Mé­xi­co: ¿qué es­tán in­cor­po­ran­do los mer­ca­dos?

Hay opor­tu­ni­dad en ac­cio­nes “de al­ta ca­li­dad” que fue­ron cas­ti­ga­das por la ven­ta de ac­ti­vos me­xi­ca­nos.

Pulso - - TRADER - LUIS YANCE

LOS pre­cios de los ac­ti­vos me­xi­ca­nos han in­cor­po­ra­do, has­ta cierto gra­do, los ries­gos aso­cia­dos a la im­ple­men­ta­ción de po­lí­ti­cas pro­tec­cio­nis­tas del nue­vo go­bierno de EEUU. Sin em­bar­go, las mag­ni­tu­des son dis­tin­tas: el pe­so me­xi­cano es­ta­ría in­cor­po­ran­do mu­cho más es­te ries­go, se­gui­do por los bo­nos, mien­tras que las ac­cio­nes se han com­por­ta­do más de­fen­si­vas.

Res­pec­to al pe­so, a pe­sar del re­cien­te rally, to­da­vía pa­re­ce sub­va­lua­do si se com­pa­ra con el va­lor jus­to de los mo­de­los tra­di­cio­na­les de ti­po de cam­bio, que usual­men­te lo ubi­can en­tre 16-18 MXN/US$, ver­sus su ni­vel ac­tual de 18,7 MXN/US$ (tras má­xi­mos cer­ca­nos a 22 MXN/US$). Sin em­bar­go, la pre­gun­ta re­le­van­te no es si el pe­so está ca­ro o ba­ra­to, sino si exis­te al­gún ca­ta­li­za­dor en el cor­to pla­zo que lo­gre re­ver­tir el sen­ti­mien­to ne­ga­ti­vo de los in­ver­sio­nis­tas ha­cia Mé­xi­co. ¿Po­dría una re­ne­go­cia­ción fa­vo­ra­ble del Naf­ta o la de­rro­ta de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor en las elec­cio­nes de 2018 res­tau­rar el in­te­rés? Só­lo el tiem­po lo di­rá.

En cuan­to a los bo­nos, po­dría­mos en­con­trar­nos fren­te a un pun­to de en­tra­da atrac­ti­vo, pa­ra in­ver­sio­nis­tas lo­ca­les y ex­tran­je­ros. Las pre­sio­nes in­fla­cio­na­rias, ge­ne­ra­das por la de­pre­cia­ción del pe­so y el al­za en el pre­cio de los ener­gé­ti­cos se sen­ti­rán con ma­yor in­ten­si­dad en 2017. Es­tas pre­sio­nes se han tra­du­ci­do en al­zas en las ta­sas de in­te­rés de los bo­nos lo­ca­les, con­si­de­ran­do que la ta­sa de re­fe­ren­cia ha subido des­de 3% a 6,5%. Las ta­sas de bo­nos so­be­ra­nos lo­ca­les se ubi­can al­re­de­dor de 7%, ge­ne­ran­do un atrac­ti­vo pun­to de en­tra­da pa­ra los in­ver­sio­nis­tas lo­ca­les. Pa­ra ex­tran­je­ros, el ries­go ex­tra es­ta­ría com­pen­sa­do por un ren­di­mien­to su­pe­rior en ca­si 5% a las ta­sas del bono del Te­so­ro ame­ri­cano, su­ma­do a una po­ten­cial apre­cia­ción cam­bia­ria.

¿Y las ac­cio­nes? El mer­ca­do ac­cio­na­rio pa­re­ce me­nos preo­cu­pa­do por los ries­gos pro­tec­cio­nis­tas, ya que la bolsa me­xi­ca­na se ubi­ca en torno a má­xi­mos his­tó­ri­cos (mo­ne­da lo­cal). Las va­lo­ri­za­cio­nes, aun­que han ce­di­do, si­guen por so­bre sus pro­me­dios. Aun­que no se es­pe­ra una co­rrec­ción im­por­tan­te (ex­cep­to si fa­llan las ne­go­cia­cio­nes del Naf­ta), tam­po­co ve­mos un rally sos­te­ni­do del ín­di­ce en los pró­xi­mos 12 me­ses mien­tras no se cla­ri­fi­que la in­ten­si­dad de la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca y los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes re­gio­na­les y pre­si­den­cia­les.

Se­lec­ti­va­men­te, se han ge­ne­ra­do opor­tu­ni­da­des en ac­cio­nes “de al­ta ca­li­dad” que se vie­ron cas­ti­ga­das in­dis­cri­mi­na­da­men­te por la ven­ta de ac­ti­vos me­xi­ca­nos, es­pe­cial­men­te aque­llas re­la­cio­na­das con Naf­ta. Co­rrec­cio­nes adi­cio­na­les en el mer­ca­do ge­ne­ra­rían opor­tu­ni­da­des de en­tra­da a ni­ve­les atrac­ti­vos, que com­pen­sa­rían los ries­gos ma­cro ac­tua­les. ℗

El au­tor es CIO de Com­pass Group Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.