Do­nald Trump no po­drá po­ner fin a los au­tos eléc­tri­cos

Se es­pe­ra que la ad­mi­nis­tra­ción en­tran­te le qui­te pre­sión a las au­to­mo­tri­ces por du­pli­car la efi­cien­cia de los com­bus­ti­bles de sus au­tos ha­cia 2025, un plan acor­da­do por Oba­ma. Pe­ro es­to no se­rá una ame­na­za pa­ra otro ti­po de vehícu­los.

Pulso - - Empresas & Mercados - BLOOMBERG

—El 20 de enero, el Pre­si­den­te elec­to de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, se­rá tras­la­da­do du­ran­te la jor­na­da de cam­bio de man­do so­bre un vehícu­lo gas­ta­dor: la li­mu­si­na pre­si­den­cial, lla­ma­da “The beast”, que re­co­rre me­nos de 4 mi­llas por ga­lón en pro­me­dio (1,7 ki­ló­me­tros por li­tro).

Si bien esa es una se­ñal, su en­fo­que ha­cia las ener­gías fó­si­les sig­ni­fi­ca que es­ta­ría abier­to a de­jar a los ciu­da­da­nos arre­glár­se­las con vehícu­los me­nos efi­cien­tes tam­bién. Se es­pe­ra que su ad­mi­nis­tra­ción le qui­te pre­sión a los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les pa­ra du­pli­car la efi­cien­cia de los com­bus­ti­bles de sus vehícu­los ha­cia 2025, un plan acor­da­do ba­jo la ad­mi­nis­tra­ción de Ba­rack Oba­ma, en 2011. De he­cho, el prin­ci­pal gru­po de lobby de Es­ta­dos Uni­dos, pi­dió a Trump echar mar­cha atrás en las me­tas.

Ajus­tar los es­tán­da­res de aho­rro de com­bus­ti­ble obli­ga a em­pre­sas co­mo Ge­ne­ral Mo­tors y Ford Mo­tor a equi­li­brar más sus flo­tas –ellos ven­den vehícu­los más pe­que­ños y au­tos eléc­tri­cos pa­ra com­pen­sar a las ca­mio­ne­tas de al­to gas­to de com­bus­ti­ble. Por lo tan­to, ali­viar los ob­je­ti­vos sig­ni­fi­ca­ría ven­der más SUV.

Pe­ro es­te no se­ría el fi­nal pa­ra los au­tos eléc­tri­cos. De cier­ta for­ma, ven­der más SUV ayu­da­ría.

Los fa­bri­can­tes pre­fie­ren ven­der vehícu­los más gran­des. Las ca­mio­ne­tas y SUV tie­nen már­ge­nes ma­yo­res que los au­tos más pe­que­ños, es­pe­cial­men­te en la me­di­da en que los clien­tes es­tán más dis­pues­tos a op­tar por ver­sio­nes op­ti­mi­za­das pa­ra un ma­yor ren­di­mien­to. Y eso sig­ni­fi­ca más ga­nan­cias.

El va­lor pro­me­dio de los SUV es mu­cho ma­yor que el de los au­tos y tam­bién son más ren­ta­bles.

Gra­cias a la ga­so­li­na más ba­ra­ta, los es­ta­dou­ni­den­ses han lo­gra­do com­prar más ca­mio­ne­tas co­mo por­cen­ta­je del to­tal de vehícu­los que nun­ca an­tes. La prin­ci­pal ra­zón pa­ra que es­to ocu­rra es bas­tan­te sim­ple: la ga­so­li­na Un 63% de las ven­tas de au­tos el mes pa­sa­do fue­ron ca­mio­ne­tas, la ma­yor ta­sa en la his­to­ria. ba­ra­ta. La efi­cien­cia tien­de a se­guir a los pre­cios de la ben­ci­na, aun­que con un re­za­go e his­tó­ri­ca­men­te re­qui­rien­do em­pu­jo­nes re­gu­la­to­rios pa­ra ha­cer avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos. El ren­di­mien­to en ki­ló­me­tros por li­tro, bas­tan­te es­tan­ca­do du­ran­te gran par­te del si­glo pa­sa­do, se dis­pa­ró lue­go del shock del pe­tró­leo en los años ‘70 y la en­tra­da en vi­gen­cia de los pri­me­ros es­tán­da­res fe­de­ra­les de aho­rro de com­bus­ti­ble. Más re­cien­te­men­te, el aho­rro de com­bus­ti­ble en los nue­vos vehícu­los vol­vió a cre­cer a me­di­da que subie­ron los pre­cios de la ga­so­li­na, pe­ro el co­lap­so de los pre­cios del pe­tró­leo les ha qui­ta­do im­pul­so.

Las au­to­mo­tri­ces –prin­ci­pal­men­te Tes­la Mo­tors, pe­ro tam­bién otros co­mo GM y BMW– ya han in­ver­ti­do to­ne­la­das de di­ne­ro y repu­tación, en sus au­tos eléc­tri­cos. Chevy Bolt de GM ni si­quie­ra ha lle­ga­do a las sa­las de ven­ta y ya es­tá ga­nan­do pre­mios.

In­clu­so si las re­gu­la­cio­nes fe­de­ra­les se ali­vian, el país re­pre­sen­ta só­lo un quin­to de las ven­tas de vehícu­los en to­do el mun­do. Y en otras re­gio­nes hay ra­zo­nes pa­ra exi­gir au­tos más efi­cien­tes, ra­zo­nes que van des­de ciu­da­des al­ta­men­te con­ta­mi­na­das a se­gu­ri­dad na­cio­nal (evi­tar la al­ta de­pen­den­cia so­bre el pe­tró­leo).

En su­ma, si bien el im­pul­so de Es­ta­dos Uni­dos ha­cia la eco­no­mía de com­bus­ti­ble po­dría des­ace­le­rar­se du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción Trump, cual­quier fa­bri­can­te que se pre­cie de ac­tor glo­bal no se­rá ca­paz de sim­ple­men­te fre­nar el tra­ba­jo so­bre los au­tos de nue­va ge­ne­ra­ción. El im­pul­so adi­cio­nal: ven­der más SUV y ca­mio­ne­tas po­dría ge­ne­rar más dó­la­res de I+D, in­clu­so si en un co­mien­zo, en­tre­ga más be­ne­fi­cios al ex­te­rior en vez de a Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.