En 2020, el mer­ca­do de smart ci­ties re­pre­sen­ta­rá has­ta US$1,6 bi­llo­nes

De acuer­do a un in­for­me de Bank of Ame­ri­ca, el mer­ca­do de las ciu­da­des in­te­li­gen­tes po­dría lle­gar a US$3,5 bi­llo­nes (mi­llo­nes de mi­llo­nes) en 2030. Sin­ga­pur, Lon­dres y Nue­va York son las ur­bes más in­te­li­gen­tes del mun­do, gra­cias a su desa­rro­llo en Tec­no­lo

Pulso - - ESPECIAL - Un re­por­ta­je de EFRAIN MORAGA

MIEN­TRAS hoy el mer­ca­do de las ciu­da­des in­te­li­gen­tes re­pre­sen­ta US$1 bi­llón (mi­llón de mi­llo­nes), pa­ra el año 2020 po­dría re­pre­sen­tar has­ta US$1,6 bi­llo­nes, con seis di­fe­ren­tes pun­tos de en­tra­da: in­fra­es­truc­tu­ra in­te­li­gen­te, edi­fi­cios in­te­li­gen­tes, ho­ga­res in­te­li­gen­tes, se­gu­ri­dad in­te­li­gen­te, ener­gía in­te­li­gen­te y mo­vi­li­dad in­te­li­gen­te. Esa es una de las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes de un es­tu­dio de Bank of Ame­ri­ca (“A trans­for­ming world: smart ci­ties”).

De acuer­do al in­for­me del ban­co es­ta­dou­ni­den­se, pa­ra 2030 el avan­ce po­dría lle­gar a US$3,5 bi­llo­nes, da­do que pa­ra ese año, só­lo las in­ver­sio­nes en mo­vi­li­dad in­te­li­gen­te sig­ni­fi­ca­rán US$1,5 bi­llo­nes, mien­tras que el mer­ca­do de los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes se­rá de US$405 bi­llo­nes. “An­ti­ci­pa­mos un gran cre­ci­mien­to pa­ra: 5G, in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, au­to­ma­ti­za­ción de edi­fi­cios, big da­ta, cloud, ci­ber­se­gu­ri­dad, y vehícu­los eléc­tri­cos y au­tó­no­mos, en­tre otras áreas”, des­ta­can los eco­no­mis­tas del Bo­fA en­ca­be­za­dos por Sarb­jit Nahal, di­rec­tor de in­ver­sión te­má­ti­ca del ban­co es­ta­dou­ni­den­se.

Se­gún el in­for­me, las ciu­da­des más in­te­li­gen­tes son en­ca­be­za­das por Sin­ga­pur, que se ca­rac­te­ri­za por sus avan­ces en ser­vi­cios, es­truc­tu­ra de go­bierno, Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción (TIC), al­fa­be­ti­za­ción di­gi­tal e in­fra­es­truc­tu­ra. Es se­gui­da por Lon­dres, Nue­va York, Pa­rís y To­kio.

El ran­king del Bo­fA con­si­de­ra con­cep­tos co­mo mo­vi­li­dad, co­nec­ti­vi­dad, se­gu­ri­dad in­te­li­gen­te, trans­por­tes, in­fra­es­truc­tu­ra y ac­ce­so a re­des de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, en­tre otros.

“Hay una bue­na opor­tu­ni­dad de ne­go­cio pa­ra las smart ci­ties, ba­sa­do en pre­sio­nes de­mo­grá­fi­cas, eco­nó­mi­cas, me­dioam­bien­ta­les y fi­nan­cie­ras”, sos­tie­nen los ana­lis­tas en el in­for­me, po­nien­do co­mo ejem­plo el rá­pi­do cre­ci­mien­to de la po­bla­ción ur­ba­na y las cam­bian­tes es­truc­tu­ras de edad; cre­cien­te com­pe­ten­cia por ca­pi­tal, ciu­da­da­nos, em­pre­sas y tec­no­lo­gía; di­fi­cul­ta­des pa­ra el uso de re­cur­sos, pre­sio­nes pre­su­pues­ta­rias y la in­ca­pa­ci­dad de la dé­bil in- fraes­truc­tu­ra de mu­chas ciu­da­des pa­ra ha­cer fren­te al rá­pi­do cam­bio so­cio­eco­nó­mi­co.

El ca­so de San­tia­go

La me­di­ción de Bank of Ame­ri­ca no in­clu­ye a San­tia­go en­tre las ciu­da­des más in­te­li­gen­tes, porque que a jui­cio de los ex­per­tos continúan exis­tien­do ma­te­rias pen­dien­tes. “En el ca­so de San­tia­go, si bien he­mos vis­to sos­te­ni­dos avan­ces en al­gu­nos as­pec­tos, los desafíos per­ma­ne­cen en al­gu­nas áreas: me­dioam­bien­te y ener­gía, res­pec­to al óp­ti­mo ma­ne­jo de re­si­duos y aguas, al uso ener­gé­ti­co de­fi­cien­te, a la al­ta emi­sión de CO2 y a la con­ta­mi­na­ción acús­ti­ca”, ex­pli­ca Juan Luis Nú­ñez, ge­ren­te ge­ne­ral de Fun­da­ción País Di­gi­tal.

Pa­ra Mar­tín Ti­ro­ni, so­ció­lo­go y aca­dé­mi­co de la Es­cue­la de Di­se­ño UC: “En es­te mo­men­to hay una in­te­li­gen­cia tec­no­ló­gi­ca bas­tan­te des­ple­ga­da, pe­ro fal­ta una in­te­li­gen­cia po­lí­ti­ca pa­ra go­ber­nar esos da­tos y trans­for­mar­los en in­for­ma­ción re­le­van­te y opor­tu­na pa­ra la ciu­dad”.

Des­de IDC Chi­le afir­man que aho­ra es el mo­men­to en que se tie­nen que de­fi­nir los as­pec­tos cla­ve pa­ra av an­zar ha­cia un mo­de­lo de ciu­dad in­te­li­gen­te, los que de­bie­ran con­si­de­rar: la uni­dad de me­di­ción del plan a im­ple­men­tar, ca­da cuán­to tiem­po se va a me­dir, qué áreas del go­bierno van a par­ti­ci­par y có­mo se van a coor­di­nar los di­fe­ren­tes ac­to­res. “En ge­ne­ral, pa­ra que un pro­yec­to de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas pa­se del ta­ble­ro de di­se­ño a un plan con­cre­to, es ne­ce­sa­rio que en pri­mer lu­gar se de­fi­na una se­rie de ob­je­ti­vos que la ciu­dad desea cum­plir y lue­go pen­sar en los si­guien­tes as­pec­tos pa­ra ca­da uno de ellos”, ex­pli­ca Die­go Ane­si­ni, re­search di­rec­tor La­tin Ame­ri­ca IDC Chi­le.

Por otro la­do, tam­bién exis­ten otras me­di­cio­nes que sí con­si­de­ran a San­tia­go y apun­tan que es la ciu­dad más in­te­li­gen­te de La­ti­noa­mé­ri­ca. El ran­king Ci­ties in Mo­tion de la IESE Bu­si­ness School des­ta­ca a la ca­pi­tal de Chi­le co­mo la más “smart” de la re­gión, la si­guen Bue­nos Ai­res, Medellín, Ciu­dad de Mé­xi­co y Mon­te­rrey.

En tan­to, el Pro­gra­ma Es­tra­té­gi­co San­tia­go Ciu­dad In­te­li­gen­te, desa­rro­lla­do en con­jun­to con Corfo, es otra ini­cia­ti­va que busca con­ver­tir a San­tia­go en la ca­pi­tal más avan­za­da en es­ta ma­te­ria de Amé­ri­ca La­ti­na y en un re­fe­ren­te a ni­vel mundial, en mo­vi­li­dad, se­gu­ri­dad y me­dio am­bien­te. ℗

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.