In­cer­te­za la­bo­ral

Es ra­zo­na­ble que el em­pre­sa­ria­do mues­tre preo­cu­pa­ción an­te la pró­xi­ma en­tra­da en vi­gen­cia de la Re­for­ma La­bo­ral, da­do que exis­ten va­rios flan­cos aún in­cier­tos en ella.

Pulso - - PORTADA -

LA NUE­VA ley la­bo­ral co­men­za­rá a re­gir es­te sá­ba­do. La­men­ta­ble­men­te, se ini­cia­rá un pe­río­do que ge­ne­ra más in­cer­te­zas que cer­te­zas pa­ra los em­pre­sa­rios. No por­que se te­ma a ne­go­ciar ni dar una re­tri­bu­ción jus­ta en un con­tex­to eco­nó­mi­co de­ter­mi­na­do del país y de la reali­dad de la em­pre­sa, sino que a raíz de las pro­pias de­cla­ra­cio­nes de la au­to­ri­dad. Que ha­brá ju­di­cia­li­za­ción y que no le te­men a la ju­di­cia­li­za­ción de la re­for­ma, han si­do al­gu­nas de­cla­ra­cio­nes po­co afor­tu­na­das, aun­que apa­ren­te­men­te sin­ce­ras. Así, una de las gran­des preo­cu­pa­cio­nes que sur­gen al res­pec­to es que los gru­pos ne­go­cia­do­res que­da­ron sin un mar­co le­gal de­fi­ni­do. Es más, fue la mis­ma Di­rec­ción del Tra­ba­jo que ma­ni­fes­tó que no le co­rres­pon­día re­gu­lar “un pro­ce­di­mien­to de ne­go­cia­ción co­lec­ti­va pa­ra los gru­pos ne­go­cia­do­res, por­que ello in­frin­gi­ría el prin­ci­pio de re­ser­va le­gal es­ta­ble­ci­do en la Cons­ti­tu­ción”. Si a es­te va­cío le­gal se su­ma el “en­sa­yo ge­ne­ral” que fue la huel­ga en Es­con­di­da -con­si­de­ran­do que en la prác­ti­ca no hu­bo re­em­pla­zo-, es ra­zo­na­ble que el em­pre­sa­ria­do es­té, al me­nos, preo­cu­pa­do so­bre có­mo ven­drá la mano ha­cia ade­lan­te. Es­te am­bien­te no ayu­da en na­da a los ánimos ni a des­tra­bar in­ver­sio­nes, tan ne­ce­sa­rios por es­tos días. No hay que ol­vi­dar que la in­ver­sión acu­mu­la tres años con­se­cu­ti­vos de caí­das, la peor racha des­de el pe­río­do 1971-1973. ℗

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.