Ex­tran­je­ría su­gie­re ex­pul­sar sólo a in­mi­gran­tes íle­ga­les con an­te­ce­den­tes pe­na­les

Pulso - - ECONOMIA&DINERO - CAR­LOS ALONSO M.

El je­fe del De­par­ta­men­to de Ex­tran­je­ría y Mi­gra­cio­nes, Ro­dri­go Sandoval, se­ña­ló que las po­lí­ti­cas y los re­cur­sos de­ben en­fo­car­se en de­por­tar a los ex­tran­je­ros que ha­yan co­me­ti­do de­li­tos. En­tre 2014 y 2016, el 58,4% de los ex­pul­sa­dos fue por in­gre­so ile­gal.

—La po­bla­ción de in­mi­gran­tes en Chi­le es cre­cien­te. Hoy su­man 465 mil. En lí­nea con ese au­men­to, ha au­men­ta­do la can­ti­dad de ex­pul­sio­nes. De acuer­do a ci­fras del Mi­nis­te­rio del In­te­rior, en­tre 2014 y 2016 se han de­cre­ta­do 8.569 ex­pul­sio­nes, y de ese to­tal, 5.005 co­rres­pon­den a per­so­nas que han in­gre­sa­do al país por lu­ga­res clan­des­ti­nos o bien tra­ba­jan de ma­ne­ra irre­gu­lar, es­to sig­ni­fi­ca que 58,4% de los de­por­ta­dos en los úl­ti­mos dos años se de­be a ese mo­ti­vo, mien­tras que el 41,2% fue por­que co­me­ter al­gún ti­po de de­li­to en el país.

Pa­ra el je­fe del de­par­ta­men­to de Ex­tran­je­ría y Mi­gra­cio­nes, Ro­dri­go Sandoval, se de­be cam­biar es­te en­fo­que pa­ra con­cen­trar­se ma­yor­men­te en ex­pul­sar a quie­nes ha­yan co­me­ti­do de­li­to, por­que ac­tual­men­te no hay nin­gún ti­po de dis­tin­ción. “Uno de los gran­des cues­tio­na­mien­tos que se le pue­de hacer a la ac­tual ley de ex­tran­je­ría dic­ta­da ha­ce 40 años, es pre­ci­sa­men­te que le da un tra­ta­mien­to cri­mi­no­ló­gi­co a las in­frac­cio­nes mi­gra­to­rias que tie­nen ca­rác­ter ad­mi­nis­tra­ti­vo”, di­jo Sandoval. Es más, aña­dió que en al­gu­nos ca­sos “se lle­ga a la san­ción in­clu­so con cár­cel a aque­llas per­so­nas que in­gre­san irre­gu­lar­men­te”.

En ese con­tex­to, pa­ra Sandoval “es­ta es una for­ma muy in­con­ve­nien­te de abor­dar los mo­vi­mien­tos mi­gra­to­rios, por­que el Es­ta­do termina ago­tan­do una gran can­ti­dad de re­cur­sos ad­mi­nis­tra­ti­vos y fi­nan­cie­ros ma­te­ria­li­zan­do ex­pul­sio­nes de per­so­nas que no son de­lin­cuen­tes”.

Por ello, pa­ra el per­so­ne­ro de Go­bierno, “lo efi­cien­te e in­te­li­gen­te es que los es­ta­dos pue­dan dis­tin­guir en­tre el in­frac­tor mi­gra­to­rio y el de­lin­cuen­te ex­tran­je­ro, por­que es mu­cho más con­ve­nien­te pa­ra el país avan­zar en re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción de un in­mi­gran­te en si­tua­ción irre­gu­lar que no ha co­me­ti­do de­li­to an­tes que gas­ta re­cur­sos en ex­pul­sar­lo”.

RE­CUR­SOS PA­RA LA PDI Una vez que el Mi­nis­te­rio del In­te­rior fir­ma los de­cre­tos de ex­pul­sión, la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes (PDI) es el ór­gano en­car­ga­do de ma­te­ria­li­zar­la.

Pe­ro ha­cer­lo no es simple, pues­to que de­ben en­viar a un gru­po de po­li­cías pa­ra que lle­ven al in­mi­gran­te de­por­ta­do a su país. To­do es­to de­be ser fi­nan­cia­do por el pre­su­pues­to de la PDI. En es­te pun­to, de acuer­do a fuen­tes de la PDI, el fac­tor re­cur­sos ha si­do de­ter­mi­nan­te du­ran­te el úl­ti­mo año, ya que el ac­tual pre­su­pues­to no al­can­za pa­ra cum­plir con las ex­pul­sio­nes de­cre­ta­das por lo que hay un ato­cha­mien­to en el pro­ce­so. De to­das for­mas, la mis­ma fuente in­di­có que “hoy se es­tán pri­vi­le­gian­do las de­por­ta­cio­nes de ex­tran­je­ros que ha­yan co­me­ti­do de­li­to”.

Pa­ra Sandoval “es la PDI la en­ti­dad obli­ga­da a pon­de­rar las po­si­bi­li­da­des fi­nan­cie­ras y ma­te­ria­les con que cuen­ta pa­ra rea­li­zar el pro­ce­di­mien­to de ex­pul­sión. Ob­via­men­te los re­cur­sos que tie­ne la PDI son su­ma­men­te li­mi­ta­dos y por lo tan­to, mu­chas ve­ces la ex­pul­sión se ve en­vuel­ta en una se­rie de tra­bas, fi­nan­cie­ras, ad­mi­nis­tra­ti­vas y lo­gís­ti­cas”.

Si bien la ley no fi­ja cri­te­rios pa­ra pri­vi­le­giar al­gún ti­po de ex­pul­sión so­bre otra, Sandoval di­jo que “en lo per­so­nal me pa­re­ce que se de­be pri­vi­le­giar a aque­llas per­so­nas que han co­me­ti­do de­li­to”.

En 2016, las de­por­ta­cio­nes ano­ta­ron su me­nor nú­me­ro des­de 2012 lle­gan­do a 909 ex­pul­sio­nes efec­ti­vas, sien­do los ciu­da­da­nos bo­li­via­nos los que li­de­ra­ron la lis­ta, con 524. En el se­gun­do lu­gar fi­gu­ra­ron los pe­rua­nos con 166 ex­pul­sa­dos, se­gui­do por co­lom­bia­nos con 155 de­por­ta­dos.P El Go­bierno se ha com­pro­me­ti­do en­viar el pro­yec­to de ley de mi­gra­cio­nes en abril pa­ra ac­tua­li­zar la le­gis­la­ción que da­ta de 1971. Re­cur­sos

Uno de los fac­to­res que de­ter­mi­na las ex­pul­sio­nes es el pre­su­pues­to que tie­ne la PDI.

“La ley no es­ta­ble­ce nin­gún cri­te­rio pa­ra pri­vi­le­giar una ex­pul­sión con res­pec­to a otra. En lo per­so­nal me pa­re­ce que se de­be pri­vi­le­giar a aque­llas per­so­nas que han co­me­ti­do de­li­to”.

RO­DRI­GO SANDOVAL

FO­TO : AGENCIAUNO

Se pro­yec­ta que la po­bla­ción de in­mi­gran­tes en Chi­le lle­gue a 600 mil en 2017.

Je­fe del De­par­ta­men­to de Mi­gra­ción y Ex­tran­je­ría

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.