Los re­tos re­gu­la­to­rios que trae la pues­ta en mar­cha de IoT

Des­de el sec­tor pri­va­do aplau­den el cre­ci­mien­to de IoT en Chi­le. Sin em­bar­go, des­de la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca ad­vier­ten que aún hay una se­rie de ele­men­tos que me­jo­rar en cuan­to a las nor­ma­ti­vas.

Pulso - - PORTADA - DANIEL FA­JAR­DO CA­BE­LLO

UN es­tu­dio re­cien­te de la con­sul­to­ra Stra­tegy Analy­tics con­clu­yó que las co­ne­xio­nes mó­vi­les de IoT (In­ter­net of Things) lle­ga­rán a 2.400 mi­llo­nes en 2025 en los seg­men­tos de au­tos, uti­li­ties y se­gu­ri­dad. To­dos es­tos sec­to­res com­bi­na­dos re­pre­sen­ta­rán el 46% del to­tal de las co­ne­xio­nes a IoT en el mun­do.

Es­to no só­lo es al­go de lo cual se ten­ga que preo­cu­par la in­dus­tria de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas y el sec­tor pri­va­do en ge­ne­ral. Un com­po­nen­te im­por­tan­te para su de­sa­rro­llo son las nor­ma­ti­vas y la le­gis­la­ción. IoT pue­de es­tar en ac­ti­vi­da­des tan di­ver­sas co­mo la co­ne­xión de un re­fri­ge­ra­dor o un smartp­ho­ne, hasta el com­por­ta­mien­to de una flo­ta de ca­mio­nes y la ca­rre­te­ra don­de cir­cu­lan. Por lo tan­to, la le­gis­la­ción de­be­ría con­tem­plar­la en to­das sus aris­tas.

Da­tos per­so­na­les

En pri­mer lu­gar, los da­tos que ge­ne­ran los sen­so­res en mu­chos ca­sos son per­so­na­les. El desafío es aun ma­yor si con­si­de­ra­mos que, se­gún el úl­ti­mo Erics­son Mo­bilty Re­port, el IoT ten­drá una ta­sa de cre­ci­mien­to anual com­pues­ta del 23% de 2015 a 2021, pu­dien­do in­clu­so, su­pe­rar a los te­lé­fo­nos mó­vi­les co­mo ca­te­go­ría con el ma­yor nú­me­ro de dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos en 2018. El in­for­me se­ña­la ade­más, que ha­brá 28.000 mi­llo­nes de dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos en 2021, de los cua­les 16.000 mi­llo­nes es­ta­rán re­la­cio­na­dos con el IoT (ver grá­fi­co).

Ha­ce dos se­ma­nas, la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let fir­mó el pro­yec­to de ley so­bre pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les, que for­ma par­te de la Agen­da de Pro­bi­dad y Trans­pa­ren­cia. En­tre va­rios te­mas, de­fi­ne un es­ta­tu­to es­pe­cial para pro­te­ger da­tos sen­si­bles, co­mo los re­la­cio­na­dos a la sa­lud, bio­me­tría y geo­lo­ca­li­za­ción, te­mas cla­ve en el In­ter­net of Things.

Se­gún Ch­ris­tian Sfeir, ge­ren­te de cloud & en­ter­pri­ses de Mi­cro­soft Chi­le, la fir­ma del pro­yec­to de ley es una muy bue­na no­ti­cia, “pues des­de la in­dus­tria, he­mos im­pul­sa­do la crea­ción de es­ta fi­gu­ra para el res­guar­do de los usua­rios que hoy es­tán uti­li­zan­do nue­vas tec­no­lo­gías. Ade­más, el pro­yec­to de ley es­tá ac­tua­li­zan­do una le­gis­la­ción, prác­ti­ca­men­te, del si­glo pa­sa­do, en la que tec­no­lo­gías co­mo la nu­be, IoT, Big Da­ta y otras que usan los da­tos de las per­so­nas, no exis­tía o era des­co­no­ci­da”, co­men­ta Sfeir.

Por su par­te, Rodrigo Mar­tí­nez, ge­ren­te ge­ne­ral de Redd, es­ti­ma que la pro­tec­ción de da­tos es cla­ve, por­que sa­ben que los sen­so­res es­tán en­tre­gan­do in­for­ma­ción pri­va­da. “Por eso, cuan­do se dis­cu­ta la ley en el Con­gre­so, es­to de­be­ría ser un te­ma prio­ri­ta­rio. A pe­sar de que los apa­ra­tos co­nec­ta­dos son pro­pie­dad de las per­so­nas, es muy sim­ple vin­cu­lar­los y geo­lo­ca­li­zar­los, por lo que hay que te­ner los res­guar­dos le­ga­les ne­ce­sa­rios en el uso de esa in­for­ma­ción”, di­ce Mar­tí­nez.

En la Aso­cia­ción Chi­le­na de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción (AC­TI) es­ti­man que al igual que in­ter­net en ge­ne­ral, no exis­te una re­gu­la­ción es­pe­cí­fi­ca para el IoT. “Es­te es el prin­ci­pal in­con­ve­nien­te para los con­su­mi­do­res, ya que la in­for­ma­ción que se pro­ce­sa y al­ma­ce­na es per­so­nal, sen­si­ble e ín­ti­ma. Por es­te mo­ti­vo la re­gu­la­ción en es­te con­tex­to es­tá sien­do ob­je­to de de­ba­te. Es muy im­por­tan­te que el pro­yec­to de ley per­mi­ta a los ciu­da­da­nos un me­jor con­trol de sus da­tos per­so­na­les y a las em­pre­sas apro­ve­char al má­xi­mo las opor­tu­ni­da­des de un mercado único di­gi- tal, re­du­cien­do la bu­ro­cra­cia y be­ne­fi­cián­do­se de una ma­yor con­fian­za de los con­su­mi­do­res”, co­men­ta Jaime So­to, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de AC­TI.

Jus­ta­men­te, res­pec­to a la im­ple­men­ta­ción en el sec­tor pri­va­do, Redd aca­ba de lan­zar un es­tu­dio so­bre có­mo las em­pre­sas chi­le­nas es­tán adop­tan­do IoT, el cual re­ve­ló que el cambio cul­tu­ral es per­ci­bi­do co­mo la prin­ci­pal ba­rre­ra para la im­ple­men­ta­ción en el ám­bi­to in­dus­trial, con un 21% (ver grá­fi­co y re­cua­dro). “Es­pe­ra­mos que du­ran­te la tra­mi­ta­ción le­gis­la­ti­va se con­si­de­re un ar­ti­cu­la­do que ase­gu­re el prin­ci­pio de li­bre flu­jo de da­tos, crí­ti­co para el de­sa­rro­llo de la eco­no­mía di­gi­tal y del ca­rác­ter glo­bal que tie­nen los ne­go­cios en la era de la Cuar­ta Re­vo­lu­ción In­dus­trial co­mo son las so­lu­cio­nes en la nu­be o el IoT”, agre­ga Sfeir, de Mi­cro­soft Chi­le.

In­fra­es­truc­tu­ra

Otro te­ma en el que la in­dus­tria mues­tra preo­cu­pa­ción es en los desafíos en in­fra­es­truc­tu­ra que pla­ne­ta el IoT y de qué for­ma la nor­ma­ti­va se ali­nea.

Chi­le tie­ne bue­nas ci­fras al res­pec­to. Se­gún el ran­king de In­ter­net que pu­bli­ca Aka­mai, nues­tro país es el tercero con me­jor ve­lo­ci­dad de in­ter­net de Amé­ri­ca, des­pués de Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá, con 8,6 Mbps, bas­tan­te su­pe­rior al pro­me­dio mun­dial de 7 Mbps. Ade­más, el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.