“Veo más di­fí­cil hoy que la Fed suba cua­tro ve­ces la ta­sa en 2017”

—Con­si­de­ra que tras el triun­fo del mag­na­te re­pu­bli­cano los ban­cos cen­tra­les tie­nen que “es­pe­rar y ver”. —Plan­tea que la sa­li­da de flu­jos de paí­ses emer­gen­tes se­gui­rá has­ta que ter­mi­ne la in­cer­ti­dum­bre.

Pulso - - En Portada - Una en­tre­vis­ta de MARIANA MARUSIC

ES­PE­RAR y ver. Ese es el con­se­jo que en­tre­ga el es­pa­ñol Jor­ge Si­ci­lia, eco­no­mis­ta je­fe del Gru­po BBVA, pa­ra la política mo­ne­ta­ria de los ban­cos cen­tra­les a ni­vel glo­bal. Ade­más, plan­tea que el en­te emi­sor lo­cal de­be­ría man­te­ner es­te jue­ves su ta­sa de re­fe­ren­cia en el 3,5% que se en­cuen­tra ac­tual­men­te. La vi­sión de man­te­ner la ta­sa rec­to­ra no siem­pre fue así: con­fie­sa que an­tes del triun­fo de Do­nald Trump en Es­ta­dos Uni­dos, la pro­yec­ción era que el Cen­tral te­nía es­pa­cio pa­ra ba­jar la ta­sa. Si­guien­do la mis­ma ten­den­cia, hoy ve co­mo “más di­fí­cil” cua­tro al­zas en las ta­sas de la Re­ser­va Fe­de­ral (Fed) el pró­xi­mo año. Ade­más, pro­yec­ta que los flu­jos de los mer­ca­dos emer­gen­tes con­ti­nua­rán sa­lien­do pa­ra re­gre­sar a los paí­ses desa­rro­lla­dos, si­tua­ción que se man­ten­dría has­ta que aca­be la in­cer­ti­dum­bre. “To­do lo que pon­ga Trump en­ci­ma de la me­sa de aquí a los pró­xi­mos años es al­go que va a ha­ber que vi­gi­lar, por­que afec­ta a Es­ta­dos Uni­dos, y afec­ta al res­to del mun­do, y yo creo que no hay nin­gu­na re­gión del mun­do que no ten­ga que em­pe­zar a con­si­de­rar cuál es el efec­to”, di­ce.

Al­gu­nos han plan­tea­do que co­mien­za “la era de la in­fla­ción” en Es­ta­dos Uni­dos tras la vic­to­ria de Trump. ¿Es tan así?

—En la me­di­da en que Trump lo que ha en­fa­ti­za­do es el au­men­to del gas­to pú­bli­co, de al­gu­na ma­ne­ra ha pues­to so­bre la me­sa que va a ayu­dar a la política mo­ne­ta­ria a in­ten­tar ge­ne­rar ex­pec­ta­ti­vas de in­fla­ción en la eco­no­mía.

Ba­jo es­te con­tex­to, ¿las al­zas en las ta­sas de la Fed po­drían ser ma­yo­res a las que pro­yec­ta­ba ha­ce un mes?

—To­da­vía hay que es­pe­rar el ti­po de pro­gra­ma (de Trump), lo que ocu­rra con la eco­no­mía, yo creo que va a ha­cer que la Re­ser­va Fe­de­ral sea cau­te­lo­sa (…) aho­ra, que de re­pen- te el mun­do ha cam­bia­do y que va­mos a en­trar en una lo­cu­ra de ex­pec­ta­ti­vas in­fla­cio­nis­tas que va a obli­gar a la Fed a su­bir agre­si­va­men­te los ti­pos de in­te­rés, creo que to­da­vía es­ta­mos le­jos de ese mun­do.

¿En­ton­ces no hay un an­tes y un des­pués de la elec­ción de Trump pa­ra el al­za de ta­sas de la Fed?

—Yo hoy veo más di­fí­cil, hoy, que suba (las ta­sas) cua­tro ve­ces el año que vie­ne, a que suba dos ve­ces, pe­ro lo veo más pro­ba­ble aho­ra que an­tes del re­sul­ta­do de las elec­cio­nes, pre­ci­sa­men­te por es­te au­men­to del gas­to pú­bli­co. No es fá­cil au­men­tar el gas­to pú­bli­co en Es­ta­dos Uni­dos, tie­nes que ne­go­ciar mu­cho, tie­nes que pa­sar por el Con­gre­so, no son co­sas que se eje­cu­ten in­me­dia­ta­men­te.

Pe­ro la pró­xi­ma al­za ven­dría en di­ciem­bre

—Yo creo que sí. Yo creo que si el mun­do si­gue co­mo es­tá aho­ra, y por tan­to no hay más anun­cios que los que he­mos te­ni­do, y por tan­to, ca­be pen­sar más en que sí se va a ha­cer al­go de gas­to pú­bli­co, la Fed ya que­ría su­bir, y es­to lo que le eli­mi­na es par­te de la in­cer­ti­dum­bre del im­pac­to eco­nó­mi­co ne­ga­ti­vo de una su­bi­da de ta­sas de in­te­rés, por­que ya los mer­ca­dos no só­lo des­cuen­tan esa su­bi­da, sino que in­clu­so las ta­sas a lar­go pla­zo han subido mu­cho.

¿Cuál es el efec­to a cor­to pla­zo del al­za en las ta­sas lar­gas a 10 años que se pro­du­jo tan­to en Es­ta­dos Uni­dos, Chi­le, Mé­xi­co, y va­rios paí­ses desa­rro­lla­dos?

—Yo apos­ta­ría, a que lo que trae es­te pro­ce­so, es una me­nor en­tra­da de flu­jos en ge­ne­ral en paí­ses emer­gen­tes, y esa me­nor en­tra­da de flu­jos im­pli­ca me­no­res pre­cios en las bol­sas y ma­yo­res ren­ta­bi­li­da­des en las ta­sas de in­te­rés.

¿Es­to se ve co­mo al­go de cor­to pla­zo o más pro­lon­ga­do en el tiem­po?

—Yo creo que va a ser pro­lon­ga­do en la me­di­da en que la in­cer­ti­dum­bre con­ti­núe. En la me­di­da en que la par­te de los pro­gra­mas que se acla­ren de Trump sean po­ten­cial­men­te ne­ga­ti­vos pa­ra otros paí­ses, apar­te pa­ra el su­yo, co­mo ele­men­tos pro­tec­cio­nis­tas, pe­ro en cual­quier ca­so la in­cer­ti­dum­bre en es­te con­tex­to es una in­cer­ti­dum­bre que va a da­ñar al­go más a paí­ses emer­gen­tes.

De­jan­do de la­do las sa­li­das de flu­jos de La­ti­noa­mé­ri­ca, ¿se ven al­gu­nas opor­tu­ni­da­des pa­ra la re­gión tras el cam­bio de man­do en Es­ta­dos Uni­dos?

—Yo quie­ro ver mu­chas, y ade­más no só­lo po­ner­las en el triun­fo de Trump. Yo creo que, más allá del triun­fo de Trump, en el mun­do nos es­tán fal­tan­do aho­ra mis- mo in­gre­dien­tes pa­ra cre­cer más. Sim­pli­fi­car to­do pa­ra de­cir que el in­gre­dien­te que va a ha­cer es­to es el gas­to fis­cal en Es­ta­dos Uni­dos, yo creo que es un ar­gu­men­to que te aguan­ta uno o dos años, pe­ro no te aguan­ta mu­cho más.

¿Cuá­les se­rían esos in­gre­dien­tes que fal­tan?

—Los dos in­gre­dien­tes que nos fal­tan pa­ra ser más po­si­ti­vos con el cre­ci­mien­to glo­bal, uno es el in­ten­tar te­ner un com­pro­mi­so más cla­ro con el co­mer­cio in­ter­na­cio­nal, y eso es al­go que se pue­de ha­cer con in­de­pen­den­cia de Trump, en la me­di­da en que us­te­des es­tán me­ti­dos en las ne­go­cia­cio­nes co­mer­cia­les con mu­chos paí­ses (…) y yo creo que aho­ra nos to­ca a los de­más paí­ses mos­trar ese com­pro­mi­so con el co­mer­cio.

Lue­go de que las ta­sas lar­gas a 10 años subie­ron en Chi­le, al­gu­nos eco­no­mis­tas ven que la TPM se man­ten­drá en el 3,5% que se en­cuen­tra ac­tual­men­te, en vez de las dos al­zas que veían an­tes pa­ra 2017. ¿Cuál es su pro­yec­ción?

—Nues­tra ca­sa ha ve­ni­do di­cien­do des­de ha­ce tiem­po que ha­bía es­pa­cio, en la me­di­da en que el cre­ci­mien­to es­tá co­mo es­tá y la in­fla­ción te­nía una mar­ca­da sen­da a la re­duc­ción, se abría un es­pa­cio pa­ra que el Ban­co Cen­tral re­du­je­ra al­go las ta­sas de in­te­rés.

¿Y tras el triun­fo de Trump?

—Aho­ra, en un en­torno de in­cer­ti­dum­bre, en ge­ne­ral, lo que le to­ca más a los ban­cos cen­tra­les es es­pe­rar y ver. Por tan­to, a cor­to pla­zo, yo creo que lo que le to­ca ha­cer es mi­rar.

¿Qué es­ce­na­rio ten­dría que dar­se pa­ra que el Cen­tral pue­da su­bir su ta­sa de re­fe­ren­cia?

—Una vez que pa­se es­te epi­so­dio de in­cer­ti­dum­bre y las co­sas se asien­ten, si no se ha pro­du­ci­do una de­pre­cia­ción adi­cio­nal del ti­po de cam­bio, si te­ne­mos el mis­mo en­torno eco­nó­mi­co que te­nía­mos an­tes más o me­nos en tér­mi­nos de cre­ci­mien­to, al fi­nal es­te es un en­torno don­de el Ban­co Cen­tral pue­de se­guir va­lo­ran­do que le que­da es­pa­cio pa­ra ba­jar las ta­sas de in­te­rés, pe­ro va­mos a te­ner que es­pe­rar a ver, yo creo to­dos, pe­ro des­de lue­go ellos tam­bién, có­mo evo­lu­cio­nan un po­co esas prio­ri­da­des del Go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos, y có­mo afec­ta es­to al en­torno in­ter­na­cio­nal.

En un es­ce­na­rio de ba­jas ta­sas a ni­vel mun­dial, pe­ro don­de Es­ta­dos Uni­dos ya es­tá su­bien­do sus ta­sas, Chi­le aho­ra se po­dría arre­pen­tir de ha­cer un re­cor­te, ¿otros paí­ses no po­drían co­men­zar a ver un al­za en sus ti­pos?

— En la me­di­da que do­mi­ne es­ta in­cer­ti­dum­bre, yo creo que lo ra­zo­na­ble, so­bre to­do pa­ra ban­cos cen­tra­les en paí­ses que se pue­den ver afec­ta­dos por­que es­tán muy li­ga­dos a la eco­no­mía glo­bal, es es­pe­rar y ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.