Pis­ci­nas lú­di­cas o na­tu­ra­les: las ten­den­cias de la tem­po­ra­da

Los clá­si­cos to­nos azu­les pa­re­cen que­dar en el pa­sa­do. Hoy se apues­ta por es­pa­cios ale­gres don­de pre­do­mi­nan di­fe­ren­tes co­lo­res o crear eco­sis­te­mas. Las pro­pues­tas van más allá de la pis­ci­na, in­cor­po­ran­do flo­ra na­ti­va que in­clu­so pue­de ge­ne­rar aho­rro.

Pulso - - Evasion - PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓPEZ

HA­CE seis años, Fran­cis­co Ja­vier To­rres apos­tó por una idea: traer el con­cep­to de pis­ci­nas na­tu­ra­les a Chi­le. Al prin­ci­pio -cuen­ta- le cos­tó con­ven­cer a los clien­tes de que una al­ter­na­ti­va co­mo és­ta iba más allá de un di­se­ño y pai­sa­jis­mo di­fe­ren­te, sino que a la lar­ga, se con­ver­tía en una in­ver­sión sus­ten­ta­ble y efi­cien­te, don­de no es ne­ce­sa­rio con­tar con quí­mi­cos ni cam­biar el agua. Hoy es una de las ten­den­cias que cre­cen a la ho­ra de ins­ta­lar una pis­ci­na o re­no­var­la.

Pa­ra ins­ta­lar el sis­te­ma con de­pu­ra­ción na­tu­ral de agua, se re­quie­re de dos zo­nas, una de na­do y otra de re­ge­ne­ra­ción, don­de a par­tir de plan­tas pro­li­fe­ran mi­cro­or­ga­nis­mos que cap­tan la ma­te­ria or­gá­ni­ca del agua, per­mi­tien­do que no sea ne­ce­sa­rio cam­biar­la. “En es­pa­cios co­mo és­te, po­ner agua nue­va re­sul­ta con­tra­pro­du­cen­te, por­que pue­de afec­tar al eco­sis­te­ma co­mo plan­tas acuá­ti­cas o mi­cro­or­ga­nis­mos”, cuen­ta To­rres, que hoy es ge­ren­te ge­ne­ral de BioAn­tu, em­pre­sa que rea­li­za es­te ti­po de pro­yec­tos. Acla­ra que a pe­sar de tra­tar­se de me­ca­nis­mos más com­ple­jos, los pre­cios son com­pe­ti­ti­vos con los de un di­se­ño tra­di­cio­nal, y ade­más, sus clien­tes apuestan por un pai­sa­jis­mo di­fe­ren­te con es­pe­cies na­ti­vas.

La ilu­mi­na­ción tam­bién va ga­nan­do pro­ta­gos­ni­mo. Atrás que­da­ron las pis­ci­nas que eran só­lo de un co­lor y que ape­nas se dis­tin­guían al caer la no­che. “La ilu­mi­na­ción es otro de los as­pec­tos que ha em­pe­za­do a to­mar re­le­van­cia”, cuen­tan des­de Pis­ci­ne­ria, em­pre­sa de­di­ca­da a pro­yec­tos de es­te ti­po. Pa­ra ello se in­cor­po­ran dis­po­si­ti­vos de ilu­mi­na­ción sub­acuá­ti­cos que al ser de LED re­du­cen el con­su­mo ener­gé­ti­co. Y si es­tos son pro­gra­ma­bles, me­jor. Así se pue­de cam­biar el co­lor y se­cuen­cia de ilu­mi­na­ción de acuer­do al mo­men­to a tra­vés de apps, por ejem­plo.

Del mis­mo mo­do, los con­sul­ta­dos coin­ci­den en que hoy ya no bas­ta con te­ner pro­pues­tas que só­lo in­vo­lu­cren pis­ci­nas. Al­gu­nos clien­tes pi­den pe­que­ñas cas­ca­das o su­per­fi­cies en re­lie­ve pa­ra po­der sal­tar a la pis­ci­na o to­mar sol. Otros apuestan por los bor­des eva­nes­cen­tes, don­de el lí­mi­te de la pis­ci­nas se mez­cla con el ho­ri­zon­te o el in­cor­po­rar sis­te­mas de hi­dro­ma­sa­je en al­gu­nos pun­tos de las pis­ci­nas. Otros aman­tes del agua bus­can usar­las to­do el año, pa­ra lo que in­clu­so in­cor­po­ran co­lec­to­res so­la­res que man­tie­nen el agua tem­pla­da to­do el año. Quie­nes quie­ren re­pli­car la ex­pe­rien­cia del mar o bus­can ejer­ci­tar, pue­den ins­ta­lar un sis­te­ma de na­do a con­tra­co­rrien­te. Pa­ra su uti­li­za­ción, se ins­ta­la un equi­po en uno de los mu­ros de la pis­ci­na ge­ne­ran­do una ola que no de­ja avan­zar.

Con el fin de evi­tar la eva­po­ra­ción y re­du­cir la pér­di­da de agua, al­gu­nos aho­ra op­tan por cu­bier­tas au­to­má­ti­cas. Jun­to con evi­tar el de­te­rio­ro de la pis­ci­na, es­tos sis­te­mas son re­co­men­da­dos a fa­mi­lias, da­do que al “ce­rrar” la pis­ci­na cuan­do no es­tá en uso, se evi­tan ac­ci­den­tes.

Ade­más de con­tar con las pis­ci­nas, mu­chos de­ci­den in­cor­po­rar flo­ta­do­res lú­di­cos de fla­men­cos, uni­cor­nios o do­nas, idea­les pa­ra una pool party. Es­tos se pue­den en­con­trar en tien­das co­mo My Mix des­de $19.000 ca­da uno.

La de­pu­ra­ción na­tu­ral evi­ta el uso de quí­mi­cos o cam­bio de agua, con­vir­tién­do­se en una op­ción más sus­ten­ta­ble.

Quie­nes bus­can re­pli­car al mar pue­den in­cor­po­rar sis­te­mas de na­do a con­tra­co­rrien­te, que re­pro­du­ce olas en la pis­ci­na.

Cas­ca­das

Si bien aún hay mu­chos que las pre­fie­ren clá­si­cas, po­co a po­co ele­men­tos co­mo cas­ca­das ad­quie­ren pro­ta­go­nis­mo.

Ilu­mi­na­ción ro­bo­ti­za­da Es­tos sis­te­mas se idea­ron pa­ra fies­tas, pe­ro hoy tam­bién se in­cor­po­ran en pis­ci­nas, lle­nán­do­las de co­lor. Te­nien­do al LED co­mo pro­ta­go­nis­ta, mu­chas per­mi­ten “ju­gar” a tra­vés de apli­ca­cio­nes sen­ci­llas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.