Abo­ga­dos y tec­no­lo­gías

Pulso - - Opinion - FRAN­CIS­CO SILVA El au­tor es abo­ga­do Silva & Cía.

HOY VE­MOS có­mo la tec­no­lo­gía irrum­pe y trans­for­ma, re­vo­lu­cio­nan­do to­do ti­po de mer­ca­dos. Im­pul­sa a es­tre­nar nue­vos mo­de­los de ne­go­cio, los que mu­chas ve­ces aún no en­cuen­tran re­gu­la­ción. La tec­no­lo­gía es­tá cam­bian­do nues­tro dia­rio vi­vir y no­so­tros los abo­ga­dos, siem­pre ape­ga­dos a los usos y cos­tum­bres, no so­mos la ex­cep­ción. Ve­mos que nos subimos al ca­rro de la mo­der­ni­za­ción o nos vol­ve­mos ob­so­le­tos. Por eso hoy los es­tu­dios adap­ta­mos des­de nues­tro look & feel has­ta la for­ma de co­mu­ni­car­nos con nues­tros clien­tes; pe­ro las co­sas van más allá. Co­mo de­cía un ar­tícu­lo que leí ha­ce po­co, si el cam­bio no es pro­fun­do, real, no sir­ven los re­to­ques por fue­ra. Es así que tér­mi­nos co­mo SAAS, DMS e IA de­ben de­jar de ser des­co­no­ci­dos pa­ra los abo­ga­dos. Hoy mu­chas de nues­tras ta­reas se es­tán rea­li­zan­do en ba­se a pla­ta­for­mas de soft­wa­re DMS que per­mi­ten crear co­la­bo­ra­ti­va y rá­pi­da­men­te la in­for­ma­ción le­gal, ge­ne­ran­do re­gis­tros de los in­ter­vi­nien­tes de ca­da do­cu­men­to. Nos per­mi­ten bus­car ágil­men­te la in­for­ma­ción, ad­mi­nis­trar­la, com­par­tir­la y va­li­dar­la; así, ad­mi­nis­tra­mos me­jor nues­tros tiem­pos, dis­mi­nui­mos cos­tos y sim­pli­fi­ca­mos los pro­ce­sos en de­par­ta­men­tos le­ga­les de em­pre­sas y es­tu­dios. Asi­mis­mo, exis­ten soft­wa­res que per­mi­ten que do­cu­men­tos le­ga­les bá­si­cos y es­tán­da­res sean desa­rro­lla­dos au­to­má­ti­ca­men­te y se en­víen a la au­to­ri­dad co­rres­pon­dien­te. Lo mis­mo ocu­rre con las res­pues­tas au­to­ma­ti­za­das -al es­ti­lo SIRI- pa­ra con­sul­tas ge­ne­ra­les. En al­gu­nas pres­ti­gio­sas ofi­ci­nas de EEUU ya exis­ten soft­wa­res ca­pa­ces de usar In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial pa­ra leer y en­ten­der cien­tos de do­cu­men­tos le­ga­les que agi­li­zan los pro­ce­sos de due di­li­gen­ce, per­mi­tien­do a un abo­ga­do rea­li­zar su tra­ba­jo en la mi­tad del tiem­po; o los que con­vier­ten en un com­mo­dity la in­ves­ti­ga­ción ju­rí­di­ca, ge­ne­ran­do al­go­rit­mos ca­pa­ces de en­tre­gar doc­tri­na y ju­ris­pru­den­cia re­la­cio­na­da en se­gun­dos. De­be­mos en­ten­der que la in­ten­ción de es­tas tec­no­lo­gías no es re­em­pla­zar­nos, sino ayu­dar­nos a tra­ba­jar en for­ma más efi­cien­te, de ma­ne­ra que po­da­mos de­di­car­nos a agre­gar va­lor a nues­tros clien­tes, dis­tin­guién­do­nos por as­pec­tos aso­cia­dos a la es­tra­te­gia, ne­go­cia­ción y ha­bi­li­da­des blan­das. Es­te­mos aten­tos al cam­bio y va­ya­mos de la mano con los avan­ces tec­no­ló­gi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.