Gran­des Ala­me­das, se opon­gan a pro­cla­mar a La­gos y se cua­dren con la op­ción de Gui­llier. De he­cho, es­te jue­ves se con­cre­ta­rá un en­cuen­tro en­tre par­la­men­ta­rios PS y el in­de­pen­dien­te.

PPD: las du­das del gi­rar­dis­mo

Un es­ce­na­rio si­mi­lar se po­dría dar en el Con­se­jo Ge­ne­ral que ten­drá el PPD en enero y don­de la in­fluen­cia del sec­tor que li­de­ra el se­na­dor Gui­do Gi­rar­di apa­re­ce co­mo el prin­ci­pal obs­tácu­lo pa­ra La­gos.

En el gi­rar­dis­mo mi­ran con re­ce­lo los ne­xos del ex Pre­si­den­te con el mun­do de la Con­cer­ta­ción y pe­se a que la me­sa del par­ti­do le dio su apo­yo ofi­cial, Gi­rar­di le ha ba­ja­do el per­fil a es­ta de­ci­sión, abrien­do la po­si­bi­li­dad de apo­yar a Gui­llier. Al­gu­nos dipu­tados, in­clu­so, co­mo Tu­ca­pel Ji­mé­nez o Cris­ti­na Gi­rar­di (her­ma­na del se­na­dor Gui­do Gi­rar­di), no han ocul­ta­do su in­ten­ción de re­unir­se con Gui­llier.

Asi­mis­mo, fuen­tes de la co­lec­ti­vi­dad, ex­pli­can que Gui­llier tam­bién se ha ido ins­ta­la­do en el mun­do re­gio­nal del PPD, he­cho que que­dó en evi­den­cia, dicen, en la cam­pa­ña mu­ni­ci­pal, don­de va­rios can­di­da­tos de la co­lec­ti­vi­dad que en­ca­be­za Gon­za­lo Na­va­rre­te op­ta­ron por fo­to­gra­fiar­se con el pe­rio­dis­ta, en vez de La­gos.

Si bien en el gi­rar­dis­mo mi­ran con in­te­rés el avan­ce que ha te­ni­do el se­na­dor por An­to­fa­gas­ta y sus po­si­cio­nes, tam­bién es un he­cho que es­tán le­jos de ce­rrar la puer­ta a La­gos, cu­yo apo­yo po­dría des­tra­bar­se tras un acuer­do en ma­te­ria pro­gra­má­ti­ca.

DC: a la es­pe­ra de una de­fi­ni­ción Más abier­to es­tá el pa­no­ra­ma en la Democracia Cris­tia­na, don­de el par­ti­do aún no de­fi­ne si lle­va­rá una can­di­da­tu­ra pro­pia. En es­te es­ce­na­rio la op­ción de Gui­llier ha sur­gi­do co­mo una al­ter­na­ti­va ca­da vez más real en­tre los sec­to­res que se opo­nen a la te­sis del ca­mino pro­pio, o a que los sec­to­res más con­ser­va­do­res del par­ti­do bus­quen acuer­dos con La­gos si se de­fi­ne no lle­var un can­di­da­to pro­pio.

En­tre quie­nes mi­ran con sim­pa­tía a Gui­llier, se en­cuen­tra el sec­tor “chas­cón” de la DC, don­de fi­gu­ran el dipu­tado Víc­tor To­rres y la vi­ce­pre­si­den­ta del par­ti­do, So­le­dad Lu­cer. Ade­más, otros miem­bros de sec­to­res fa­lan­gis­tas tam­bién bus­can sos­te­ner en­cuen­tros con el le­gis­la­dor pa­ra co­no­cer la vi­sión so­bre su can­di­da­tu­ra y pro­gra­ma.

Asi­mis­mo, pe­se a que en un pri­mer mo­men­to en la di­si­den­cia apos­ta­ban por La­gos, hoy en­tre sus miem­bros tam­bién hay quie­nes mi­ran con en­tu­sias­mo el rol que ha to­ma­do Gui­llier y su fi­gu­ra co­mo car­ta pa­ra dar con­ti­nui­dad a las re­for­mas y al con­glo­me­ra­do.

Otra ba­se de apo­yo a la que po­dría op­tar Gui­llier se en­cuen­tra en el PC, par­ti­do que ha re­cha­za­do por aho­ra un apo­yo a La­gos y don­de fi­gu­ras co­mo la dipu­tada Ca­mi­la Va­lle­jo lo han cri­ti­ca­do, in­clu­so, pú­bli­ca­men­te.

A es­to se su­ma que tras los re­sul­ta­dos de las mu­ni­ci­pa­les, en la co­lec­ti­vi­dad ha­bría per­di­do fuer­za la idea de le­van­tar una can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial pro­pia.

En el PC si bien no han querido dar se­ña­les en fa­vor de una can­di­da­tu­ra y se en­cuen­tran a la es­pe­ra de rea­li­zar un co­mi­té cen­tral pa­ra to­mar de­fi­ni­cio­nes, tam­po­co se ha des­car­ta­do un apo­yo a Gui­llier.

“Siem­pre hay mu­cho can­di­da­to dan­do vuel­ta, pe­ro al fi­nal van a ser dos o tres los que va­mos a ir a las pri­ma­rias, pe­ro yo desafío pri­ma­rias aquí y aho­ra”. 4 de no­viem­bre de 2016 ALE­JAN­DRO GUI­LLIER Se­na­dor in­de­pen­dien­te

En el en­torno de Allen­de hay mo­les­tia con Ri­car­do La­gos, lo que ha abier­to una puer­ta a Gui­llier en el PS.

En el PPD, el gi­rar­dis­mo no ha to­ma­do aún una de­fi­ni­ción en fa­vor de La­gos, y mi­ran con in­te­rés el avan­ce del se­na­dor in­de­pen­dien­te.

El desafío de Gui­llier, creen en el ofi­cia­lis­mo, será trans­for­mar la re­ti­cen­cia a La­gos en un apo­yo con­cre­to a su can­di­da­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.