Chi­le lle­ga a la COP22 sin ra­ti­fi­car el Acuer­do de Pa­rís

Las bue­nas in­ten­cio­nes ya fue­ron lle­va­das al pa­pel en Pa­rís. Pa­ra que no ocu­rra lo mis­mo que en tra­ta­dos an­te­rio­res co­mo Kio­to don­de no se con­tó con el apoyo real de al­gu­nas na­cio­nes, re­sul­ta ne­ce­sa­rio plan­tear me­tas a cor­to, me­diano y lar­go pla­zo. Pa­ra e

Pulso - - Front Page - PAU­LA NÚ­ÑEZ

—Has­ta el 18 de no­viem­bre se desa­rro­lla­rá el en­cuen­tro en Ma­rra­kech.

PO­LÍ­TI­COS, go­bier­nos, ac­ti­vis­tas y re­pre­sen­tan­tes de la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca se dan ci­ta en el mar­co de la 22ª Con­fe­ren­cia de las Par­tes de la Con­ven­ción de Na­cio­nes Uni­das so­bre el Cam­bio Cli­má­ti­co (COP22), que co­men­zó el lu­nes en Ma­rra­kech (Ma­rrue­cos) y fi­na­li­za el 18 de no­viem­bre.

Ha pa­sa­do ca­si un año des­de que 175 paí­ses se com­pro­me­tie­ran a que el pla­ne­ta no au­men­te su tem­pe­ra­tu­ra en más de 2° Cel­sius, me­dian­te el Acuer­do de Pa­rís, por lo que la ac­tual reunión en Áfri­ca se pre­sen­ta co­mo el pri­mer ba­lan­ce.

Jus­ta­men­te se­rá en Ma­rra­kech don­de se sen­ta­rán las ba­ses pa­ra re­dac­tar los re­gla­men­tos que de­ter­mi­na­rán el éxi­to del acuer­do, que, ofi­cial­men­te, en­tró en vi­gen­cia a ni­vel mun­dial el pa­sa­do vier­nes 4 de oc- tu­bre. “La par­ti­ci­pa­ción de Chi­le es ex­tre­ma­da­men­te re­le­van­te, pues no só­lo se bus­ca­rá ace­le­rar el pro­ce­so de ra­ti­fi­ca­ción del Acuer­do de Pa­rís, sino que se de­fi­ni­rán te­mas es­truc­tu­ra­les res­pec­to de la for­ma en que se im­ple­men­ta­rá, con so­lu­cio­nes con­cre­tas, no só­lo so­bre te­mas de mi­ti­ga­ción y adap­ta­ción, sino tam­bién res­pec­to de trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca, fi­nan­cia­mien­to, ca­pa

city buil­ding y trans­pa­ren­cia”, se­ña­la Jai­me Ubi­lla, abo­ga­do ex­per­to en te­mas am­bien­ta­les y so­cio del Es­tu­dio Ju­rí­di­co Ubi­lla y Cía.

La le­tra chi­ca El pro­ce­di­mien­to in­di­ca que lue­go de la ra­ti­fi­ca­ción del acuer­do se es­ta­ble­cen las me­di­das co­no­ci­das co­mo Con­tri­bu­ción Na­cio­nal De­ter­mi­na­da (NDC, su si­gla en in­glés). Ac­tual­men­te, cer­ca de 100 paí­ses ya han ra­ti­fi­ca­do el acuer­do al­can­za­do du­ran­te la COP21, en­tre los cua­les no es­tá Chi­le. A fi­nes de sep­tiem­bre en­tró el Pro­yec­to de Ley al Congreso, don­de aún no se ha apro­ba­do. Mien­tras no sea Ley de la Re­pú­bli­ca, no es­tá ra­ti­fi­ca­do, sino só­lo sus­cri­to.

Es­te re­tra­so ha si­do vis­to co­mo un re­fle­jo de lo que pien­san al­gu­nos sec­to­res, que no con­ci­ben que nues­tro país ten­ga que dis­mi­nuir 30% de las emi­sio­nes de CO2 por uni­dad de PIB al año 2030, mien­tras que só­lo es res­pon­sa­ble del 0,26% de las emi­sio­nes. Sin em­bar­go, en el con­tex­to de la reunión en Ma­rra­kech, la ONG ale­ma­na Ger­man­watch pre­sen­tó un es­tu­dio de los paí­ses más da­ña­dos por el au­men­to de las tem­pe­ra­tu­ras con 180 na­cio­nes ana­li­za­das. En él, Mo­zam­bi­que, Do­mi­ni­ca, Ma­la­wi, In­dia, Va­nua­tú, Bir­ma­nia, Baha­mas, Gana, Ma­da­gas­car y Chi­le li­de­ra­ron el ran­king co­mo los más afec­ta­dos.

Ri­car­do Ira­rrá­za­bal, ex sub­se­cre­ta­rio del Me­dio Am­bien­te se­ña­la que “los NDC en nues­tro país es­tán su­pe­di­ta­dos a los ni­ve­les de cre­ci­mien­to, en pri­me­ra ins­tan­cia. Lue­go, es­tos se desa­rro­lla­rían a par­tir del apoyo de en­ti­da­des in­ter­na­cio­na­les”. Ade­más, es­ta­ble­ce que “el no ha­ber ra­ti­fi­ca­do el Acuer­do de Pa­rís es una se­ñal ne­ga­ti­va de ca­ra al mun­do, so­bre to­do con­si­de­ran­do que Chi­le his­tó­ri­ca­men­te se ha com­por­ta­do de ma­ne­ra fa­vo­ra­ble en es­te as­pec­to”.

La COP22 par­tió el lu­nes y se ex­ten­de­rá has­ta el 18 de no­viem­bre en Ma­rrue­cos.

En con­ven­ción se em­pie­za a ate­rri­zar téc­ni­ca­men­te el Acuer­do de Pa­rís.

¿Es­fuer­zo in­su­fi­cien­te? A pe­sar de que los paí­ses pa­re­cen es­tar de acuer­do en com­ba­tir al cam­bio cli­má­ti­co, se­gún de­ta­llan va­rios es­tu­dios, las con­tri­bu­cio­nes se­rían in­su­fi­cien­tes pa­ra re­du­cir el efec­to del ca­len­ta­mien­to glo­bal. En el in­for­me Bre­cha de Emi­sio­nes 2016 ela­bo­ra­do por el Pnu­ma se aler­ta que el pla­ne­ta de­be apre­su­rar­se a re­du­cir otro 25% de ga­ses con­ta­mi­nan­tes que se li­be­ra­rán pa­ra 2030 pa­ra “cum­plir con la me­ta más exi­gen­te y se­gu­ra de evi­tar que el au­men­to de tem­pe­ra­tu­ra glo­bal su­pere el 1,5 gra­do cen­tí­gra­do”.

Pe­ro lue­go de es­tos días de dis­cu­sio­nes téc­ni­cas y una se­rie de even­tos pa­ra­le­los, du­ran­te los últimos tres días de la COP22 se pre­sen­ta­rán los man­da­ta­rios de to­do el mun­do, in­clu­yen­do, la Pre­si­den­ta de Chi­le, Mi­che­lle Ba­che­let. “Lo im­por­tan­te es que el Acuer­do de Pa­rís ya es­tá vi­gen­te, en un pla­zo mu­cho más rá­pi­do de lo pro­nos­ti­ca­do, y aho­ra em­pe­za­mos a dis­cu­tir la for­ma de im­ple­men­tar­lo con la mis­ma ve­lo­ci­dad. Eso sin du­das es una bue­na no­ti­cia, da­da la ur­gen­cia de ac­tuar fren­te al cam­bio cli­má­ti­co”, co­men­ta el mi­nis­tro del Me­dio Am­bien­te, Pa­blo Ba­de­nier.

“El no ha­ber ra­ti­fi­ca­do el Acuer­do de Pa­rís es una se­ñal ne­ga­ti­va de ca­ra al mun­do”, di­ce Ira­rrá­za­bal.

FO­TO: AFP

La se­sión inau­gu­ral rea­li­za­da es­ta se­ma­na con­tó con la pre­sen­cia de lí­de­res de to­do el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.