Fal­ta de ins­ti­tu­cio­na­li­dad com­pli­ca di­se­ño de po­lí­ti­cas pú­bli­cas so­bre in­mi­gra­ción

En el mar­co del se­mi­na­rio de PUL­SO Ciu­dad, tres pa­ne­lis­tas abor­da­ron el desafío ur­bano que ha sig­ni­fi­ca­do el au­men­to del flu­jo de mi­gran­tes a Chi­le.

Pulso - - PORTADA - JAVIERA DO­NO­SO

—Con la pre­sen­ta­ción de un pro­yec­to de ley que re­for­me el sis­te­ma de in­mi­gra­ción en Chi­le a la vuel­ta de la es­qui­na, la pre­gun­ta so­bre qué ca­rac­te­rís­ti­cas ten­drá co­bra es­pe­cial re­le­van­cia, en un con­tex­to en que el flu­jo de ex­tran­je­ros al país se ha pues­to en el cen­tro del de­ba­te pú­bli­co.

Y un pun­to en par­ti­cu­lar lla­mó la aten­ción de tres per­so­nas que han se­gui­do el te­ma de cer­ca: ¿qué cam­bios ofre­ce­rá so­bre la ins­ti­tu­cio­na­li­dad que ri­ge es­tas ma­te­rias?

En el mar­co del pri­mer se­mi­na­rio de PUL­SO Ciu­dad, “In­mi­gra­ción y ciu­dad”, el di­rec­tor na­cio­nal del Ser­vi­cio Je­sui­ta a Mi­gran­tes, Mi­guel Yak­sic des­ta­có la im­por­tan­cia de que se cree una en­ti­dad in­de­pen­dien­te.

En un prin­ci­pio, se­ña­ló, el bo­rra­dor ori­gi­nal de la ley “que­dó en un ca­jón” por­que fue re­cha­za­do por Ha­cien­da de­bi­do a que te­nía “un pre­su­pues­to gran­de”. Es­te pro­yec­to con­ta­ba con la crea­ción de un ser­vi­cio na­cio­nal de migración, pe­ro en fe­bre­ro lo sa­ca­ron de la pro­pues­ta para dis­mi­nuir el ni­vel de So­lu­cio­nes. An­te el pro­ble­ma ha­bi­ta­cio­nes, el go­bierno tra­ba­ja en me­jo­rar ci­tés y vi­vien­das an­ti­guas, al­ta­men­te de­man­da­das por los mi­gran­tes. bu­ro­cra­cia.

“Yo creo que es un error tre­men­do”, cri­ti­ca Yak­sic, ex­pli­can­do que uno de los pro­ble­mas cen­tra­les del sis­te­ma ac­tual es que no hay una po­lí­ti­ca in­te­gral y que el pro­ce­so es­tá “muy des­ar­ti­cu­la­do”. Por ejem­plo, di­jo, exis­ten ex­tran­je­ros que tie­nen tres RUT fic­ti­cios dis­tin­tos, otor­ga­dos por dis­tin­tos ser­vi­cios pú­bli­cos.

La me­jor op­ción, de­fien­de Yak­sic, es un ór­gano ubi­ca­do, de pre­fe­ren­cia, en el sis­te­ma de Al­ta Di­rec­ción Pú­bli­ca y que ten­ga la so­li­dez ins­ti­tu­cio­nal para so­bre­vi­vir a los cam­bios de in­qui­lino en La Mo­ne­da y ha­cer po­lí­ti­cas in­te­gra­les.

Con el pro­yec­to sin es­ta ins­ti­tu­ción nue­va, “van a se­guir te­nien­do los mis­mos pro­ble­mas”, ad­vir­tió.

El al­cal­de de San­tia­go, Fe­li­pe Ales­san­dri, por su par­te, com­par­te la ne­ce­si­dad de que la ley que pro­pon­ga el Eje­cu­ti­vo se ha­ga car­go del asun­to de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad. Sin es­to, ex­pli­có, “se va a ge­ne­rar una bu­ro­cra­cia ma­yor que va a en­tor­pe­cer los pro­ce­sos”.

El edil de San­tia­go –una co­mu­na que tie­ne una al­ta con­cen­tra­ción de ex­tran­je­ros vi­vien­do en­tre sus lí­mi­tes– des­ta­có que la me­jor op­ción es te­ner una po­lí­ti­ca “cla­ra y sim­ple”, a di­fe­ren­cia del sis­te­ma ac­tual. Hoy en día, ejem­pli­fi­có, exis­ten hasta 14 ti­pos de vi­sas dis­tin­tas a las que un ex­tran­je­ro pue­de pos­tu­lar para in­gre­sar al país.

Ade­más, des­ta­có, de­be tra­tar­se de una po­lí­ti­ca a lar­go pla­zo.

En re­pre­sen­ta­ción del Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo (Min­vu), que ha des­ple­ga­do dis­tin­tos me­ca­nis­mos para sub­sa­nar la si­tua­ción ha­bi­ta­cio­nal en el país, Pa­blo Con­truc­ci con­cuer­da en que es ne­ce­sa­rio “más Es­ta­do” en la fór­mu­la.

Pe­ro las me­jo­ras no se de­tie­nen con la pre­sen­ta­ción de una nue­va ley, agre­gó, sino que es ne­ce­sa­rio que se for­mu­len po­lí­ti­cas mi­gra­to­rias con­cre­tas y trans­ver­sa­les. “No hay vi­sión país res­pec­to de qué ha­ce­mos con la migración”, la­men­tó el je­fe de la Di­vi­sión de De­sa­rro­llo Ur­bano.

EL PRO­BLE­MA DEL HA­CI­NA­MIEN­TO. En la co­mu­na de San­tia­go, uno de los pro­ble­mas cen­tra­les que han sal­ta­do a la vis­ta es la si­tua­ción ha­bi­ta­cio­nal de per­so­nas ex­tran­je­ras, se­gún co­men­tó el al­cal­de Ales­san­dri, des­ta­can­do que la po­bla­ción mi­gran­te vi­ve ma­yo­ri­ta­ria­men­te en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na y que se tra­ta prin­ci­pal­men­te de gen­te jo­ven.

En tér­mi­nos de vi­vien­da, el edil ad­vir­tió que la si­tua­ción de ha­ci­na­mien­tos y sub­arrien­dos abu­si­vos son los prin­ci­pa­les pro­ble­mas de los ex­tran­je­ros vi­vien­do en la co­mu­na, ade­más de la exi­gen­cia de te­ner ava­les y ga­ran­tías que en mu­chos ca­sos no pue­den ob­te­ner, lo que los em­pu­ja ha­cia los sub­arrien­dos.

Con­truc­ci, por su par­te, plan­teó que el Min­vu no tie­ne pro­gra­mas o pre­su­pues­tos es­pe­cia­les asig­na­dos para mi­gran­tes, da­do que tie­nen las mis­mas po­si­bi­li­da­des de ac­ce­der a sub­si­dios que los ciu­da­da­nos, pe­ro que sí se han da­do fe­nó­me­nos par­ti­cu­la­res del seg­men­to, co­mo una ma­yor de­man­da de sub­si­dios de arrien­do.

Es­to no sig­ni­fi­ca, sin em­bar­go, que los ex­tran­je­ros se es­tén “lle­van­do” los sub­si­dios de los chi­le­nos, apun­ta­ló, agre­gan­do que en los otros sub­si­dios que en­tre­ga el Min­vu, la par­ti­ci­pa­ción de in­mi­gran­tes es mu­cho me­nor.

El Mi­nis­te­rio es­tá im­ple­men­tan­do me­ca­nis­mos para avan­zar en la pro­tec­ción de mi­gran­tes, des­ta­có el je­fe de la Di­vi­sión de De­sa­rro­llo Ur­bano, me­jo­ran­do ci­tés y vi­vien­das an­ti­guas -que tie­nen una al­ta de­man­da en­tre los mi­gran­tes- a tra­vés de sub­si­dios de me­jo­ra­mien­to de vi­vien­das, con me­ca­nis­mos li­ga­dos al sub­si­dio de arrien­do.

Yak­sic, si bien re­co­no­ce que se han he­cho avan­ces tan­to a ni­vel gu­ber­na­men­tal co­mo mu­ni­ci­pal, en­fa­ti­zó en que fal­ta mu­cho ca­mino por re­co­rrer.

El je­sui­ta se­ña­ló que en el país “no hay una olea­da mi­gra­to­ria” y que la ta­sa de mi­gran­tes es in­fe­rior a la de otros paí­ses de la OCDE y de Amé­ri­ca La­ti­na, se­ña­lan­do que Chi­le no es “el Es­ta­dos Uni­dos del Cono Sur”. Ade­más, di­jo, el fo­co se de­be po­ner en la in­te­gra­ción y la fa­ci­li­ta­ción de me­ca­nis­mos para con­se­guir­la en vez de las ba­rre­ras, se­ña­lan­do que és­tas no fre­nan la en­tra­da de per­so­nas al país, sino que só­lo fa­vo­re­ce la irre­gu­la­ri­dad y la vul­ne­ra­bi­li­dad de los mi­gran­tes.

Para com­ba­tir el ha­ci­na­mien­to, Yak­sic se­ña­ló que en es­ta ma­te­ria “fal­ta Es­ta­do!” y que se de­be me­jo­rar el mar­co re­gu­la­to­rio con la in­clu­sión de una nue­va ins­ti­tu­ción, da­do que la re­gu­la­ción ac­tual es­tá muy des­ar­ti­cu­la­da.

Es­te es un pro­ble­ma ur­gen­te, que re­quie­re más par­ti­ci­pa­ción de las ins­ti­tu­cio­nes y que el ha­ci­na­mien­to es un pro­ble­ma gra­ve que va a de­can­tar e pro­ble­mas a fu­tu­ro. “Si se­gui­mos ha­ci­nan­do a los mi­gran­tes, va­mos a te­ner un con­flic­to so­cial en 30 años más”, co­men­tó.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.