De­ba­te por Eu­na­com

Pulso - - OPINION -

La se­ma­na pa­sa­da, PUL­SO hi­zo alu­sión a los re­cur­sos de pro­tec­ción in­ter­pues­tos por mé­di­cos ex­tran­je­ros que ejer­cen en nues­tra sa­lud pú­bli­ca y que no cuen­tan con el Eu­na­com apro­ba­do, lo que trae co­mo con­se­cuen­cia que de­ban de­jar­la y, por en­de, aban­do­nar a nues­tros ve­ci­nos. Tó­me­se en cuen­ta que las re­gio­nes de O’Hig­gins (la mía), An­to­fa­gas­ta y la Arau­ca­nía son las re­gio­nes don­de más mé­di­cos sin Eu­na­com si­guen tra­ba­jan­do. Es­to ha­bla de nues­tra ca­ren­cia de pro­fe­sio- na­les y la ne­ce­si­dad vital de que se que­den en el sis­te­ma. ¿Aca­so las au­to­ri­da­des cen­tra­les se han pues­to en el lu­gar de nues­tros ve­ci­nos? Creo que la me­jor prue­ba es la aten­ción dia­ria que nos brin­dan esos mé­di­cos, en su gran ma­yo­ría lle­na de ama­bi­li­dad y con­si­de­ra­cio­nes. En­tien­do que nues­tros mé­di­cos na­cio­na­les pue­dan te­ner ma­yo­res in­cen­ti­vos eco­nó­mi­cos en el sis­te­ma pri­va­do, y tam­bién que nos ase­gu­re­mos que quie­nes vie­nen des­de el ex­tran­je­ro es­tén ca­pa­ci­ta­dos para otor­gar una bue­na aten­ción de sa­lud. El te­ma me es es­pe­cial­men­te sen­si­ble -soy de pro­fe­sión ma­trón- y ha­go hin­ca­pié en que para ejer­cer, ellos de­bie­ron va­li­dar sus es­tu­dios, pe­ro el Eu­na­com no es en sí mis­mo una prue­ba que pue­da va­li­dar las ca­pa­ci­da­des reales de los mé­di­cos. Por eso el Eu­na­com de­be ser re­vi­sa­do y re­for­mu­la­do. Mien­tras lo an­te­rior ocu­rre, no po­de­mos dejar de aten­der a las per­so­nas y por eso los al­cal­des nos he­mos apo­ya­do en un dic­ta­men de la Con­tra­lo­ría, don­de se se­ña­la que an­te la “feha­cien­te ca­ren­cia o es­ca­sez de mé­di­cos”, ellos pue­den se­guir ope­ran­do. Ha­go un lla­ma­do a las au­to­ri­da­des del Mi­nis­te­rio de Sa­lud a re­gu­la­ri­zar es­ta si­tua­ción.

Ser­gio Me­del Al­cal­de de Mos­ta­zal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.