El fair play en­tre La­gos y Gui­llier rum­bo a las pri­ma­rias

Pe­se a que am­bas car­tas pre­si­den­cia­les de la Nue­va Ma­yo­ría han au­men­ta­do por mo­men­tos el tono del de­ba­te, sus equi­pos man­tie­nen con­tac­to pa­ra ju­gar en el mar­co de una cier­ta coor­di­na­ción.

Pulso - - Portada - JAI­ME SÁN­CHEZ/ GLADYS PIÉROLA

—“Si al­guien es­tá en el Se­na­do y no es­tá en la ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca, me cues­ta en­ten­der có­mo de­fi­ne una ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca”, sos­tu­vo ayer el ex Pre­si­den­te Ri­car­do La­gos, en re­la­ción al senador in­de­pen­dien­te Ale­jan­dro Gui­llier.

La fra­se vie­ne a co­ro­nar una se­ma­na mar­ca­da por el fren­te a fren­te en­tre las dos prin­ci­pa­les car­tas pre­si­den­cia­les de la Nue­va Ma­yo­ría.

Am­bos po­si­bles can­di­da­tos se han em­pla­za­do pú­bli­ca­men­te y han co­men­za­do a mar­car su pri­me­ras di­fe­ren­cias pro­gra­má­ti­cas, irrum­pien­do en las te­má­ti­cas que hoy man­dan la agen­da ciu­da­da­na y me­diá­ti­ca.

Así, por ejem­plo, el do­min­go pa­sa­do el ex man­da­ta­rio to­mó par­te en el de­ba­te por el sis­te­ma pre­vi­sio­nal chi­leno se­ña­lan­do que las Ad­mi­nis­tra­do­ras de Fon­dos de Pen­sio­nes (AFP) “es­tán más preo­cu­pa­das de las uti­li­da­des de los due­ños que de las pen­sio­nes que van a te­ner los co­ti­zan­tes des­pués”. La res­pues­ta de Gui­llier no tar­dó en lle­gar y en un pa­nel con es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios em­pla­zó a to­mar la de­ci­sión po­lí­ti­ca de si “va­mos a re­mo­zar las AFP o va­mos a crear un sis­te­ma pre­vi­sio­nal que por su na­tu­ra­le­za tie­ne que ser so­li­da­rio. Yo estoy en lo se­gun­do”.

Pe­ro los mo­vi­mien­tos de am­bos can­di­da­tos no son al azar. Y es que más allá de que por mo­men­tos el de­ba­te ha subido de tono en­tre am­bas fi­gu­ras, des­de sus en­tor­nos re­co­no­cen que sus equi­pos téc­ni­cos man­tie­nen con­tac­to pa­ra ju­gar en el mar­co de un cier­to “fair play”. Así, a tra­vés de sus equi­pos o cer­ca­nos, a pe­sar de no ser can­di­da­tos ofi­cia­les de la NM, se han man­te­ni­do in­for­ma­dos de las pau­tas o ac­ti­vi­da­des de su con­ten­dor.

El con­tac­to en­tre sus cer­ca­nos sir­vió, ade­más, pa­ra ba­jar los áni­mos cuan­do en sep­tiem­bre Gui­llier iro­ni­zó so­bre la fi­gu­ra de La­gos y su en­tra­da al de­ba­te presidencial, com­pa­rán­do­lo con Ber­nar­do O’Hig­gins. En la oca­sión un po­lí­ti­co cer­cano al ex je­fe de Es­ta­do se con­tac­tó con Gui­llier pa­ra evi­tar que la po­lé­mi­ca si­guie­ra es­ca­lan­do. El le­gis­la­dor re­cu­ló sus di­chos al día si­guien­te.

Es­te diseño per­mi­ti­ría, ade­más, man­te­ner una cier­ta coor­di­na­ción en me­dio de la es­tra­te­gia de am­bas car­tas por ga­nar te­rreno en el de­ba­te ciudadano, in­ten­tan­do ale­jar, por aho­ra, la ca­rre­ra de las cú­pu­las par­ti­da­rias. Es­ta es­tra­te­gia se ha­bría for­ta­le­ci­do tras los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les que evi­den­cia­ron un du­ro pa­no­ra­ma pa­ra las co­lec­ti­vi­da­des de la NM.

La­gos y el de­ba­te de ideas

En el en­torno de La­gos, de he­cho, re­co­no­cen que el ex man­da­ta­rio quie­re evi­tar se­guir vin­cu­la­do a los con­flic­tos y de­ci­sio­nes que de­ban to­mar los par­ti­dos, de ahí su mo­les­tia de que se fil­tra­ra la reunión que sos­tu­vo con Allen­de el día pre­vio a su ba­ja­da, la que ca­ta­lo­gó co­mo una con­ver­sa­ción pri­va­da. Si bien el ex je­fe de Es­ta­do ha evi­den­cia­do su in­te­rés de ser el can­di­da­to úni­co del eje PSPPD, su in­ten­ción es man­te­ner­se ajeno a los pro­ce­sos de de­fi­ni­ción, ta­rea que ha de­le­ga­do a los par­ti­dos.

Así, con el apo­yo del PPD y a la es­pe­ra de las de­fi­ni­cio­nes del PS -don­de po­see apo­yos im­por­tan­tes-, La­gos con­cen­tra­rá sus es­fuer­zos en las se­ma­nas que vie­nen en una se­rie de via­jes a re­gio­nes. De he­cho, ayer es­tu­vo en An­to­fa­gas­ta, to­do co­mo par­te del ini­cio de su cam­pa­ña en te­rreno pro­gra­ma­da pa­ra es­cu­char y com­par­tir pro­pues­tas pro­gra­má­ti­cas con la ciu­da­da­nía.

Des­de su equi­po co­men­tan que a los via­jes se van a ir su­man­do, ade­más, las ca­be­zas de sus equi­pos pro­gra­má­ti­cos, de ma­ne­ra de ir abor­dan­do te­má­ti­cas más es­pe­cí­fi­cas, de acuer­do al con­tex­to o las re­gio­nes que se vi­si­ten.

Cui­dan­do los apo­yos

En­tre quie­nes apo­yan a Gui­llier, en tan­to, es­tán cons­cien­tes que el punto dé­bil del le­gis­la­dor y even­tual car­ta del Par­ti­do Ra­di­cal, es­tá en las re­des que po­see al in­te­rior de los par­ti­dos, al­go en lo que La­gos le sa­ca ven­ta­ja.

Des­de su en­torno, sin em­bar­go, re­co­no­cen que tras el au­men­to que ha mos­tra­do en las en­cues­tas los con­tac­tos con las di­fe­ren­tes co­lec­ti­vi­da­des han cre­ci­do, aun­que de ma­ne­ra in­for­mal. Al­go que por aho­ra él pre­fie­re.

Y es que más allá del ges­to que es­ta se­ma­na le hi­cie­ron al­gu­nos dipu­tados PS, el can­di­da­to ha co­men­ta­do en la in­ter­na que por aho­ra quie­re evi­tar en­trar en el de­ba­te par­ti­da­rio e im­pe­dir así que se le ge­ne­ren con­flic­tos in­ne­ce­sa­rios al in­te­rior de las co­lec­ti­vi­da­des del blo­que, co­mo ocu­rrió con La­gos en el PS, don­de el en­torno de la se­na­do­ra Isa­bel Allen­de que­dó mo­les­to con e rol que ha­bría ju­ga­do en la ba­ja­da de la ti­mo­nel del par­ti­do.

Al igual que La­gos, Gui­llier pre­fie­re con­cen­trar sus es­fuer­zos en ga­nar apo­yo ciudadano e ins­ta­lar sus ideas en la agen­da pú­bli­ca, es­tra­te­gia que es­pe­ra lo si­gan ha­cien­do cre­cer en las en­cues­tas y con­so­li­dar así su op­ción al in­te­rior del conglomerado.

Así el senador in­de­pen­dien­te abor­da­rá hoy con pro­fe­so­res, te­má­ti­cas co­mo el for­ta­le­ci­mien­to de la edu­ca­ción pú­bli­ca, re­for­ma a la edu­ca­ción su­pe­rior y la de­no­mi­na­da “deu­da his­tó­ri­ca” con el gre­mio. La otra se­ma­na, en tan­to el senador se tras­la­da­rá a la Re­gión del Bio­bío pa­ra par­ti­ci­par en los en­cuen­tros pro­gra­má­ti­cos or­ga­ni­za­dos por el Par­ti­do Ra­di­cal.

A tra­vés de sus equi­pos, La­gos y Gui­llier han com­par­ti­do in­for­ma­ción acer­ca de sus ac­ti­vi­da­des.

Am­bos can­di­da­tos apues­tan por lle­var el de­ba­te a los te­mas ciu­da­da­nos, ale­ján­do­se de los con­flic­tos de los par­ti­dos.

Mien­tras La­gos es­pe­ra que los par­ti­dos de­fi­nan un me­ca­nis­mo, Gui­llier quie­re evi­tar ge­ne­rar con­flic­tos in­ter­nos en las co­lec­ti­vi­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.