Ca­li­dad ver­sus com­ple­ji­dad en uni­ver­si­da­des

Pulso - - OPINION - SER­GIO OLAVARRIETA El au­tor es vi­ce­de­cano Fa­cul­tad de Eco­no­mía y Ne­go­cios Uni­ver­si­dad de Chi­le.

UNO DE LOS su­pues­tos de la re­for­ma edu­ca­cio­nal es que la com­ple­ji­dad de las uni­ver­si­da­des va na­tu­ral­men­te a ge­ne­rar una ma­yor ca­li­dad. Sin em­bar­go, la evi­den­cia no lo ase­gu­ra, y por el con­tra­rio, in­di­ca que la ca­li­dad pro­me­dio pue­de caer. Com­ple­ji­dad uni­ver­si­ta­ria se en­tien­de bá­si­ca­men­te en dos di­men­sio­nes: 1) en las ac­ti­vi­da­des que rea­li­za pa­ra avan­zar de las ta­reas de do­cen­cia de pre­gra­do y ex­ten­sión a ta­reas de do­cen­cia de pos­gra­dos de orien­ta­ción cien­tí­fi­ca e in­ves­ti­ga­ción y 2) se re­fie­re a la di­ver­si­dad de dis­ci­pli­nas en las que par­ti­ci­pa. Las uni­ver­si­da­des com­ple­jas por ex­ce­len­cia son la U. de Chi­le y la PUC (hay otras que tie­nen ese mé­ri­to en un con­tex­to re­gio­nal y na­cio­nal). No se tra­ta de crear uni­ver­si­da­des más com­ple­jas por- que sí, sino evi­tar en pri­mer lu­gar que sean de ma­la ca­li­dad en las ta­reas que ac­tual­men­te rea­li­zan. La ley ac­tual im­pe­di­ría so­lu­cio­nes na­tu­ra­les, co­mo que uni­ver­si­da­des en­fo­ca­das en do­cen­cia de po­cas ca­rre­ras, en vez de es­pe­cia­li­zar­se en ha­cer­lo bien, for­ta­le­cien­do su ca­li­dad do­cen­te tu­vie­ran que in­ver­tir los es­ca­sos re­cur­sos dis­po­ni­bles en más com­ple­ji­dad. Se pue­de ar­gu­men­tar que par­te de los pro­ble­mas del sis­te­ma uni­ver­si­ta­rio es una elección erra­da y ex­ce­si­va de com­ple­ji­dad por par­te de al­gu­nas uni­ver­si­da­des. El efec­to no­ci­vo de es­ta con­fu­sión se ex­pan­de con las creen­cias im­plí­ci­tas de la ley res­pec­to de las bon­da­des de la re­gu­la­ción ver­sus la au­to­no­mía de las uni­ver­si­da­des. Las uni­ver­si­da­des com­ple­jas más com­pe­ti­ti­vas lo son en gran par­te por la au­to­no­mía que han te­ni­do; por lo tan­to, for­zar a uni­ver­si­da­des que se con­vier­tan en com­ple­jas es lo con­tra­rio a co­mo sur­gie­ron las dos me­jo­res uni­ver­si­da­des. Y lo peor es que es­te sis­te­ma pue­de aten­tar con­tra las prin­ci­pa­les for­ta­le­zas de esas uni­ver­si­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.