Pa­ro del sec­tor pú­bli­co

Los fun­cio­na­rios pú­bli­cos se acos­tum­bra­ron a no te­ner cos­tos por las pa­ra­li­za­cio­nes. Las au­to­ri­da­des ce­dían y no ha­cían va­ler las re­glas. Es­to de­be cam­biar.

Pulso - - Portada -

EL PAÍS es­tá so­por­tan­do 17 días ya de pa­ro del sec­tor pú­bli­co. El fun­da­men­to de­trás de la pa­ra­li­za­ción es que el re­ajus­te pa­ra los sa­la­rios de los fun­cio­na­rios de 3,2% -más otros be­ne­fi­cios- pro­pues­to por el Go­bierno, en un con­tex­to de es­tre­chez eco­nó­mi­ca, es in­su­fi­cien­te. Así, las emer­gen­cias en el área sa­lud se han de­ja­do de aten­der, la ba­su­ra ya no se re­ti­ra, los trá­mi­tes prác­ti­ca­men­te se han pa­ra­li­za­do y las ex­por­ta­cio­nes pre­sen­tan al­gu­nos in­con­ve­nien­tes. Los di­ri­gen­tes sin­di­ca­les, avi­va­dos por un Par­la­men­to que en es­ta opor­tu­ni­dad fue po­pu­lis­ta, in­sis­ten en exi­gir un ma­yor in­cre­men­to de sus suel­dos, pe­se a que la au­to­ri­dad ha ma­ni­fes­ta­do que ello no es po­si­ble. El mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ro­dri­go Val­dés, es­tá dan­do la pe­lea co­rrec­ta. La se­ñal de aus­te­ri­dad en mo­men­tos de va­cas fla­cas es la que se ne­ce­si­ta. El pro­ble­ma es que lue­go de años de “ne­go­cia­cio­nes” en que los fun­cio­na­rios nun­ca pa­ga­ron los cos­tos de las mo­vi­li­za­cio­nes, los di­ri­gen­tes y tra­ba­ja­do­res se acos­tum­bra­ron só­lo a pe­dir y re­ci­bir be­ne­fi­cios. Pe­ro los cos­tos los pa­ga la po­bla­ción. Una vez más, la ciu­da­da­nía que­da cap­tu­ra­da por gru­pos de in­te­rés. Co­mo di­jo el pre­si­den­te del Co­le­gio Mé­di­co, En­ri­que Pa­ris, “el pue­blo es rehén de los fun­cio­na­rios que si­guen en pa­ro”. Más allá de la so­lu­ción de cor­to pla­zo, es ne­ce­sa­rio ha­cer un cam­bio pro­fun­do de los pri­vi­le­gios de los tra­ba­ja­do­res del sec­tor pú­bli­co, co­mo por ejem­plo en su inamo­vi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.