US$739 mills.

Pulso - - Trader -

El in­ver­sio­nis­ta au­men­tó su presencia en la com­pa­ñía des­de el 15,6% a 33,77%.

—El in­ver­sio­nis­ta mul­ti­mi­llo­na­rio Carl Icahn lo­gró sal­var el de­rrum­be de las ac­cio­nes de Hertz. To­do, con el anun­cio de que au­men­tó su par­ti­ci­pa­ción en la com­pa­ñía.

Los tí­tu­los de la em­pre­sa ca­ye­ron 23% en la jor­na­da del mar­tes, ce­rran­do en US$27,70. Se tra­ta de una drás­ti­ca caí­da con res­pec­to al má­xi­mo de US$125 al­can­za­do en agos­to de 2014, cuan­do Icahn re­cién en­tró a la em­pre­sa.

La fir­ma se de­rrum­bó des­pués de que la em­pre­sa de al­qui­ler de au­to­mó­vi­les in­for­ma­ra que sus ga­nan­cias del ter­cer tri­mes­tre fue­ron muy in­fe­rio­res a los pro­nós­ti­cos.

Sin em­bar­go, ayer los tí­tu­los ren­ta­ron 0,07% lue­go de que Icahn in­for­ma­ra que ha- bía ad­qui­ri­do 15,1 mi­llo­nes de ac­cio­nes adi­cio­na­les de Hertz, au­men­tan­do su par­ti­ci­pa­ción a 33,77% des­de cer­ca del 15,6%, se­gún un do­cu­men­to pre­sen­ta­do el mar­tes.

La uti­li­dad de Hertz en el ter­cer tri­mes­tre ca­yó a US$42 mi­llo­nes des­de los US$237 en el mis­mo pe­río­do del año an­te­rior. La ci­fra es 57% más ba­ja a lo pre­vis­to por los ana­lis­tas de Wall Street. Ade­más, pro­nos­ti­có que sus ga­nan­cias anua­les po­drían ser me­nos de una quin­ta par­te de lo que pro­yec­ta­ba en agos­to.

La com­pa­ñía de al­qui­ler, cu­yo ma­yor in­ver­sio­nis­ta es jus­ta­men­te Icahn, no su­po va­lo­rar ade­cua­da­men­te el pre­cio de los au­to­mó­vi­les de su flo­ta y amor­ti­zar­los con el tiem­po an­tes de ven­der­los en subas­tas de au­to­mó­vi­les usa­dos. El pro­ble­ma, que es mu­cho más pro­nun­cia­do en per­dió la com­pa­ñía en va­lor bur­sá­til tras el des­plo­me de los tí­tu­los. Hertz que su ri­val de me­nor ta­ma­ño Avis, es el desafío más re­cien­te al que se ha en­fren­ta­do John Ta­gue, ex eje­cu­ti­vo de Uni­ted Air­li­nes, des­de que se unió a la fir­ma a fi­na­les de 2014 tras la en­tra­da de Icahn. “Si tie­nen un pro­ble­ma con el va­lor de sus au­to­mó­vi­les, eso sig­ni­fi­ca que su amor­ti­za­ción no era ade­cua­da”, di­jo Mar­yann Ke­ller, una con­sul­to­ra in­de­pen­dien­te de Stam­ford, Con­nec­ti­cut, que es­tu­vo en el con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de Do­llar Th­rifty, que se fu­sio­nó con Hertz en 2013. Bloom­berg

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.