Los desafíos de la ban­ca

En la dis­cu­sión le­gis­la­ti­va es vi­tal que es­ta se man­ten­ga en un ám­bi­to téc­ni­co y se pro­te­ja el ac­ti­vo país que es la so­li­dez ban­ca­ria.

Pulso - - Opinion - SE­GIS­MUN­DO SCHU­LIN-ZEUT­HEN

tan más del 85% del PIB, be­ne­fi­cian­do a más de 5 mi­llo­nes de fa­mi­lias y em­pre­sas. Asi­mis­mo, en su rol de in­ter­me­dia­ción la ban­ca ad­mi­nis­tra más de 20 mi­llo­nes de cuen­tas de aho­rro y de­pó­si­tos, lo que de­mues­tra la con­fian­za de los clien­tes en la in­dus­tria.

Sin em­bar­go, el di­na­mis­mo de la actividad ban­ca­ria se ha mo­de­ra­do, en lí­nea con el pro­lon­ga­do es­ce­na­rio de me­nor actividad eco­nó­mi­ca del país en ge­ne­ral, lue­go de cum­plir­se tres años de cre­ci­mien­to pro­me­dio del PIB de me­nos de 2%, y la pers­pec­ti­va pa­ra 2017 no es más alen­ta­do­ra. Sin du­da que es­te ba­jo cre­ci­mien­to nue­va­men­te será un im­por­tan­te re­to pa­ra la in­dus­tria, so­bre to­do si se con­si­de­ra que las ta­sas de in­te­rés de lar­go pla­zo a ni­vel in­ter­na­cio­nal ya es­tán al al­za.

A lo an­te­rior, se su­ma un pe­río­do de cam­bios re­gu­la­to­rios de gran re­le­van­cia pa­ra el sec­tor. En efec­to, la ban­ca de­be en­fren­tar la mo­di­fi­ca­ción de su prin­ci­pal mar­co le­gal, la Ley Ge­ne­ral de Ban­cos, que im­pli­ca­rá tran­si­tar ha­cia Ba­si­lea III y el de­no­mi­na­do Ca­pi­tal Tier 2, la in­cor­po­ra­ción de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ban­cos a la Co­mi­sión de Mer­ca­do de Va­lo­res, ade­más de ini­cia­ti­vas le­gis­la­ti­vas, co­mo la mo­di­fi­ca­ción al Ser­nac. Ello cons­ti­tu­ye nue­va­men­te un gran de­sa­fío pa­ra la in­dus­tria, de­bi­do a que su dis­cu­sión se lle­va­rá a ca­bo en un cli­ma de cre­cien­te cues­tio­na­mien­to a las ins­ti­tu­cio­nes y en un pe­río­do que coin­ci­di­rá con el ciclo po­lí­ti­co elec­cio­na­rio.

Ba­jo es­te mar­co, la in­dus­tria no de­be des­cui­dar su fo­co de es­fuer­zos por en­tre­gar ca­da vez más y me­jo­res ser­vi­cios a sus clien­tes, so­bre to­do con el gran de­sa­fío, que ya es una reali­dad, de tran­si­tar de una ban­ca transac­cio­nal y ma­si­va a una ban­ca di­gi­tal mó­vil. Li­ga­do al desa­rro­llo de nue­vos ser­vi­cios fi­nan­cie­ros y me­dios de pa­go, ade­más del cre­cien­te ac­ce­so que exi­gen los clien­tes a los pro­vee­do­res de ser­vi­cios, el te­ma de la se­gu­ri­dad pa­sa a ser un ele­men­to cla­ve, la cual no só­lo im­pli­ca de­re­chos a los clien­tes sino que tam­bién obli­ga­cio­nes. en­mar­ca en el gran re­to por se­guir me­jo­ran­do aún más la ex­pe­rien­cia de los clien­tes con la ban­ca, su­peran­do el es­fuer­zo ya rea­li­za­do y que si­túa a la in­dus­tria ban­ca­ria co­mo el sec­tor lí­der, jun­to a otras dos in­dus­trias de un to­tal de 26 eva­lua­das, en la pu­bli­ca­ción re­cien­te del ín­di­ce de ex­pe­rien­cia de ser­vi­cio de la con­sul­to­ra Pra­xis Cus­to­mer En­ga­ge­ment, que bus­ca me­dir tres di­men­sio­nes de la in­ter­ac­ción con el clien­te: efec­ti­vi­dad, fa­ci­li­dad y agra­do.

En ma­te­ria de dis­cu­sión le­gis­la­ti­va, es vi­tal que la mis­ma se man­ten­ga en un es­tric­to ám­bi­to téc­ni­co, ya que es la úni­ca ma­ne­ra de que se pro­te­ja el ac­ti­vo país que re­pre­sen­ta la so­li­dez de la in­dus­tria ban­ca­ria. Ello es fun­da­men­tal pa­ra que ten­ga­mos una ban­ca que no só­lo acom­pa­ñe al cre­ci­mien­to del país, sino que tam­bién con­ti­núe sien­do un apo­yo al es­fuer­zo in­di­vi­dual que rea­li­zan las per­so­nas por te­ner una me­jor ca­li­dad de vi­da.

En sín­te­sis, 2017 será un año de gran­des desafíos pa­ra la in­dus­tria y la ban­ca siem­pre es­ta­rá dis­po­ni­ble pa­ra ser un ac­tor de re­le­van­cia en la cons­truc­ción de una re­cu­pe­ra­ción de la con­fian­za en nues­tro país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.