Andre Bron­zo­ni, PES: “Es­tá en nues­tros pla­nes en­trar a Nin­ten­do Switch, es­ta­mos vien­do có­mo ha­cer­lo”

—El eje­cu­ti­vo de Pro Evo­lu­tion Soc­cer cuen­ta có­mo in­ter­net ha im­pac­ta­do en la ex­pe­rien­cia ga­mer. —Ade­más, se­ña­la que hoy lo mí­ni­mo que pi­den los usua­rios es que los mo­vi­mien­tos siem­pre sean reales y flui­dos.

Pulso - - EVASION - Una en­tre­vis­ta de PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

HA­CE más de 20 años –es­pe­cí­fi­ca­men­te en 1994– co­men­zó la gue­rra de los vi­deo­jue­gos cen­tra­dos en el fút­bol. Acos­tum­bra­dos a pla­nos fron­ta­les y a años luz de la in­ter­faz grá­fi­ca con la que cuen­tan en la ac­tua­li­dad, Elec­tro­nic Arts, de ori­gen es­ta­dou­ni­den­se y Ko­na­mi (ja­po­ne­sa) em­pe­za­ron a mo­ver sus fi­chas. Mien­tras Elec­tro­nic Arts ano­ta­ba un gol des­de me­dia can­cha al que­dar­se con la li­cen­cia ofi­cial de la FIFA – que ha man­te­ni­do a lo lar­go de los años–, Ko­na­mi cen­tró su es­tra­te­gia en la ex­pe­rien­cia de usua­rio y en po­ten­ciar la par­te grá­fi­ca a tra­vés del que hoy es co­no­ci­do co­mo Pro Evo­lu­tion Soc­cer (PES), el he­re­de­ro de Win­ning Ele­ven. Andre Bron­zo­ni, brand ma­na­ger de PES, es­tu­vo de pa­so en nues­tro país, don­de con­ver­só de có­mo vie­ne la ver­sión 2018 y có­mo ha evo­lu­cio­na­do el

ga­mer en la re­gión.

¿Có­mo ha vis­to la evo­lu­ción de los vi­deo­jue­gos?

—En los úl­ti­mos años ha si­do enor­me. Es­to se ha de­bi­do, en gran par­te, a la apa­ri­ción de dos con­so­las muy fuer­tes que son Playstation y Xbox. Ade­más, he­mos vis­to una evo­lu­ción im­por­tan­te en in­ter­net, que se ha con­ver­ti­do en una plataforma más de jue­go. Y es con­ce­bi­do co­mo el pun­to prin­ci­pal de la evo­lu­ción del jue­go. En lí­nea se pue­de ha­cer mu­chas co­sas. Ade­más, in­ter­net ha per­mi­ti­do cam­biar la vi­sión de con­so­las para con­ver­tir­las en ver­da­de­ros cen­tros de en­tre­te­ni­mien­to por­que pue­des ver pe­lí­cu­las, es­cu­char mú­si­ca y mu­chas co­sas más.

En tér­mi­nos de dis­tri­bu­ción, ¿qué sig­ni­fi­ca PES?

—Hoy PES de­be ser el jue­go de fút­bol más cer­cano a los la­ti­nos. PES es una ins­tan­cia de unión con ami­gos. Se tra­ta de una his­to­ria de 22 años de jue­go y es­ta­mos muy con­ten­tos por­que las per­so­nas en La­ti­noa­mé­ri­ca son muy fa­ná­ti­cas del jue­go.

PES Y FIFA son los gran­des ri­va­les a ni­vel mun­dial. ¿Cuál es la di­fe­ren­cia en la pro­pues­ta de va­lor de PES?

—Pre­fie­ro ha­blar de lo que PES sig­ni­fi­ca, te­ne­mos es­ta pro­xi­mi­dad con los la­ti­nos. Tam­bién nues­tra área de crea­ción es al­go que ha­ce­mos muy bien. Las ca­rac­te­rís­ti­cas de los ju­ga­do­res, sus ca­ras, la for­ma en que se mue­ven. Al ser una em­pre­sa ja­po­ne­sa, lo gráfico es uno de los as­pec­tos más ro­bus­tos.

En tér­mi­nos de in­dus­tria, ¿có­mo ve a la re­gión?

—La in­dus­tria de vi­deo­jue­gos es­tá cre­cien­do mu­cho. Y no só­lo en EEUU, don­de es­tá muy desa­rro­lla­do. A pe­sar de que La­ti­noa­mé­ri­ca só­lo re­pre­sen­ta el 2% de las ven­tas, hay mu­chas co­sas por ha­cer para po­ten­ciar a la in­dus­tria en la re­gión.

¿Có­mo es el pro­ce­so de crea­ción de un vi­deo­jue­go co­mo PES?

—El pri­mer pro­ce­so que se ha­ce es el mo­tor gráfico, pues es pri­mor­dial en el desem­pe­ño del jue­go. Lue­go de ello, pue­des desa­rro­llar el jue­go año tras año. PES sa­ca nue­vas ver­sio­nes to­dos los años y se ne­ce­si­ta de un equi­po muy gran­de para eso. Son más de 200 per­so­nas que se de­di­can de ma­ne­ra ex­clu­si­va al desa­rro­llo del jue­go. Eso sin con­tar a la gen­te que tra­ba­ja atrás del jue­go, co­mo mar­ke­ting, es­tra­te­gias, etc.

¿Có­mo es su po­si­ción acer­ca de de­re­chos de li­gas en La­ti­noa­mé­ri­ca?

—No te­ne­mos los de­re­chos de to­da La­ti­noa­mé­ri­ca, pe­ro sí de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos. Hay una re­la­ción muy fuer­te con Bra­sil, Ar­gen­ti­na y Chi­le. En es­te úl­ti­mo te­ne­mos 16, to­dos muy bien crea­dos, con sus ca­mi­se­tas y ju­ga­do­res, con los que he­mos tra­ba­ja­do para te­ner el ma­yor acer­ca­mien­to a la reali­dad. En Ar­gen­ti­na te­ne­mos a los 20 prin­ci­pa­les de la pri­me­ra di­vi­sión. Mien­tras que en Bra­sil te­ne­mos cer­ca de 21 equi­pos. Es­ta­mos muy en­fo­ca­dos en es­tos tres paí­ses. Siem­pre tra­ta­mos de re­tra­tar de la me­jor for­ma.

Uno de los úl­ti­mos cam­bios en la in­dus­tria vino por el re­cien­te lan­za­mien­to de Nin­ten­do Switch, ¿tie­nen pla­nes de en­trar a esa con­so­la?

EN­TRE­VIS­TA

—Por su­pues­to. Es­tá en nues­tros pla­nes en­trar a Switch, es­ta­mos vien­do có­mo ha­cer­lo. Aun­que ya te­ne­mos un jue­go para es­ta plataforma.

¿Qué le pi­de hoy el usua­rio a los vi­deo­jue­gos?

—Los fa­ná­ti­cos del fút­bol siem­pre pi­den una flui­dez del jue­go, que los mo­vi­mien­tos siem­pre sean más reales y flui­dos. Lo otro es que las ca­ras sean reales. In­clu­so cuan­do no son co­no­ci­dos en to­dos la­dos. Siem­pre los es­tán bus­can­do.

EVO­LU­CIÓN “In­ter­net ha per­mi­ti­do cam­biar la vi­sión de con­so­las para con­ver­tir­las en ver­da­de­ros cen­tros de en­tre­te­ni­mien­to”.

DESAROLLO “En to­tal son más de 200 per­so­nas que se de­di­can de ma­ne­ra ex­clu­si­va al desa­rro­llo del jue­go”.

PO­SI­CIO­NA­MIEN­TO “Con es­ta pre­mia­ción nos con­ver­ti­mos en el hub de e-sports más gran­de del mun­do”.

¿Qué pue­den es­pe­rar de la ver­sión 2018?

—Ya es­ta­mos desa­rro­llan­do el vi­deo­jue­go. Vie­ne con mu­chas co­sas muy in­tere­san­tes y que hoy no es­tán pre­sen­tes.

Es­tás en Chi­le en el con­tex­to del cam­peo­na­to de la Li­ga PES, ¿có­mo les ha ido?

—Ha si­do in­creí­ble. Es la pri­me­ra vez que es­ta­mos ha­cien­do un tor­neo pre­sen­cial. La li­ga im­pli­ca más de US$1 mi­llón en pre­mios. Con es­ta pre­mia­ción nos con­ver­ti­mos en el hub de e-sports más gran­de del mun­do. Es­ta­mos muy con­ten­tos con eso y, por su­pues­to, muy agra­de­ci­dos de nues­tros usua­rios que son muy fie­les.

La grá­fi­ca es uno de los ele­men­tos cla­ve para Ko­na­mi. De ori­gen ja­po­nés, la com­pa­ñía siem­pre bus­ca te­ner ju­ga­do­res más reales en PES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.