Eje­cu­ti­vo fi­ja abril co­mo la fe­cha to­pe pa­ra el en­vío de pro­yec­to de mi­gra­cio­nes

De acuer­do a la úl­ti­ma ver­sión del tex­to, el Eje­cu­ti­vo no tie­ne con­tem­pla­do in­cluir el Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes, eje que se an­ti­ci­pa­ba se­ría cen­tral en la nue­va ley.

Pulso - - PORTADA - CAR­LOS ALON­SO

—Des­pués de mu­chas tra­ta­ti­vas, el Go­bierno se au­to­im­pu­so abril co­mo el pla­zo má­xi­mo pa­ra pre­sen­tar la nue­va po­lí­ti­ca de mi­gra­cio­nes. Con­tra­rio a las pre­ten­sio­nes ini­cia­les, no ha­brá una en­ti­dad in­de­pen­dien­te a car­go de la ges­tión.

Des­de Sui­za.—Abril es el nuevo pla­zo au­to­im­pues­to por el Go­bierno pa­ra en­viar el pro­yec­to de ley de mi­gra­cio­nes. Y por ello ya exis­te una ver­sión fi­nal de la ini­cia­ti­va, la cual no con­tem­pla la crea­ción del Sis­te­ma Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes. En un prin­ci­pio es­ta nue­va en­ti­dad era con­si­de­ra­da co­mo eje cen­tral o co­lum­na ver­te­bral de la nue­va ley, sin em­bar­go, por su ele­va­do cos­to y es­ce­na­rio de es­tre­chez fis­cal fue per­dien­do via­bi­li­dad y bus­can­do al­ter­na­ti­vas pa­ra su implementación.

Por es­to, sur­gió co­mo al­ter­na­ti­va im­ple­men­tar­la de ma­ne­ra par­ce­la­da, par­tien­do por las re­gio­nes con más in­mi­gran­tes, es de­cir, ini­cian­do en la zo­na nor­te del país.

Otra op­ción que es­tu­vo so­bre la me­sa fue es­ta­ble­cer el Ser­vi­cio a tra­vés de las go­ber­na­cio­nes y con ello ase­gu­rar­se que tu­vie­ra pre­sen­cia na­cio­nal. Sin em­bar­go, nin­gu­na de ellas si­guió ade­lan­te.

INS­TI­TU­CIO­NA­LI­DAD. De acuer­do a co­no­ce­do­res del pro­ce­so, la idea del Eje­cu­ti­vo es que la nue­va es­truc­tu­ra sea ad­mi­nis­tra­da y ges­tio­na­da por la Sub­se­cre­ta­ría del In­te­rior, a tra­vés de una uni­dad o de­par­ta­men­to, tal co­mo lo es hoy en día el De­par­ta­men­to de Mi­gra­ción y Ex­tran­je­ría, pe­ro con más atri­bu­cio­nes y exi­gen­cias. Por es­ta ra­zón, al­gu­nos crí­ti­cos del pro­yec­to se­ña­la­ron que no se­ría via­ble en­viar una ley sin es­pe­ci­fi­car quién se­rá la en­ti­dad que es­ta­rá a car­go de ad­mi­nis­trar y ges­tio­nar la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, por ello, ven po­co pro­ba­ble que ten­ga un trá­mi­te ex­pe­di­to en el Con­gre­so. “Lo que es­tán ha­cien­do es en­tre­gar­le más fun­cio­nes y res­pon­sa­bi­li­da­des a una en­ti­dad que no se sa­be cuál se­rá, ni tam­po­co con cuán­tos re­cur­sos con­ta­rá. Por es­to le veo po­ca via­bi­li­dad ope­ra­ti­va, fi­nan­cie­ra y le­gis­la­ti­va”, afir­mó un co­no­ce­dor del pro­ce­so.

Otro de los cam­bios que se in­tro­du­ci­rá es la re­duc­ción de los mi­nis­te­rios que par­ti­ci­pa­rán en el Co­mi­té In­ter­mi­nis­te­rial de Po­lí­ti­cas Mi­gra­to­rias, ya que aho­ra en lu­gar de 10 se­rán só­lo 5 las car­te­ras: In­te­rior, Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Desa­rro­llo So­cial, Vi­vien­da, y Tra­ba­jo.

Tam­bién que­dó prác­ti­ca­men­te de­fi­ni­do que se­rá el Mi­nis­te­rio del In­te­rior quien es­té a car­go de to­da es­ta nue­va po­lí­ti­ca, se­cun­da­do por Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res. Así las co­sas, en el Go­bierno ase­gu­ran que el tex­to in­gre­sa­rá en abril, pe­ro no exis­te cer­te­za de que sea apro­ba­do ba­jo es­ta ad­mi­nis­tra­ción, por lo que se co­rre el ries­go que una pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción quie­ra em­pe­zar con otro pro­yec­to.

El pro­yec­to tam­bién re­gu­la­rá la tra­mi­ta­ción de las vi­sas, tan­to de quie­nes in­gre­san co­mo de quie­nes sa­len del país, es­ta­ble­cien­do con ello nuevo ti­po de vi­sa­dos.

ORÍ­GE­NES DEL PRO­YEC­TO. El De­par­ta­men­to de Mi­gra­ción y Ex­tran­je­ría pre­sen­tó el pri­mer an­te pro­yec­to al Mi­nis­te­rio del In­te­rior en fe­bre­ro de 2016. Ese pri­mer bo­rra­dor era el que con­tem­pla­ba la crea­ción de un Sis­te­ma de Mi­gra­cio­nes, con pre­sen­cia a ni­vel na­cio­nal con am­plias atri­bu­cio­nes. Den­tro de sus atri­bu­cio­nes es­te or­ga­nis­mo te­nía co­mo mi­sión ela­bo­rar y ges­tio­nar la po­lí­ti­ca pú­bli­ca pa­ra mi­gra­cio­nes, y ges­tio­nar la en­tra­da y sa­li­da de ciu­da­da­nos al país. Más allá del cos­to de es­ta nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad tam­bién sur­gie­ron di­fe­ren­cias en­tre In­te­rior y Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res que tam­bién fue­ron par­te del de­ba­te in­terno en el Go­bierno.

Tam­bién con­si­de­ra­ba la crea­ción de un co­mi­té in­ter­mi­nis­te­rial in­te­gra­do por In­te­rior, Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Desa­rro­llo So­cial, Tra­ba­jo, Vi­vien­da, Trans­por­te, Tra­ba­jo, De­fen­sa en­tre otros.P

ZEl Go­bierno se au­to­im­pu­so in­gre­sar el pro­yec­to de ley de mi­gra­cio­nes en abril.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.