Par­ti­dos no cum­plen pla­zo au­to­im­pues­to por Pi­ñe­ra y de­ci­den al­can­ces de su in­ter­ven­ción

Co­lec­ti­vi­da­des co­mo Evó­po­li pi­den una me­dia­ción del ex Pre­si­den­te de for­ma vin­cu­lan­te. RN ase­gu­ró que las ne­go­cia­cio­nes ya ter­mi­na­ron y aho­ra es­tán a la es­pe­ra de so­lu­cio­nar la pla­ni­lla par­la­men­ta­ria con “res­pi­ra­dor ar­ti­fi­cial”.

Pulso - - ACTUALIDAD&POLITICA - J.M. OJE­DA/A. SE­PÚL­VE­DA

—“Proponemos que sea Se­bas­tián Pi­ñe­ra quien ac­túe con un man­da­to de los cua­tro par­ti­dos uti­li­zan­do en­cues­tas de opi­nión”. Así ter­mi­na­ba una car­ta que en­via­ron el do­min­go el pre­si­den­te de Evó­po­li, Fran­cis­co Un­du­rra­ga, y el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del par­ti­do, An­drés Mo­li­na, a los ti­mo­ne­les del blo­que y al pro­pio ex man­da­ta­rio. Es­to, lue­go de que ese mis­mo día las ne­go­cia­cio­nes par­la­men­ta­rias de los cua­tro par­ti­dos de Chi­le Va­mos lle­ga­ran a su peor pun­to. Tan­to así que el can­di­da­to del con­glo­me­ra­do sus­pen­dió la tra­di­cio­nal reunión de los lu­nes en su ofi­ci­na con las co­lec­ti­vi­da­des.

Con ese áni­mo, los ti­mo­ne­les y se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les de la coa­li­ción se jun­ta­ron en su reunión de coor­di­na­ción po­lí­ti­ca se­ma­nal. Ahí las co­lec­ti­vi­da­des no dis­cu­tie­ron so­bre los cu­pos o dis­tri­tos en pug­na, sino que so­la­men­te se de­di­ca­ron a de­ba­tir so­bre la car­ta de Evó­po­li y si co­rres­pon­de o no que el ex Pre­si­den­te en­tre­ven­ga.

“Lo de hoy día ya son los úl­ti­mos pa­ta­leos y es­ter­to­res del ca­dá­ver y por lo tan­to lo que va que­dan­do es re­sol­ver es­te asun­to con res­pi­ra­dor ar­ti­fi­cial y el res­pi­ra­dor ar­ti­fi­cial pa­re­ce que es la me­dia­ción del can­di­da­to pre­si­den­cial”, afir­mó el dipu­tado y pre­si­den­te de RN, Cris­tián Monc­ke­berg. El ti­mo­nel agre­gó que “nos que­da has­ta el día 21 pa­ra lle­gar a un acuer­do”. Es­to de­bi­do a que Chi­le Va­mos no pu­do cum­plir con el pla­zo que les fi­jó Pi­ñe­ra y que ven­cía el do­min­go, por lo que el úni­co lí­mi­te que les que­da aho­ra es la fe­cha fi­ja­da por el Ser­vel pa­ra ins­cri­bir las can­di­da­tu­ras par­la­men­ta­rias.

El aban­de­ra­do pre­si­den­cial es­tá preo­cu­pa­do por la for­ma en có­mo se han lle­va­do las ne­go­cia­cio­nes y la in­ca­pa­ci­dad de la coa­li­ción que li­de­ra de lle­gar a un con­sen­so.

A pe­sar de to­da la de­mo­ra, los par­ti­dos no han per­di­do el tiem­po y al­gu­nos co­mo la UDI ya es­tán pre­pa­ran­do trá­mi­tes ad­mi­nis­tra­ti­vos de sus can­di­da­tos co­mo por ejem­plo sus de­cla­ra­cio­nes de patrimonio e in­tere­ses. En Evó­po­li in­clu­so ya hay can­di­da­tos que ten­drían sus equi­pos y grá­fi­cas de cam­pa­ña lis­tos es­pe­ran­do el cie­rre de la pla­ni­lla pa­ra ha­cer­los pú­bli­cos.

Las pa­la­bras de Monc­ke­berg son re­fle­jo de la com­ple­ji­dad a la que ha lle­ga­do es­te te­ma. Por eso la se­na­do­ra y ti­mo­nel de la UDI, Jac­que­li­ne Van Rys­sel­berg­he, apro­ve­chó de ha­cer un lla­ma­do a sus pa­res de par­ti­do acla­ran­do que ven­ti­lar los con­flic­tos y ne­go­ciar los cu­pos a tra­vés de la pren­sa “ten­sio­na aún más las po­si­bi­li­da­des de lle­gar a un acuer­do”. Ade­más, la se­na­do­ra ba­jó las ex­pec­ta­ti­vas de Pi­ñe­ra res­pec­to de con­tro­lar am­bas cá­ma­ras del Con­gre­so al acla­rar que el nue­vo sis­te­ma elec­to­ral fue di­se­ña­do pa­ra ha­cer “vir­tual­men­te im­po­si­ble te­ner ma­yo­ría en la Cá­ma­ra y en el Se­na­do”.

En la ci­ta de ne­go­cia­ción la so­li­ci­tud de Evó­po­li só­lo ge­ne­ró más di­vi­sio­nes. Tan­to así que ayer los par­ti­dos nue­va­men­te no fue­ron ca­pa­ces de lle­gar a acuer­do y las co­lec­ti­vi­da­des que­da­ron con la mi­sión de con­sul­tar­le a sus ór­ga­nos in­ter­nos la per­ti­nen­cia y los al­can­ces que de­bie­ra te­ner la me­dia­ción del ex man­da­ta­rio.

RN lo de­ci­dió en su reunión de di­rec­ti­va. Ahí se in­cli­na­ron por la op­ción de que sea Pi­ñe­ra quien in­ter­ven­ga pa­ra ce­rrar la lis­ta. Así lo con­fir­mó el dipu­tado y vi­ce­pre­si­den­te, Gonzalo Fuen­za­li­da, quien ase­gu­ró que “te­ne­mos al­re­de­dor de diez dis­tri­tos que pre­sen­tan pro­ble­mas” y que en ellos el ex Pre­si­den­te “tie­ne que to­mar una de­ci­sión o in­ter­ve­nir” en ba­se a en­cues­tas y al “pe­so que tie­nen los par­ti­dos”.

En la UDI, el par­ti­do con­vo-

“Na­die los va a per­do­nar si no se po­nen de acuer­do”.

SE­BAS­TIÁN PI­ÑE­RA

có a su co­mi­sión po­lí­ti­ca am­plia­da pa­ra dis­cu­tir el asun­to y el PRI a los on­ce miem­bros de su di­rec­ti­va central. Al cie­rre de es­ta edi­ción am­bas ins­tan­cias se­guían se­sio­nan­do, pe­ro se es­pe­ra­ba que op­ta­ran por evi­tar la in­ter­ven­ción del ex man­da­ta­rio.

Hoy los par­ti­dos vol­ve­rán a re­unir­se y se es­pe­ra que se de­ci­da cuál se­rá el ve­re­dic­to fi­nal so­bre el ar­bi­tra­je de Pi­ñe­ra.P

ZPi­ñe­ra en en­tre­vis­ta con ra­dio Coope­ra­ti­va vol­vió a en­du­re­cer su tono con­tra los par­ti­dos reite­ran­do que es su de­ber de lle­gar a acuer­do y que “na­die los va a per­do­nar” si no lo ha­cen.

Can­di­da­to pre­si­den­cial de Chi­le Va­mos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.