Tres nue­vos res­tau­ran­tes en San­tia­go

Ham­bur­gue­sas he­chas a mano, la au­tén­ti­ca pizza de Ná­po­les y un nuevo con­cep­to en bar, son al­gu­nos es­tre­nos que se ve­rán en San­tia­go por es­tos me­ses. Se tra­ta de lu­ga­res que quie­ren re­co­no­cer­se por su gas­tro­no­mía de au­tor y que es­tán al man­do de des­ta­ca­dos

Pulso - - EVASION - MACARENA ZARHI

SON res­tau­ran­tes de ca­te­go­ría y sus due­ños ya se han con­so­li­da­do en el mer­ca­do na­cio­nal con otras apues­tas gas­tro­nó­mi­cas que han desa­rro­lla­do.

Es el ca­so de Burgs de los mis­mos due­ños de Hogs; Ma­ría Calla de Car­los Du­may uno de los so­cios de Ta­na­ka y Bar Alon­so; y Bru­ná­po­li que en abril tie­ne pro­nos­ti­ca­da su aper­tu­ra. Se tra­ta de tres op­cio­nes pa­ra oca­sio­nes di­fe­ren­tes.

Burgs: car­ne re­cién mo­li­da

Ha­ce una se­ma­na las re­ce­tas de An­drés Va­lla­rino (Hogs) y sus so­cios lle­ga­ron a Nue­va de Lyon 105 en Pro­vi­den­cia, el mis­mo lu­gar don­de es­ta­ba el res­tau­ran­te La Su­pe­rior. Es que gra­cias a su éxi­to en el Mer­ca­do Mas­ti­ca, de­ci­die­ron bus­car un lo­cal don­de se pue­den en­con­trar va­rias crea­cio­nes y lo más im­por­tan­te es que las ham­bur­gue­sas son he­chas 100% con car­ne de va­cuno na­cio­nal con mez­cla de dos cor­tes, los que se mue­len en el día y se acom­pa­ña de un pan brio­che ar­te­sa­nal he­cho con ma­sa ma­dre.

Al­gu­nas de las ham­bur­gue­sas son “la ma­ña­na glo­rio­sa” que lle­va que­so man­te­co­so, ce­bo­lla asa­da, hue­vo fri­to y to­cino cro­can­te ($5.900). Otra de ellas es la “Brooklyn” con que­so ched­dar, ce­bo­lla crispy, to­cino cro­can­te, pe­pi­ni­llos en­cur­ti­dos en ca­sa y sal­sa de que­so ched­dar ($5.700) y la más po­pu­lar, la “Big Burg” con le­chu­ga, to­ma­te, que­so ched­dar, moz­za­re­lla, ja­la­pe­ños, to­cino cro­can­te, ce­bo­lla asa­da, mix de hon­gos, hue­vo fri­to y sal­sa bar­be­cue al bour­bon ($7.900). El ta­ma­ño es bas­tan­te ra­zo­na­ble, de ma­ne­ra que el acom­pa­ña­mien­to de pa­pas fri­tas o ani­llos de ce­bo­lla que­dan fue­ra. La idea es con­cen­trar­se só­lo en la ham­bur­gue­sa pa­ra que los clien­tes va­lo­ren los sa­bo­res. Pa­ra acom­pa­ñar­la hay va­rios ti­pos de cer­ve­za, en­tre ellas una de ela­bo­ra­ción pro­pia que se lla­ma S* com­pa­ñía cer­ve­ce­ra, “den­tro de las pró­xi­mas se­ma­nas ten­dre­mos cóc­te­les y otros tra­gos. La idea es que sea un lu­gar a un buen pre­cio pa­ra un pú­bli­co jo­ven que pue­da ve­nir a co­mer y to­mar al­go an­tes de ir a otro lu­gar”, di­ce Va­lla­rino, due­ño del lo­cal.

Ma­ría Calla, el cóc­tel club al man­do de Pa­me­la Fi­dal­go

Ma­ría Calla fue una re­co­no­ci­da so­prano del si­glo XX. De ahí el nom­bre de es­te res­tau­ran­te y la ins­pi­ra­ción en su di­se­ño. Es un bar res­tau­ran­te que se con­cen­tró en la mu­jer de hoy en­tre­gan­do una gas­tro­no­mía y coc­te­le­ría úni­ca en un lu­gar pri­vi­le­gia­do y con un es­ti­lo muy ele­gan­te. Es el nuevo pro­yec­to de Car­los Du­may, so­cio de res­tau­ran­te Ta­na­ka y Bar Alon­so, quien abrió un es­pa­cio pen­sa­do en las mu­je­res. Por lo mis­mo, con­tra­ta­ron a la des­ta­ca­da chef Pa­me­la Fi­dal­go, quien es­tá car­go de la car­ta y la co­ci- na co­mo chef eje­cu­ti­va. “Es gas­tro­no­mía me­di­te­rrá­nea con mu­cho pi­can­te, har­to curry y pro­duc­tos de pri­me­ra ca­li­dad co­mo char­cu­te­ría ita­lia­na, que­so de bú­fa­la, bu­rra­ta, bue­nos pes­ca­dos, car­nes y pas­tas re­lle­nas”, di­ce Pa­me­la Fi­dal­go.

Su coc­te­le­ría es va­ria­da: hay tra­gos tan exó­ti­cos co­mo el sa­na­ción, he­cho con cam­pa­ri, fer­net y un to­que de ca­ne­la ahu­ma­da ($6.500) y pa­ra co­mer hay pla­tos gour­met co­mo pul­po con su to­que al oli­vo ($10.200).

Por otra par­te, la de­co­ra­ción es­tu­vo a car­go de Gino Fal­co­ne y Ha­nia Stam­buck, quie­nes tra­ta­ron de re­pli­car los ves­ti­dos de Ma­ría Calla en el bor­de de la ba­rra y en una mu­ra­lla, ade­más de los ba­ños lle­nos de es­pe­jos y su te­rra­za ilu­mi­na­da con trí­po­des de lu­ces led y to­do en con­torno, lo que le da ca­li­dez al lu­gar.

Bru­ná­po­li se in­ser­ta en el po­lo gas­tro­nó­mi­co de Nue­va Cos­ta­ne­ra

Cuan­do Fran­ces­co Van­nuc­ci ins­ta­ló la pizzería Bru­ná­po­li en La Dehe­sa vio que Nue­va Cos­ta­ne­ra ten­dría que ser el lu­gar pa­ra abrir una nue­va su­cur­sal, fue en ju­nio de 2015 cuan­do co­men­zó la de­mo­li­ción de la ca­sa que es­tá ca­si lis­ta y la que pre­ten­de abrir sus puer­tas el 15 de abril.

En la en­tra­da co­mo la vi­tri­na es­tá la ve­det­te del res­tau­ran­te: es el horno he­cho con pie­dras vol­cá­ni­cas de Ná­po­les que lle­ga a 500 gra­dos de tem­pe­ra­tu­ra, lo que ha­ce que en po­co tiem­po se co­ci­nen las piz­zas. Tam­bién ha­brá una ba­rra de 12 me­tros de lar­go que ten­drá coc­te­le­ría de au­tor. “Aquí la idea es que fun­cio­nes to­do el día y du­ran­te la no­che pon­dre­mos un dj en vi­vo, pa­ra que se ar­me un es­pa­cio pa­ra pro­bar tra­gos y com­par­tir una pizza”, di­ce Fran­ces­co Van­nuc­ci, due­ño del lu­gar. Los pre­cios y la car­ta se­rán los mis­mos que hay en el lo­cal de La Dehe­sa. ℗

Ma­ría Calla

El bar-res­tau­ran­te se ubi­ca en lo que era la tien­da Er­me­ne­gil­do Zeg­na en Alon­so de Cór­do­va con Nue­va Cos­ta­ne­ra.

Bru­ná­po­li

Pa­ra es­te lo­cal in­cor­po­ró en su staff una bar­ten­der que vie­ne des­de Bue­nos Ai­res y tres chef ita­lia­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.