Bit­coin se re­cu­pe­ra tras caí­da ini­cial por crea­ción de su ver­sión pa­ra­le­la

Des­de que se creó, bit­coin cash tar­dó seis ho­ras en co­men­zar a fun­cio­nar por los po­cos “mi­ne­ros” que se han su­ma­do a ex­plo­tar­la.

Pulso - - EMPRESAS & MERCADOS -

— Esta se­ma­na vio la luz una nue­va crip­to­mo­ne­da, o di­vi­sa vir­tual. Se tra­ta de bit­coin cash, una es­pe­cie de mo­ne­da ge­me­la del bit­coin que apro­ve­chó que la comunidad de desa­rro­llo del ori­gi­nal adop­ta­ra una ac­tua­li­za­ción de soft­wa­re co­no­ci­da co­mo Se­gWit2x.

Des­de el mar­tes, el bit­coin acu­mu­la­ba una caí­da de 6,78%, sin em­bar­go, ayer re­cu­pe­ró te­rreno y ce­rró con un avan­ce de 3,36%.

Los crea­do­res de esta nue­va di­vi­sa vir­tual son un grupo de “mi­ne­ros chi­nos”, miem­bros de una comunidad de bit­coin que lan­za­ron una pro­pues­ta con el ob­je­ti­vo de ace­le­rar las transac­cio­nes rea­li­za­das con esta crip­to­mo­ne­da.

El ob­je­ti­vo de la di­vi­sión fue li­be­rar la mo­ne­da, lo que per­mi­ti­rá un ma­yor nú­me­ro de transac­cio­nes que agi­li­za­rán el mer­ca­do y ade­más ra­len­ti­za­rá la re­va­lo­ri­za­ción de la crip­to­mo­ne­da. La prin­ci­pal di­fe­ren­cia que tie­ne fren­te a su “her­ma­na” es su ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to, ya que bit­coin cash acu­mu­la 8MB de da­tos lo que per­mi­te rea­li­zar más transac­cio­nes en un tiem­po me­nor.

Des­de que se creó, bit­coin cash tar­dó seis ho­ras en co­men­zar a fun­cio­nar; lo que se de­be se­gún ex­per­tos en crip­to­mo­ne­das por los po­cos “mi­ne­ros” que se han su­ma­do a esta nue­va di­vi­sa vir­tual.

A pe­sar de es­te anun­cio, bit­coin con­ti­núa en al­za, prin­ci­pal­men­te por su va­lor co­mo pro­duc­to re­fu­gio al no de­pen­der de nin­gún ban­co cen­tral, co­mo afir­man sus de­fen­so­res. Por lo tan­to, no pue­de in­ter­ve­nir en su co­ti­za­ción, co­mo sí han he­cho la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos con el dó­lar y el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo con el eu­ro y sus res­pec­ti­vos pro­gra­mas de es­tí­mu­los.

Ade­más, bit­coin no se pue­de du­pli­car ni fal­si­fi­car, las crip­to­mo­ne­das emi­ti­das son las que hay: es im­po­si­ble in­ven­tar bit­coins. Es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas uni­das a la ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca, pro­vo­ca­da prin­ci­pal­men­te por la elec­ción de Trump y el Bre­xit, han im­pul­sa­do la es­ca­la­da de esta di­vi­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.