Crecimiento con in­clu­sión so­cial

Pulso - - OPINION - JO­SÉ MI­GUEL ORTIZ

QUÉ DU­DA ca­be que el país no pue­de acos­tum­brar­se a un ma­gro crecimiento eco­nó­mi­co del 2% co­mo ha ocu­rri­do pro­duc­to de la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca in­ter­na­cio­nal y los ba­jos pre­cios de los com­mo­di­ties. Re­to­mar la sen­da del crecimiento con in­clu­sión so­cial re­quie­re asu­mir las nue­vas reali­da­des del si­glo XXI. Ex­por­tar com­mo­di­ties sin va­lor agre­ga­do nos ha­ce de­pen­dien­tes de los vai­ve­nes del en­torno y, por tan­to, de­be­mos desa­rro­llar nue­vos mo­to­res del crecimiento y re­cons­truir cier­tos con­sen­sos bá­si­cos so­bre los ob­je­ti­vos de es­te. Hay un im­por­tan­te sec­tor del país que quie­re crecimiento con in­clu­sión so­cial, es de­cir, crecimiento con me­nor de­sigual­dad so­cial, me­nos abu­sos y con bie­nes pú­bli­cos de ca­li­dad que em­pa­re­jen la can­cha. As­pi­rar a un crecimiento con más pro­gre­so so­cial no es utó­pi­co, ni po­pu­lis­ta, ni de­be­ría ser des­ca­li­fi­ca­do por la or­to­do­xia neo­li­be­ral. Te­ner una edu­ca­ción de ca­li­dad pa­ra las ma­yo­rías y no sólo pa­ra el de­cil más ri­co es la me­jor in­ver­sión en crecimiento eco­nó­mi­co. Te­ner un país con un ca­pi­tal hu­mano de al­to ni­vel ase­gu­ra crea­ti­vi­dad, co­no­ci­mien­to e in­no­va­ción, que son as­pec­tos que hoy son nues­tras de­bi­li­da­des pa­ra en­fren­tar el desafío de ex­por­tar pro­duc­tos con ma­yor va­lor agre­ga­do. Un nue­vo ci­clo de crecimiento re­quie­re di­ver­si­fi­car nues­tra ma­triz pro­duc­ti­va y es­ti­mu­lar el desa­rro­llo de nue­vas in­dus­trias. De mo­do ur­gen­te hay que in­cre­men­tar y di­ver­si­fi­car la ca­nas­ta ex­por­ta­do­ra, que se man­tie­ne cons­tan­te los úl­ti­mos diez años. Pa­ra vol­ver a cre­cer se re­quie­ren es­tí­mu­los mo­ne­ta­rios y man­te­ner la res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal (as­pec­to en que coin­ci­di­mos en el Par­la­men­to), pe­ro se re­quie­re dar un nue­vo pa­so, co­mo in­ver­tir -vía alian­za pú­bli­co-pri­va­da- en di­ver­si­fi­car nues­tra ma­triz pro­duc­ti­va. El con­sen­so que de­be­mos cons­truir en el Par­la­men­to es so­bre la ne­ce­si­dad de que el país tran­si­te de ser me­ro ex­por­ta­dor de com­mo­di­ties y avan­ce en la di­ver­si­fi­ca­ción pro­duc­ti­va. Por ahí va el ca­mino del crecimiento en es­te si­glo XXI. ℗

El au­tor es presidente Co­mi­sión de Ha­cien­da Cá­ma­ra de Dipu­tados.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.