Fer­nan­do La­rraín: “No nos sor­pren­de el re­sul­ta­do (...) Más allá de au­to­crí­ti­ca, es una opor­tu­ni­dad”

Pe­ro, ¿qué pa­sa con la au­to­crí­ti­ca a ni­vel de in­dus­tria?

Pulso - - EMPRESAS & MERCADOS - BÁR­BA­RA SIFÓN

—Las mar­chas con­tra las AFP, la crítica ge­ne­ra­li­za­da al ser­vi­cio al clien­te de las em­pre­sas y te­mas co­mo las ju­bi­la­cio­nes de Ca­pre­de­na, es­ta­rían en­tre los fac­to­res que pa­ra el ge­ren­te ge­ne­ral de la Aso­cia­ción de AFP, Fer­nan­do La­rraín, ex­pli­can la in­sa­tis­fac­ción de los afi­lia­dos con el ser­vi­cio que pres­ta la in­dus­tria.

¿Cuál es la eva­lua­ción que ha­cen co­mo Aso­cia­ción del in­for­me? Es bas­tan­te la­pi­da­rio con la in­dus­tria.

—No nos sor­pren­den los re­sul­ta­dos del in­for­me, por­que du­ran­te 2016 y prin­ci­pal­men­te el se­gun­do se­mes­tre, el ni­vel de im­pac­to co­mu­ni­ca­cio­nal, las mar­chas so­cia­les que hu­bo, el ju­bi­la­zo y mu­chas otras co­sas, pu­sie­ron a las AFP en el fo­co.

Lo se­gun­do es que Chi­le, en te­mas de con­fian­za en las em­pre­sas, tie­nen co­mo gran pro­ble­ma el de ser­vi­cio al clien­te. En­ton­ces si pen­sa­mos en una cri­sis de con­fian­za en ge­ne­ral res­pec­to de las ins­ti­tu­cio­nes, es de es­pe­rar que la res­pues­ta no sea sa­tis­fac­to­ria. —Más allá de au­to­crí­ti­ca, es­to es una opor­tu­ni­dad. Acer­car­nos más a los co­ti­zan­tes es un desafío del que te­ne­mos que ha­cer­nos car­go y la con­duc­ta que han te­ni­do al­gu­nas AFP va pre­ci­sa­men­te en esa lí­nea, de ser mu­cho más cer­ca­nos y ese es un tra­ba­jo que te­ne­mos que ha­cer las ad­mi­nis­tra­do­ras, pe­ro es un tra­ba­jo en el cual te­ne­mos que con­tri­buir dis­tin­tos ac­to­res: las em­pre­sas, el go­bierno… Hay un es­pa­cio de cre­ci­mien­to bas­tan­te gran­de. Es­te es un pro­ce­so de me­jo­ra con­ti­nua, hay te­mas de in­no­va­ción.

De ma­ne­ra des­agre­ga­da, la sa­tis­fac­ción es me­nor en los hom­bres que en las mu­je­res.

—En ge­ne­ral, quie­nes uti­li­zan de ma­yor ma­ne­ra las ad­mi­nis­tra­do­ras son hom­bres, pe­ro pue­den ha­ber dis­tin­tos fac­to­res. En ge­ne­ral, en te­mas de ge­ne­ro, las mu­je­res tien­den a ser más pon­de­ra­das al eva­luar.

Pe­ro in­sis­to, los re­sul­ta­dos no me sor­pren­den, pe­ro no sig­ni­fi­ca que nos que­de­mos de bra­zos cru­za­dos. Es un tra­ba­jo que te­ne­mos que ha­cer.

NE­CE­SI­DAD DE CER­CA­NÍA “La con­duc­ta de al­gu­nas AFP va pre­ci­sa­men­te en esa lí­nea, de ser mu­cho más cer­ca­nos”

Con­si­de­ran­do lo que han he­cho las AFP, ¿es­pe­ra­ría que me­jo­re el in­di­ca­dor en la pró­xi­ma me­di­ción?

—Va a de­pen­der del de­ba­te que ten­ga­mos co­mo país, del ti­po de in­for­ma­ción que se en­tre­gue a las per­so­nas por el rol de las AFP. Acá han pues­to una mo­chi­la enor­me a las AFP, cuan­do en el sis­te­ma de pen­sio­nes ellas son un ac­tor más den­tro de él. Pe­ro sí sa­be­mos que es un nú­me­ro que no nos aco­mo­da.

En­tre las me­di­das de las AFP ha es­ta­do el ba­jar sus pre­cios y acer­car­se a los afi­lia­dos, ¿có­mo las eva­lúa?

—Son te­mas di­fe­ren­tes. Per­so­nal­men­te creo que tie­nen que ha­cer un es­fuer­zo por acer­car­se. Aho­ra, la es­tra­te­gia res­pec­to de ba­jar co­mi­sio­nes es de ca­da una en cuan­to a su mo­de­lo de ne­go­cios, pe­ro me pa­re­ce acer­ta­do for­ta­le­cer el aho­rro vo­lun­ta­rio y otras co­sas a tra­vés de eso. ℗

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.