Chi­le que­da ba­jo la ca­rre­ra por la ex­plo­ta­ción de tie­rras ra­ras pe­se a po­ten­cial geo­ló­gi­co

El país tie­ne só­lo un pro­yec­to a fir­me, pe­se a pre­sen­tar con­di­cio­nes po­si­ti­vas en el sur de Chi­le. La fal­ta de desa­rro­llo del mer­ca­do se ex­pli­ca por exi­gen­cias am­bien­ta­les vi­gen­tes, la al­ta in­ver­sión ne­ce­sa­ria y la po­ca ex­pe­rien­cia de pro­fe­sio­na­les en la

Pulso - - Empresas & Mercados - CONSTANZA VA­LEN­ZUE­LA

—El mer­ca­do de tie­rras ra­ras en el mun­do du­pli­ca al del li­tio; sin em­bar­go, Chi­le no ha sa­bi­do apro­ve­char su po­ten­cial pe­se a te­ner ca­rac­te­rís­ti­cas geo­ló­gi­cas ap­tas tan­to en el nor­te co­mo en el sur del país.

¿La ra­zón? Las exi­gen­cias am­bien­ta­les vi­gen­tes, la al­ta in­ver­sión ne­ce­sa­ria pa­ra echar a an­dar un pro­yec­to, la ba­ja ley de los ya­ci­mien­tos en com­pa­ra­ción con los ya­ci­mien­tos ex­plo­ta­dos en Chi­na y la po­ca ex­pe­rien­cia de pro­fe­sio­na­les en ma­te­rias de geo­lo­gía.

Así de­ta­lla el es­tu­dio ´Si­tua­ción ac­tual del mer­ca­do de tie­rras ra­ras y su po­ten­cial en Chi­le´ de la Co­mi­sión Chi­le­na del Co­bre (Co­chil­co) al que tu­vo ac­ce­so PUL­SO.

El gru­po de los ele­men­tos de tie­rras ra­ras (REE) no son muy co­no­ci­dos ni ex­plo­ta­dos en Chi­le. En su in­te­rior con­tie­ne un to­tal de 18 ele­men­tos, al­gu­nos de los cua­les son muy ape­te­ci­dos por in­dus­trias co­mo la automotriz y la tec­no­lo­gía. En ge­ne­ral, se ven­den co­mo con­cen­tra­do y son se­pa­ra­dos por in­dus­trias es­pe­cia­li­za­das ubi­ca­das en paí­ses co­mo Chi­na.

Hoy en Chi­le hay cua­tro ini­cia­ti­vas, pe­ro nin­gu­na en eje­cu­ción. La más avan­za­da es la de Mi­ne­ría Ac­ti­va –bra­zo de in­ver­sio­nes mi­ne­ro de La­rrai­nVial-, de­no­mi­na­da El Ca­bri­to, que se ubi­ca en la co­mu­na de Pen­co, VIII Re­gión, y co­rres­pon­de a un ya­ci­mien­to de ar­ci­llas ad­sor­ben­tes, que ade­más cuen­ta con una plan­ta pi­lo­to de pro­ce­sa­mien­to. Ac­tual­men­te es­tá en trá­mi­te la apro­ba­ción de su De­cla­ra­ción de Im­pac­to Am­bien­tal (DIA). La ini­cia­ti­va tie­ne una in­ver­sión es­ti­ma­da de US$25 mi­llo­nes.

Tam­bién exis­ten tres pros­pec­tos mi­ne­ros de Ena­mi y de la Co­mi­sión Chi­le de Ener­gía Nu­clear: Sie­rra Ás­pe­ra, Ce­rro Car­men y Ve­ra­cruz en la III Re­gión, con ya­ci­mien­tos de REE y ura­nio. Ade­más, se han ana­li­za­do con­te­ni­dos de tie­rras ra­ras en de­pó­si­tos de re­la­ve de la mi­ne­ría del co­bre, arro­jan­do po­si­ti­vos re­sul­ta­dos.

“La im­ple­men­ta­ción de pro­yec­tos de tie­rras ra­ras en Chi­le re­pre­sen­ta opor­tu­ni­da­des pa­ra el país co­mo la di­ver­si­fi­ca­ción de la mi­ne­ría am­plian­do la car­te­ra de pro­duc­tos, ade­más per­mi­te el desa­rro­llo de pro­yec­tos mi­ne­ros en re­gio­nes que no son tra­di­cio­nal­men­te mi­ne­ras. Tam­bién, es­te ti­po de pro­yec­tos son im­por­tan­te pa­ra im­pul­sar la me­dia­na mi­ne­ría”, des­ta­ca el in­for­me de Co­chil­co.

Pe­ro agre­ga: “Den­tro de las di­fi­cul­ta­des que en­fren­tan los in­ver­sio­nis­tas de pro­yec­tos de REE en Chi­le, se iden­ti­fi­can las exi­gen­cias am­bien­ta­les vi­gen­tes, la in­ver­sión ne­ce­sa­ria, la ba­ja ley de los ya­ci­mien­tos en com­pa­ra­ción con los ya­ci­mien­tos ex­plo­ta­dos en Chi­na y la po­ca ex­pe­rien­cia de pro­fe­sio­na- les en ma­te­rias de geo­lo­gía, ex­trac­ción y pro­ce­sa­mien­to de tie­rras ra­ras, es­to su­ma­do a que ac­tual­men­te las tie­rras ra­ras se en­cuen­tran en un ci­clo de pre­cios ba­jos afec­ta­das al igual que la ma­yo­ría de los com­mo­di­ties”.

Y es que Chi­le ya es­tá tar­de pa­ra in­gre­sar a di­cho mer­ca­do. Hoy la pro­duc­ción de tie­rras ra­ras la do­mi­na Chi­na con el 85%, en un mer­ca­do que mue­ve unos US$3.800 mi­llo­nes al año, ca­si del do­ble del mer­ca­do del li­tio.

Si bien y co­mo a to­dos los com­mo­di­ties la ba­ja del ci­clo mi­ne­ro afec­tó los pre­cios, se pro­yec­ta que la de­man­da pa­se de los 125.000 to­ne­la­das re­gis­tra­da en 2015 a 150.000 to­ne­la­das en 2020.

“Se es­pe­ra que la de­man­da de tie­rras ra­ras de Chi­na al­can­ce el 70% del to­tal pa­ra 2020. La ma­yor par­ti­ci­pa­ción de Chi­na se ba­sa en el au­men­to de su po­bla­ción, me­jo­ras en la ca­li­dad de vi­da, po­lí­ti­cas por atraer in­ver­sio­nes de in­dus­trias de al­ta tec­no­lo­gía en el país e in­cre­men­to en la par­ti­ci­pa­ción de las ener­gías re­no­va­bles co­mo su­mi­nis­tro ener­gé­ti­co del país”, ex­pli­ca Co­chil­co.

EL PO­TEN­CIAL DE CHI­LE. Si bien Chi­le no es­tá den­tro de la lis­ta de paí­ses con las ma­yo­res re­ser­vas de tie­rras ra­ras -al no te­ner ro­cas íg­neas ri­cas en car­bo­na­tos-, la al­ta de­man­da y es­ca­sez de es­tos de­pó­si­tos en el mer­ca­do ha vol­ca­do los ojos ha­cia otro ti­po de de­pó­si­tos.

Y den­tro de es­tos es­tán de­pó­si­tos re­si­dua­les de ar­ci­llas ad­sor­ben­tes, los que se ubi­can en el sur de Chi­le.

A es­to se su­man los mi­ne­ra­les que se po­drían en­con­trar en los re­la­ves de la mi­ne­ría. “Re­la­ves de mi­ne­ría pri­ma­ria de otros mi­ne­ra­les pue­den re­sul­tar atrac­ti­vos, so­bre to­do los que con­ten­gan ma­te­rial ex­traí­do de ya­ci­mien­tos de hie­rro con pre­sen­cia de apa­ti­to, ya que en el in­te­rior de los cris­ta­les de apa­ti­to o en sus mi­cro­frac­tu­ras cre­cen pe­que­ños cris­ta­les de mo­na­ci­ta, bast­na­si­ta y/ o xe­no­ti­ma”, pun­tua­li­za el in­for­me.

En 2010, Chi­na re­du­jo las ex­por­ta­cio­nes de REE en 40%, lo que ge­ne­ró una cri­sis de su­mi­nis­tro y una abrup­ta al­za de los pre­cios. Es­tos co­men­za­ron a ba­jar nue­va­men­te en 2014.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.